Economía

Economía/Macro.- Solbes rechaza las críticas de los grupos minoritarios que denuncian la falta de bilateralidad

Responde a Montoro que el documento contempla la solidaridad, aunque reconoce que el decálogo del PP tiene algún elemento "útil"

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, rechazó hoy las críticas de los grupos minoritarios que denunciaron la falta de bilateralidad en la negociación de la nueva ley de financiación autonómica y de "respeto" hacia el contenido del Estatuto de Cataluña.

Solbes explicó que las normas deben cumplirse "armónicamente", lo que implica que es necesario mezclar la bilateralidad con la multilateralidad porque, a su juicio, de otras forma "sería imposible" llegar a un sistema "que encaje" con todas las CC.AA. "Lo multilateral no es un problema que le guste o no, es la doctrina vigente del Tribunal Constitucional del año 2007", señaló.

Durante su turno de réplica en el debate sobre la reforma del modelo de financiación autonómica que se celebró hoy en la Cámara Baja, Solbes defendió, una vez más, la validez del documento base que presentó el Ejecutivo y apostó por trabajar sobre este mismo corrigiendo los elementos que así lo requieran porque, a su juicio, "es difícil" pensar ahora en un modelo "totalmente distinto". "Un nuevo modelo sería muy difícil de plantear", señaló.

Asimismo, Solbes rechazó las acusaciones del portavoz popular, Cristóbal Montoro, que acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "hacer novillos" en esta comparecencia, al tiempo que aclaró que el Gobierno "no está confuso", sino que "tiene las ideas muy claras" en todo lo que respecta al tema de financiación autonómica.

Tampoco aceptó las críticas del 'popular' sobre la falta de solidaridad en la propuesta del Gobierno y aseguró que el Ejecutivo siempre ha hablado de "multilateralidad, bilateralidad y solidaridad", principios que, según el vicepresidente económico, aparecen en la parte inicial del documento. "Tampoco hace falta referirlo en cada párrafo", señaló.

Solbes explicó también al portavoz económico del PP que el nuevo modelo no implicará subidas de impuestos para las comunidades autónomas. "Son acusaciones que se intentan plantear para atacar al sistema, nunca lo hemos planteado", señaló. No obstante, reconoció que el decálogo que ha presentado el PP sobre la futura reforma del sistema de financiación contiene algunos elementos que pueden ser "útiles o de interés".

Por su parte, Montoro, en su segundo turno de réplica, señaló que Solbes "ha aterrizado en el problema" en un momento en el que tiene leyes por cumplir "que son incompatibles" y cuando existe "una crisis que impide introducir más recursos en el sistema de financiación". Asimismo, volvió a criticar que el ministro sólo hablara de solidaridad en el preámbulo del documento sobre las bases de la reforma de la financiación autonómica y que el resto de texto no lo hiciera. "¿Qué tipo de reparo tiene a la solidaridad para no emitirla en las bases?", preguntó Montoro

DISCRIMINACION A CATALUÑA

Por otra parte, Solbes respondió al portavoz de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, que denunciaba un trata discriminatorio hacia Cataluña, que esta comunidad recibe un trato "correcto e igual" que los demás territorios. "Parece mentira que diga esas cosas y que lo haga seriamente", denunció.

Sobre la vinculación de la reforma de la financiación autonómica con el debate sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que comenzará el próximo mes de septiembre, Solbes reconoció que cada partido es libre de tomar políticamente las decisiones que estime pertinentes, aunque, a su parecer, se trata de dos negociaciones diferentes en las que el Gobierno trabajará aplicando los criterios que requiera cada una.

En este punto, reconoció que hay elementos de discordancia que entiende, pero pidió a los partidos catalanes que no saquen conclusiones que no pueden extraerse del texto catalán. "Si aceptamos el Estatuto lo hacemos tal y como está redactado", señaló Solbes, tras asegurar que el Gobierno ha realizado una interpretación del Estatut que considera "correcta".

En cuanto al debate sobre el criterio de población, Solbes explicó que es una variable que hay que usar para la determinación de los servicios fundamentales entendiéndola "como población ajustada". No obstante, reconoció que hay ideas nuevas, como la inmigración, que se podrán discutir en el futuro y que se podrán corregir siempre que se cuente con el consenso de todos. "En lo que todos estamos de acuerdo es que la población juega un papel fundamental", señaló.

En respuesta al diputado de ERC, Joan Ridao, Solbes defendió, una vez más, el documento presentado por el Gobierno que, a su juicio, supone un modelo más "lógico y moderno" que deja las puertas abiertas a la resolución de los posibles problemas que puedan surgir. "La lógica que hemos seguido es la misma que el estatut y otros estatutos, el modelo de Cataluña tiene que ser armónico con el de Asturias, si no es imposible, puede haber matices y diferencias, pero pactadas por todos, sino será difícil que el modelo avance", señaló.

SIN CONCRETAR CIFRAS

Preguntado por el nivel de participación del Estado en el nuevo modelo, Solbes rehusó de dar una cifra, aunque sí recordó que el Estado tiene ciertos límites que no puede pasar aunque intente ser generoso. "En una situación de crisis probablemente tendremos que adelgazar todos". "No va a ser tema de hoy", indicó.

En su turno de réplica, el portavoz económico de CIU, Josep Sánchez Llibre, afirmó haber pasado de la "decepción" a la "perplejidad" y lamentó que Solbes en ningún momento de su exposición haya reconocido que incumple con el Estatut. Asimismo, acusó al Gobierno de "intentar descafeinar el Estatut hacia unos planteamientos que van contra los intereses de Cataluña" y advirtió de que, tras "dos años de paciencia franciscana", CiU liderará un "frente común para forzar al Ejecutivo con los presupuestos para que cumpla lo estipulado en el Estatut". "Están maltratando a Cataluña muy seriamente, y no nos merecemos este trato discriminatorio", denunció.

SOLBES PIDE COLABORACION

En su respuesta al diputado de ICV Joan Herrera, que le requería mayor flexibilidad, Solbes manifestó la intención del Gobierno de llegar a un acuerdo para 2009, tarea a la que afirmó que dedicará "todos los esfuerzos necesarios para que sea así". "Es mi convicción personal, pero si no hay una cooperación entre todos va a ser difícil", avisó Solbes, quien advirtió que si no hay acuerdo para consensuar la nueva ley, la alternativa es "quedarnos como estamos". En todo caso, compartió la idea expresada por Herrera de que "hay que hacer pedagogía" porque, a su entender, "hay más problemas de incomprensión que de confrontación".

En cuanto a los planteamientos expuestos por la diputada de CC Ana Oramas, Solbes afirmó que la solidaridad territorial ya existe en el modelo actual y admitió el aumento de población en Canarias que tanto ha encarecido la prestación de servicios en las islas. En esta línea, admitió el concepto de insularidad, aunque no concretó en que medida debería compensarse.

Por otra parte, Solbes respondió a la diputada de BNG Olaia Fernández Dávila que el envejecimiento y la dispersión poblacional ya se contemplan en el concepto de población ajustada. "Sí hay que hacer ajustes, no hay dificultades para hacerlo, pero buscando un equilibrio razonable entre los distintos conceptos para que el modelo sea consistente", replicó.

La portavoz económica del PSOE en el Congreso, Inmaculada Rodríguez-Piñero, felicitó al titular de Economía y Hacienda por el trabajo realizado para lograr un nuevo modelo de financiación autonómica y por "transparencia" con la que se ha desarrollado ese proceso.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin