Oportunidad en bolsa en el sector inmobiliario: “De la memoria al presente”

Miguel Ángel Ruiz, analista colaborador de ActivTrades

Apenas hace unos años se daba barra libre a la hora de vender viviendas. Se podría hablar de “tiempos al alza” donde los compradores en avalancha se dirigían a las propiedades en venta, principalmente por miedo a que al mes siguiente hubieran subido los precios de las mismas.

Los créditos hipotecarios se llevaban a cabo de manera muy accesible y en las mismas agencias inmobiliarias no había estructuras, ni mucho menos fórmulas para vender; “simplemente no eran necesarias”, porque no había que vender, sino que se compraba directamente.

Hoy sin embargo los compradores no tienen ninguna prisa y existen muchas opciones donde elegir su futura vivienda y cumpliendo además todas sus expectativas.

Por tanto, ya nada será como antes en este sector. El agente o agencia que quiera sobrevivir en esta jungla debe proceder a cambiar su mentalidad de gestión para adaptarla a esta implacable realidad de cambios, muchos de ellos fruto de la tecnología y la poderosa digitalización que absorbe todas las ópticas del sector inmobiliario.

El nuevo escenario exige a los agentes o agencias que se conviertan en “forenses inmobiliarios” capaces de dar información a los clientes mucho más allá de lo típico, ampliándolo al ámbito financiero o jurídico fiscal.

El mayor avance pues en la profesionalización de este sector viene determinado por la formación integral, es decir, programas de capacitación y entrenamiento comercial, planes de carrera, herramientas de marketing digital y tecnología de gestión global.

Parte de este éxito ya lo están asumiendo mercantiles españolas de la talla de Inmobiliaria Colonial. En lo que va de año, las acciones de la entidad llevan una revalorización de un 50% y todo ello sin hacer prácticamente ruido de mercado. En lo que respecta al análisis técnico, cabe destacar una impoluta tendencia alcista dentro de un canal de libro, pero además en una sucesión de máximos y mínimos crecientes que mantienen a la firma en el rumbo a la conquista de nuevos picos. Por el momento los precios han coqueteado en la banda alta del canal y podría existir una corrección lógica de los mismos sobre el soporte de corto plazo de los 11,26 euros. La pérdida de este nivel podría conducir a la acción al siguiente punto de inflexión o directriz alcista que se forma en la zona de los 10,83 euros, que no significa que la llegada a esa zona suponga un cambio de tendencia, al menos por el momento.

En la zona euro, concretamente en Alemania, hay que resaltar la labor que viene desempeñando la mercantil Vonovia, claramente adaptada a las nuevas necesidades del sector. Esta mercantil ha sido capaz de demostrar una fórmula de éxito, satisfaciendo las necesidades de un parque extenso de viviendas a precios razonables en alquiler y encima con una manera de canalizar el ahorro de los inversores, sin tener que asumir los riesgos que puede traer consigo la inversión inmobiliaria, si ésta es realizada de forma aislada.

Sus cifras son espectaculares, con más de 400.000 viviendas en alquiler, gestiona un patrimonio superior a los 33.000 millones de euros. Vonovia tiene una capitalización bursátil superior a los 21.800 millones de euros, demostrando también su valía, pasando prácticamente inadvertida. La alemana, está dentro de un posible movimiento correctivo en sus precios que se apoyan en el soporte de los 46,08 euros, zona que coincide con el 61,8% de retroceso correctivo Fibonacci de toda la subida iniciada a comienzos de septiembre; situación que podría dar lugar a la creación de suelo y con ella un posible pull back a máximos históricos ubicados en los 48,89 euros.

Esta entrada fue publicada en Análisis fundamental, Empresas, Estrategia, General, Macro, Renta variable, RV España. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.