Economía

Fallece Ignacio Rupérez, exembajador de España en Irak

Ignacio Rupérez. Imagen de EFE

El exembajador de España en Irak y Honduras y exvicepresidente del Comité Hispano-Norteamericano, Ignacio Rupérez, ha fallecido a los 72 años en Madrid y permanecerá en el tanatorio Norte de Madrid hasta las 2:00 horas de este viernes, 25 de diciembre.

Rupérez, que sirvió en las embajadas de España en El Cairo, Tel Aviv, La Habana y Kiev, estuvo destinado en dos ocasiones en la Embajada de Irak entre los 1997 a 2000 como Encargado de Negocios y Jefe de Misión, años durante los que se encargó de la reapertura de la Embajada --cerrada desde 1990 con motivo de la invasión de Kuwait por tropas iraquíes--; y desde 2005 a 2008, como Embajador.

Asimismo, fue nombrado vicepresidente del Comité Hispano-Norteamericano en el año 2003 y ocupó otros cargos como el de asesor diplomático del Ministerio de Cultura y embajador en Misión Especial para las relaciones con las comunidades y organizaciones musulmanas.

Como periodista profesional trabajó en la revista Cuadernos para el Diálogo, así como en los diarios Informaciones, ABC y El País, donde formó parte desde 1975.

El exembajador se licenció en Derecho y Periodismo e ingresó, por oposición, en 1977 en la Escuela Diplomática y en 1980 en la Carrera Diplomática.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Jose
A Favor
En Contra

Ya podrían comentar algo del reciente fallecimiento del embajador de España en Jamaica, don Anibal Jimenez Abascal.

Puntuación 1
#1
Drunbotonic
A Favor
En Contra

Pues no veo que esto ni, #1, el fallecimiento de otro funcionario sea tema de interés público, salvo que hubiera sido una persona destacada por algún motivo específico y de inerés nacional. De lo contrario, se llenaría el peridódico de esquelas cada vez que fallece un embajador, un juez, un gobernador civil o un alcalde.

Puntuación 2
#2
Pobre
A Favor
En Contra

Este pobre señor nunca superó el estigma que le granjeó entre sus colegas el que le pillaran copiando en el examen de la oposición; aprobó al año siguiente y ya era mayorcito, 37 años, carrera relativamente corta.

Puntuación 1
#3