¿Apostar por las apuestas?

Por John Plassard, experto en inversiones de Mirabaud & Cie
Con la revolución digital en pleno apogeo y la relajación de las regulaciones gubernamentales sobre juegos de azar, la industria de las apuestas deportivas ha experimentado una transformación dinámica y se ha convertido en uno de los sectores de más rápido crecimiento en el mundo, con un inmenso potencial tanto para los apostadores como para el negocio de las apuestas deportivas en sí. No obstante, el sector se enfrenta a muchos vientos en contra por sus aspectos más controvertidos, lo que está llevando a varios fondos de cobertura a vaticinar la caída de muchos valores relacionados.

En los últimos años, y exceptuando los países donde las apuestas están prohibidas, la industria ha creado inmensas oportunidades para que los jugadores participen en y desde cualquier parte del mundo a través de plataformas digitales. El sector mundial de las apuestas deportivas tiene la mayor participación de mercado en la industria general del juego online y representa más del 40% de los ingresos generados por los juegos de azar a nivel mundial.

El mercado mundial de juegos de azar se valoró en 53.700 millones de dólares en 2019 y se espera una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 11,5% de 2020 a 2027. La alta penetración de Internet y el creciente uso de teléfonos móviles para apostar online impulsan este mercado y factores como la facilidad de acceso a los juegos online, su legalización y aceptación cultural, los cada vez más habituales patrocinios corporativos, y el apoyo de celebridades también están contribuyendo al crecimiento del mercado. A eso se suma el impulso extra al mercado global que supone la creciente disponibilidad de lucrativas aplicaciones móviles para apostar online.

El sector, además, se ha visto beneficiado por la pandemia Covid-19. Mientras empresas líderes de numerosos sectores de actividad, muchos ligados al ocio, están colapsando por el parón mundial de la economía, gran parte de la ciudadanía ha acudido a las apuestas deportivas en busca de entretenimiento y distracción, especialmente cuando las grandes ligas profesionales se involucraron en serio el año pasado. La reapertura gradual de las economías, y especialmente de los estadios, contribuirá a un crecimiento significativo del sector en 2021 y los años posteriores.

El desarrollo de nuevas tecnologías también está impulsando el crecimiento de la industria. Muchas empresas están integrando la tecnología blockchain en sus negocios de juegos online para garantizar la transparencia de las actividades de juego y proporcionar una experiencia de usuario mejorada. Además, las plataformas de juego basadas en blockchain están descentralizadas y están libres de la influencia de terceros.

El uso de procesos digitales y la creciente demanda de los apostadores impulsarán el crecimiento de la industria de los juegos de azar online y se espera que las principales empresas de apuestas deportivas de todo el mundo logren mayores ingresos en un futuro próximo. Entre los muchos actores del sector podíamos destacar Penn National Gaming, Caesars Entertainment, Churchill Downs, Flutter Entertainment, 888 Holdings o Flutter Enter (ex-Paddy Power).

Pero el lado oscuro de las apuestas deportivas (arreglo de partidos, corrupción, crimen organizado, etc.) tiene un impacto directo en su imagen y, por extensión, en su desarrollo. Ante esta amenaza, las organizaciones deportivas han reaccionado creando estructuras y mecanismos de seguimiento con los que han establecido relaciones jurídicas específicas. Los legisladores también han seguido la tendencia de regular (o incluso penalizar) las apuestas deportivas y el arreglo de partidos.

En la actualidad, la mayoría de las autoridades nacionales están desarrollando legislación para regular el sector. También cabe señalar que el ciberdelito en el sector está aumentando a un ritmo acelerado. La manipulación de señales a través de aplicaciones falsas y la piratería basada en aplicaciones son algunas de las preocupaciones que obstaculizan el crecimiento del mercado. Además, el juego compulsivo puede afectar la salud y las relaciones personales de una persona, lo que puede generar depresión o endeudamiento. Antes de realizar cualquier inversión en empresas de la industria de las apuestas online es fundamental monitorizar el aspecto ESG del sector para evitar sorpresas.

Esta entrada fue publicada en Análisis fundamental, Empresas, General, Large caps, Renta variable, RV EEUU. Guarda el enlace permanente.