Economía

La industria farmacéutica europea espera nerviosa el anuncio de la nueva sede de la EMA

Puede que parezca un cruce entre el concurso de Eurovisión, el cónclave papal y la rifa de un club social, pero una votación entre ministros de la UE el lunes podría dañar a la industria farmacéutica de Europa y afectar la salud de millones de personas.

En esta votación se aprobará la nueva sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), la cual debe dejar Londres antes de 2019, fecha en la que Reino Unido tiene previsto dejar la Unión Europea.

Gran parte de su plantilla de 900 empleados podría rechazar trasladarse a muchas de las 19 ciudades que han presentado la candidatura, avisa la EMA, y tener que sustituirlos podría significar un retraso en las aprobaciones de documentos y los controles de seguridad para los pacientes.

Sin embargo, los diplomáticos están de acuerdo en que el resultado es sumamente impredecible. Tras meses de negociaciones sobre temas sin relación con la sanidad, es probable que la sesión en Bruselas para decidir el futuro de la agencia termine el lunes de madrugada tras horas de discusiones entre votos secretos, pudiendo incluso llegar a tener que resolverse empates por sorteo.

"Nadie sabe muy bien qué es lo que va a pasar", dijo un diplomático. "Van a estar encerrados ahí durante horas... Puedes intentar asegurar algún tipo de apoyo pero es un voto secreto y no tienes forma de saber si lo que has acordado ha sido respetado".

La nueva sede de la Autoridad Bancaria Europea (ABE), con unos 160 funcionarios, también se decidirá en la reunión de los ministros de asuntos comunitarios de los 27 países miembro. Pero lo que ha provocado una intensa rivalidad entre las ciudades candidatas ha sido la promesa de que la EMA, como núcleo de la industria farmacéutica europea, traería consigo nuevos empleos y turismo a aquella ciudad que la albergase.

El alcance de la competencia es, hasta donde pueden recordar los dirigentes de la UE, no tiene precedentes. La posibilidad temprana de que el ejecutivo de la UE llegase a reducir la lista al filtrarla a través de criterios "objetivos" quedó descartada por el ansia de los estados de poder llegar a disfrutar de las ventajas de tener a la EMA en su territorio.

Milán, Ámsterdam y Barcelona han llevado a cabo una denotada campaña por la EMA. Pero hay iniciativas de otorgarle la agencia a los estados de Europa del este, cuya tardía entrada en la UE significa que albergan en sus territorios menos sedes de organismos europeos.

La capital eslovaca de Bratislava es una de las candidatas pese a que una encuesta de la EMA mostró que la mayoría de su personal podría renunciar a su puesto si la agencia se trasladase a las regiones más pobres del bloque situadas al este del continente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Bilbo
A Favor
En Contra

Eliminen a Barcelona de la lista por razones obvias. Gracias Puig Demonio.

Puntuación 3
#1
Barcelona, NOOOOO
A Favor
En Contra

Por favor, que no se la den a Barcelona.

Puntuación 3
#2
SIDONIO
A Favor
En Contra

Antes de la deriva independentista Barcelona estaba la primera para esta adjudicación.

Ahora, gracias al independentismo, todo parece indicar que hay que tacharla de la lista.

¡Gracias Puchi y Compañia por hundir a Cataluña!

Puntuación 3
#3