Economía

EEUU acusa a las firmas españolas de vender la aceituna un 40% más barata

  • El Gobierno y Andalucía temen que se impongan aranceles a otros productos

Los productores de aceituna negra de Estados Unidos acusan a las empresas españolas de vender el producto en el mercado norteamericano un 40% más barato que el suyo. Según ha podido saber elEconomista, esa es la principal argumentación que figura en el escrito presentado el pasado 22 de junio por las californianas Bell-Carter Foods y Musco Family Olive ante el Departamento de Comercio para solicitar la apertura de una investigación, y que se ha saldado, de momento, con la imposición provisional de un arancel para frenar la importación de aceituna española.

Estas dos compañías, unidas en la llamada Coalición para el Comercio Justo de Aceitunas Maduras, llegan a decir que son "los productores de Estados Unidos los que han desarrollado el producto" , alertando de que "si no se toman medidas de ámbito comercial acabaran desapareciendo".

En el escrito se dice expresamente que "los envíos de aceitunas maduras españolas han aumentado más del 50% en los últimos cinco años, desde aproximadamente unas 38.000 toneladas a un total de 58.000, ya que el producto importado tiene un precio un 40% o más por debajo del estadounidense".

El sector lo desmiente

Son acusaciones que el secretario general de la Asociación de Exportadores de Aceitunas de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora, niega tajantemente. Según dice, aunque es cierto que en los últimos veinte años los productores españoles se han hecho con el 33% del mercado norteamericano -las empresas locales tienen un 50% y el resto se lo dividen otros países del sur de Europa y el norte de África- "en ningún momento se ha hecho dumping" y, además, "el crecimiento en los últimos años ha sido mucho más moderado".

De acuerdo con las cifras que maneja Asemesa, en los últimos cinco años, de hecho, la exportación de aceituna negra a Estados Unidos apenas habría crecido un 8% en total. En cualquier caso, y a raíz de la petición de la firmas californianas, el Departamento de Comercio abrió una investigación aleatoria a tres empresas , imponiéndoles a cada una de ellas un arancel distinto de acuerdo con sus precios de venta. Así, a Agrosevilla y Aceitunas Guadalquivir, se les ha fijado un arancel del 2,31% y a Ángel Camacho, del 7,5%, calculándose para el resto una tasa media del 4,47%.

Menor producción

En el escrito de acusación, las compañías aceituneras de EEUU también aseguran "los precios bajos en los últimos años han forzado a los agricultores en California, donde se cultiva principalmente, a reducir su superficie cultivada de aceituna de alrededor de 23.000 acres en 2013 a 17.000 acres en 2017".

Bell-Carter Foods y Musco Family Olive llegan a manifestar incluso al Departamento de Comercio que se encuentran en una situación sin salida, ya que "no pueden subir sus precios sin perder cuota de mercado" y, por otro lado, tampoco "pueden pagar menos a los agricultores sin que la producción decaiga".

España exporta ya aceitunas al mercado americano por un importe de 200 millones de euros, de los que alrededor de 70 millones corresponden a la negra y el resto a la verde. La imposición de un arancel, que no tendrá un carácter definitivo hasta que no concluya la investigación, supone tanto para el Gobierno español, como para la Junta de Andalucía y la Comisión Europea cuestionar, sin embargo, no sólo el precio de la aceituna negra en Estados Unidos, sino todas las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

La PAC, cuestionada

Antes de participar este lunes en Madrid un acto de la Denominación de Origen Protegida Jabugo, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, reconoció en este sentido que "aunque la aceituna de mesa es ya muy importante por si sola, hay que tener en cuenta que lo que puede acabar estando cuestionado es la propia PAC y, por lo tanto, es mucho lo que tenemos que defender y por lo que hay que trabajar".

Tejerina, que reconoció que en materia de comercio exterior es Bruselas la que tiene las competencias para negociar, insistió en que las ayudas de la política agrícola son "absolutamente compatibles" con las normas establecidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC), incidiendo en que la UE es "tremendamente escrupulosa" en el "respeto" a las normas internacionales de comercio.

En la misma línea se pronuncia también Rosa Ríos, la directora general de Industrias y Calidad Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, que admite el riesgo de que "al igual que ahora se ha establecido un arancel, aunque con carácter provisional a la aceituna negra, en el futuro pueden adoptarse medidas similares con otros productos".

Al igual que la ministra de Agricultura, Ríos destaca la colaboración entre todas las administraciones para recopilar toda la información necesaria para intentar que se acabe retirando la tasa. No obstante, insiste también en que "si finalmente se acabara aprobando de forma definitiva, las empresas del sector son suficientemente competitivas como para poder seguir exportando a Estados Unidos".

Desde Asemesa, su secretario general admite que "durante años, cuando los productores españoles vendíamos sólo aceitunas verdes en Estados Unidos no hubo ningún tipo de problema, pero cuando empezamos a exportar la negra y a competir con las empresas locales es cuando surgieron las complicaciones". Fue entonces cuando ganaron cuota de mercado y los americanos denunciaron.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Jose Luis
A Favor
En Contra

Se se venden un 40% mas barataa, mejor para el consumidor, no? pero claro D.Trump no mira por el consumidor sino por las grandes corporaciones..Do you now ?

Puntuación 0
#1