‘Quo Vadis’, mercado

Por Jordi Martret, Socio Finance Academy. Director Inversiones Norz Patrimonia EAF S.L.

Medio mundo esta esperando que el mercado vuelva a romper los mínimos de marzo y entonces comprar, pero ¿es posible que los mínimos ya los hayamos visto? Muy posiblemente sí…

Que esta situación va a ocasionar una recesión económica hoy en día es indiscutible, pero veamos qué consecuencias ya ha ocasionado la actual crisis del Covid-19.

Existe pánico en los gobiernos a repetir una recesión y además estamos en pleno año electoral en los EEUU, tras la retirada de Michael Bloomberg y Bernie Sanders no se ve a nadie con suficiente carisma para evitar que Trump salga reelegido, por tanto, lo único que parece amenazar su reelección es la economía y no hay duda de que hará todo lo que sea necesario para salir reelegido.

Mientras, en Europa, aunque dentro de la UE parece que se repiten peleas, la realidad es que ya sea a nivel europeo o local país a país, se están movilizando políticas fiscales expansivas nunca vistas desde el Plan Marshall.

En EEUU también se van a imponer planes de infraestructuras y de inversiones de todo tipo y ademas la Reserva Federal (Fed) ha comenzado ya desde el inicio de la crisis a poner en marcha políticas monetarias ultra expansivas. El Banco Central Europeo (BCE) va a ampliar todo lo que sea necesario sus programas de expansión cuantitativa, el Banco de Japón, el Banco Popular de China, el Banco de Inglaterra… Entre todos vamos a ver una avalancha de dinero en circulación nunca vistas con los balances de los bancos centrales inflados en una especie de locura monetaria y fiscal que seguro dentro de 100 años se estudiará con detenimiento, porque no tengan ninguna duda que en 100 años seguiremos aquí, bueno la humanidad, nosotros creo que no… Me gustaría viajar en el tiempo para saber cómo se pagará todo esto, o quizás en 100 años el new normal es tener un 200% de deuda sobre PIB, a estas alturas y con lo que hemos visto en los últimos 15 años un servidor ya se cree todo.

Bueno, volviendo al presente, pongamos todos estos factores en una cocktelera y además añadan tipos negativos en Europa los próximos 10 años y en EEUU tipos muy bajos y quizás también negativos con auténticos océanos de liquidez. ¿En qué invertir?

Ahora existe una ventana con bonos corporativos y High Yield que seguramente dará una rentabilidad buena en los próximos 24 meses, pero ya sabemos qué pasará con esos diferenciales de crédito con los bancos centrales en actitud compradora. Desde la crisis del 2008, la subida de la bolsa global ha estado directamente correlacionada con los aumentos de los balances de los Bancos Centrales. Ese va a ser el principal soporte para los mercados en los próximos años. Como reza la conocida frase en las esferas financieras que hace referencia a la fuerte influencia de la política monetaria, “don’t fight the Fed”.

Uno de los errores más comunes del inversor es confundir bolsa con economía, es muy habitual el comentario de “yo comenzaré a invertir cuando comencemos a ver que la situación mejore…”. Bueno, cuando ese momento llegue seguro que ya te has perdido una parte muy importante de la recuperación que hayan vivido los mercados.

En la crisis del 2008 el S&P 500 marcó su mínimo en marzo del 2009. La economía en ese momento estaba muy lejos (¡sobretodo en España!) de tocar fondo, en Europa todavía teníamos que pasar la crisis de deuda del 2011. Adivinar los mínimos de mercado es muy difícil y seguro que todavía nos quedan semanas o meses de elevadas dosis de volatilidad e incertidumbre, pero si creemos que volveremos con el tiempo a una cierta normalidad las carteras deben de hacerse en momentos como estos.

Eso sí, se deberían elegir compañías con baja deuda y elevada generación de caja y, sobre todo, se debería evitar el típico error del inversor patrio, centrarse en la bolsa española o europea, si su asesor no piensa en global cámbielo.

Esta entrada fue publicada en Análisis fundamental, Bancos centrales, Estrategia, General, Macro, Renta variable, RV EEUU, RV España. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.