Economía

Economía/Empresas.- El mercado farmacéutico mundial crecerá entre un 4,5% y un 5,5% en 2009, según IMS Health

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El mercado farmacéutico mundial crecerá entre un 4,5% y un 5,5% el próximo año, un crecimiento similar a 2008, según los datos del 'Informe de Previsiones IMS 2009 sobre el sector farmacéutico y terapéutico', realizado por IMS Health.

Dicho informe, publicado anualmente, predice que las ventas mundiales de productos farmacéuticos superarán los 820.000 millones de dólares (638.163 millones de euros) en 2009, impulsadas por un crecimiento de dos dígitos en los mercados emergentes, que contrarrestará el modesto crecimiento en los mercados maduros.

Para el vicepresidente de Healthcare Insight de IMS Murray Aitken, "el único elemento de la previsión que puede introducir cierta volatibilidad es el empeoramiento de la economía mundial, en particular en los Estados Unidos, donde existe una correlación entre la disminución de crecimiento de las ventas y el empeoramiento de los índices macroeconómicos".

Al respecto, tienen la esperanza de que EE.UU. alcance unas ventas de entre 292.000 y 302.000 millones de dólares (227.248 y 235.030 millones de euros), con un crecimiento de entre un 1 y un 2 por ciento, que se verá frenado por varias razones como las nuevas patentes que caducarán, un menor número de nuevos lanzamientos de productos y por el impacto de la crisis económica.

Mientras, los cinco mayores mercados de la Unión Europea (Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido) crecerán entre un 3 y un 4 por ciento, alcanzando unas ventas de entre 162.000 y 172.000 millones de dólares (126.082 y 133.899 millones de euros), debido al creciente papel de la regulación en la tecnología sanitaria, el aumento del uso de la contratación como un medio para controlar los costes, y la descentralización de los presupuestos sanitarios.

Asimismo, se prevé un crecimiento del mercado japonés de entre un 4 y un 5 por ciento, hasta alcanzar unas ventas de entre 84.000 y 88.000 millones de dólares (65.395 y 68.510 millones de euros), debido a que no habrá una contención del gasto, y a la aprobación de una serie de medicamentos anticancerígenos, el éxito de los programas de prevención de enfermedades, y al envejecimiento de la población.

Otro de los factores del crecimiento global, será el aumento de los mercados emergentes como China, Brasil, India, Corea del Sur, México, Turquía, y Rusia que, en conjunto, crecerán entre un 14 y un 15 por ciento, hasta alcanzar unas ventas de entre 105.000 y 115.000 millones de dólares (81.745 y 89.540 millones de euros).

En estos casos, IMS Health señala que su desarrollo se deberá sobre todo al aumento del gasto público y una mayor financiación, tanto pública como privada de la asistencia sanitaria, lo que redunda en la mejora del acceso a los servicios sanitarios y a medicamentos innovadores.

"El crecimiento no es el de anteriores etapas, y puede que no sea fácil seguir creciendo, pero el camino es el indicado. La clave del éxito en este nuevo entorno será la adaptación de la industria farmacéutica a un modelo comercial en el que se deberá tener en cuenta estos hechos", advirtió Aitken.

ESPECIALIDADES TERAPEUTICAS Y GENERICOS.

En 2009 se prevé un crecimiento de entre el 8% y el 9% de las especialidades terapéuticas, cuya contribución al crecimiento total del mercado supondrá un 67%. Las especialidades biosanitarias crecerán en un 11% y un 12%, impulsadas por los productos oncológicos, que crecerán entre un 15% y un 16% de crecimiento, y las terapias del VIH, entre un 13% y un 14%.

En contraste, los productos prescritos por los médicos de atención primaria, tan sólo crecerán entre un 2% y un 3%, lo que refleja la pérdida de la exclusividad de varios de los principales productos de atención primaria y el poco efecto que han tenido los lanzamientos de nuevos productos.

Además, la aprobación de nuevos productos se mantiene en niveles bajos, comercializándose tan sólo entre 25 y 30 nuevas patentes en 2009, datos similares a los de 2008. Sin embargo, no es simplemente el número de nuevos productos, sino el limitado potencial de mercado de especialidades terapéuticas y los nuevos nichos de mercado, lo que está repercutiendo en las tasas de crecimiento, pues aproximadamente nueve de estos lanzamientos no se llevarán a cabo en los mercados de EE.UU. y de la UE.

En cuanto al mercado de genéricos, el informe muestra que sigue evolucionando. Así, productos cuyas ventas había supuesto 24.000 millones de dólares (18.686 millones de euros) en EE.UU. van a perder la patente de exclusividad en 2009 en ocho principales mercados del sector farmacéutico. Esto, advierte, "servirá para impulsar el mercado de genéricos hasta los 68.000 millones de dólares (52.944 millones de euros) en ventas".

El aumento de las ventas se ralentizará respecto a años precedentes, con un crecimiento entre el 5% y el 7%, principalmente en EE.UU. y el Reino Unido, donde la competencia en las grandes áreas terapéuticas ha provocado una guerra de precios y la reducción de los márgenes comerciales en productos genéricos.

OTRAS INTERVENCIONES.

Por otra parte, destaca que también una serie de hechos que puedan producirse en el año 2009 que tendrán que tenerse en cuenta, debido a su repercusión a largo plazo en el mercado farmacéutico.

Es el caso del aumento del control de las administraciones financiadoras y reguladoras en cuanto a la financiación y aprobación de tecnologías sanitarias. Este control se puede observar en la puesta en marcha de mayores controles contratación y reembolso en Alemania; de los controles regionales en Italia; la disminución de un 5% en los precios en el Reino Unido; una reducción, ya acordada, del 10% en los precios de una serie de marcas en Francia; y la extensión de precios de referencia en España.

Por otra parte, advierte de que debe tenerse en cuenta la utilización de bioasimiladores en hormonas de crecimiento humano y OPE en Europa; la incorporación de los genéricos en Japón; la adopción de estrategias de contratación en toda la UE; la desregulación del sector farmacéutico en Europa; e importantes cambios en las políticas de salud en los EE.UU., tras las elecciones presidenciales de noviembre de 2008.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint