Razones por las que el Ibex lo hará mejor que el EuroStoxx en 2018

Por Ignacio Méndez, director de Análisis de Mirabaud Securities en España

Ya llevamos muchos años en los que un gran número de inversores han decidido ampliar su universo de inversión a la bolsa europea y, por ende, reducir su exposición a España. Desde un punto de vista de diversificación de riesgo es, en nuestra opinión, una decisión apropiada, como ya se demostró hace años con la crisis de deuda española.

Pero la diversificación también provoca que se tengan que tomar decisiones. Al fin y al cabo, al inicio del año los inversores tenemos que preguntarnos si en 2018 deberíamos mantener nuestra exposición a bolsa europea o, por el contrario, se va comportar mejor el Ibex. Desde Mirabaud Securities pensamos que, efectivamente, en 2018 la bolsa española debería tener un mejor comportamiento que la mayoría de los índices europeos. Hay muchas razones para que esto se produzca.

Dentro de un entorno macro global muy positivo para la renta variable, el escenario macroeconómico del Ibex es mejor que el de sus homólogos europeos, gracias a que España es uno de los países que más crece dentro de la eurozona y donde, además, hay que añadirle el buen momento macro que hay Latinoamérica, especialmente en Brasil. No hay que olvidar que Latam ha sido el gran factor diferencial de la bolsa española frente a Europa en los últimos 20 años, tanto a favor como en contra.

La mayor incertidumbre sobre el escenario macro español residía en el impacto que podría tener el conflicto catalán en el crecimiento del PIB, dudas que, en gran parte, se han disipado con la publicación de la estimación del PIB del 4T17 por parte del Banco de España, donde se ha constatado que los efectos del conflicto sobre la economía española han sido escasos.

Históricamente, un entorno de dólar débil ha provocado que la bolsa española lo haga mejor que Europa, gracias al impacto positivo que la debilidad de la divisa norteamericana tiene en la economía latinoamericana y por el menor peso que tiene el sector exportador en el Ibex frente a otros índices europeos.

También nos gustaría destacar que empezamos el ejercicio con el Ibex cotizando con descuento en términos de PER contra el Eurostoxx 50. En los últimos 15 años, el Ibex únicamente ha tenido un PER menor que la bolsa europea en tres momentos muy puntuales: durante el “corralito” en Argentina; en la crisis de deuda periférica; y hoy. Como hemos señalado anteriormente, en términos históricos, la actual debilidad del dólar y el buen momento macro en Latinoamérica deberían haber provocado que el Ibex cotizase con cierta prima frente a Europa y, sin embargo, está cotizando con descuento.

Creemos que gran parte de que el Ibex haya empezado el año cotizando con descuento frente a Europa ha sido la incertidumbre que se ha generado en Cataluña, que se reflejó en el mal comportamiento relativo durante la segunda mitad de 2017. Aunque sigue siendo difícil predecir el devenir del conflicto hay dos razones para ser razonablemente optimistas: el escaso impacto macro que hasta ahora ha tendido y la situación política actual de absoluto bloqueo, que no beneficia a nadie, y creemos que invita a pensar que se buscarán maneras de salir del mismo.

El principal factor que podría cambiar el devenir de las bolsas en el corto plazo es un cambio de las expectativas de tipos con el BCE retirando estímulos antes de lo esperado. Creemos que en este escenario el Ibex debería también tener un comportamiento positivo frente a las bolsas europeas, gracias al elevado peso del sector financiero en España y a la alta sensibilidad positiva de las entidades españolas a los movimientos al alza de tipos.

En Mirabaud Securities creemos que 2018 será un buen año para la renta variable española y un momento óptimo para que el Ibex recupere gran parte del potencial que perdió en los años de crisis y que aún no se ha logrado recuperar. Expectativas en la macro global, europea, doméstica y latinoamericana muy positivas, unas estimaciones de beneficios conservadoras, múltiplos para el Ibex por debajo de medias históricas, riesgo político decreciente… Creemos que los riesgos a la baja son limitados y vemos un Ibex subiendo hasta niveles de 12.000 puntos.

 

Esta entrada fue publicada en Análisis fundamental, Estrategia, General, Renta variable. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.