El futuro pasa por las renovables

Por Álvaro Navarro, analista senior de Mirabaud Securities España

El aumento de la población mundial en los próximos 20 años, estimado en más de 1.500 millones de habitantes, y la progresiva electrificación de la economía harán que el consumo de energía mundial crezca exponencialmente. Un marco en el que las energías renovables serán las protagonistas, revelando el objetivo de multiplicar por más de 3 su capacidad hasta superar los 9 TW en 2040.

El compromiso y apoyo a nivel mundial para mitigar el cambio climático y las mejoras de eficiencia y competitividad de las tecnologías renovables, que irán desplazando a los hidrocarburos, ayudan a que el futuro energético pase, casi sin ninguna duda, por las compañías que ponen el foco en tales tecnologías renovables.

Acometer el plan de transición energética en España, un país que “funciona” con hidrocarburos importados (74% del consumo primario de energía), exigirá una inversión superior a 241.000 millones de euros. Es necesario acelerar la gestión energética con renovables si se quiere cumplir el objetivo del gobierno: introducir 57 GW de potencia renovable hasta 2030, triplicando la solar fotovoltaica y aumentando un 80% la eólica. El proyecto exigirá una inversión de más de 90.000 millones de euros en renovables y contará con el apoyo financiero de la UE. España recibirá cerca del 19% de los fondos de recuperación (unos 72.000 millones de euros), que irá en gran parte destinado a este plan. Fiscalidad y derechos de emisión también irán a favor, en detrimento de los hidrocarburos.

En este marco favorable, compañías como Acciona, Iberdrola, Endesa, Naturgy, Solaria, Solarpack, Soltec, Grenergy o Greenalia, así como grandes cotizadas que suman propuestas de energía renovable a su oferta de servicios, como Repsol, ENCE o Global Dominion, han reforzado sus objetivos de renovables y se configuran como valores de los que hay que hacer un exhaustivo seguimiento y análisis, porque serán muy importantes para los inversores en la próxima década. Más cuando advertimos una total sintonía entre ellas y el regulador (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico -MITECO-), algo que resulta clave a la hora de ejecutar inversiones, otorgando las máximas garantías al plan de transición energética y por tanto, eliminando incertidumbres regulatorias para el inversor.

La evolución de los valores expuestos al sector de renovables ha mostrado una evolución extraordinaria en los últimos meses y se observa una fuerte revalorización bursátil de estas compañías, con varias de ellas próximas a máximos históricos. Los múltiplos EV/EBITDA y P/BV de los productores independientes de electricidad (IPP) y de las YieldCos marcan máximos de la última década.

Además, España está en el foco de operaciones corporativas a múltiplos elevados. El sector está atrayendo elevadas inversiones, no solo de operadores eléctricos, también de fondos de inversión. Los activos o compañías difieren en su vida media, regulación aplicable, pipelines… pero, en todos los casos, resultan evidentes los elevados múltiplos pagados. El alto interés por los activos de renovables en España supone un soporte importante a las valoraciones de las compañías. Y la actividad, de momento, continuará.

Es importante destacar en este punto que, en estos precios, no solamente se valora la potencia instalada sino también el valor de los pipelines, que dependerá principalmente de la visibilidad de los mismos atendiendo a su nivel de avance por derechos de conexión a la red,

contratos sobre los terrenos, financiación y visibilidad de los precios de la venta de energía. La mayor parte de las compañías estiman una creación de valor para los próximos años que supera los 200 pb respecto al coste medio de su deuda (TIR-WACC). Aquellas que ofrecen visibilidad y capacidad de ejecución para cumplir con sus objetivos están viendo cómo el mercado premia su esfuerzo. En la medida en que se mantenga esta tendencia, el conjunto del sector se verá favorecido.

El sector de renovables goza de perspectivas positivas y ve cómo sus activos son cada vez más suculentos para el apetito inversor, atraído por su rentabilidad y visibilidad a largo plazo. Las tecnologías solar fotovoltaica y eólica, especialmente offshore, serán las más beneficiadas.

Esta entrada fue publicada en Análisis fundamental, Empresas, Large caps, Macro, Renta variable. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.