Economía

COMUNICADO: Nuevos avances en investigación de la International Conference® 2013 de la Alzheimer's Association (1)

BOSTON, 17 de julio de 2013 /PRNewswire/ -- Los nuevos estudios reportados en la Alzheimer's Association International Conference 2013 (AAIC® 2013) en Boston cubren el espectro de investigación de la enfermedad de Alzheimer y la demencia, incluyendo nuevos tratamientos y estrategias de prevención, posibles factores de riesgo nuevos, avances en la detección y diagnóstico inicial, y un modelo actualizado de progresión de la enfermedad.

La Alzheimer's Association International Conference es el primer foro anual para la presentación de análisis de la última investigación de Alzheimer y demencia. Celebrando 25 años de progreso mientras se determina el future de la ciencia de la demencia, AAIC 2013 reunió a casi 5.000 expertos e investigadores líderes de 66 países de todo el mundo, e incluyó más de 1.800 presentaciones científicas.

Posibles factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer

Mayoría de los tipos de cáncer asociados con el menor riesgo de Alzheimer; La quimioterapia añade una reducción adicional en el riesgo de Alzheimer

Un estudio de salud a 3,5 millones de personas mayores de EE.UU. indicó que la mayoría de tipos de cáncer están asociados con un riesgo significativamente reducido de enfermedad de Alzheimer. Los resultados sugirieron que el tratamiento de quimioterapia para casi todos los tipos de cáncer supuso una reducción adicional en el riesgo de Alzheimer. Los investigadores no encontraron asociación entre el historial del cáncer y el riesgo reducido de otros problemas de salud habituales relacionados con la edad; de hecho, la mayoría de los supervivientes de cáncer demostró estar en mayor riesgo que demencia no relacionada con el Alzheimer. Los científicos concluyeron que los descubrimientos indican que la relación protectiva entre la mayoría de los cánceres y la enfermedad de Alzheimer no se explica simplemente por la mayor mortalidad entre los pacientes con cáncer. Se necesita más investigación para determinar la(s) causa(s) del riesgo reducido, y por tanto identificar posibles nuevos caminos terapéuticos para el Alzheimer.

Fármaco para la diabetes asociado con un riesgo de demencia reducido

La diabetes de tipo 2 podría duplicar el riesgo de demencia. Sin embargo, en un estudio de casi 15.000 pacientes de 55 o más años con diabetes de tipo 2, los pacientes que empezaron con metformina, un sensibilizador de insulina, tuvieron un riesgo reducido de desarrollar demencia en comparación con pacientes que empezaron otras terapias estándares para la diabetes. Hay ensayos están actualmente en camino para evaluar la metformina como una posible terapia para la demencia y el deterioro cognitivo moderado.

Mayor edad de jubilación asociado con un riesgo de demencia reducido

Un análisis de los registro de salud y seguros de más de 429.000 trabajadores autónomos en Francia descubrieron que la jubilación a una mayor edad se asocial con un riesgo reducido de demencia, con un menor riesgo para cada año añadido de trabajo. Los investigadores sugirieron que la actividad profesional podría contribuir a niveles más altos de simulación intelectual e implicación mental, lo que podría proteger contra la demencia, aunque se necesita más investigación en esta área.

Los factores socioeconómicos podrían explicar un mayor riesgo de Alzheimer en afroamericanos

En Estados Unidos, los afroamericanos mayores son dos veces más propensos a tener Alzheimer y otras demandas que los mayores de raza blanca. Pero en un estudio de 3.075 mayores de raza blanca y negra sin demencia al comienzo del estudio, la diferencia en el riesgo ya no era estadísticamente significativa después de que los investigadores se ajustasen a los factores socioeconómicos que incluyen nivel educativo, alfabetización, ingresos y adecuación financiera. Los autores pidieron que los futuros estudios que investiguen las disparidades en el riesgo de demencia según raza y etnia tuvieran en cuenta un amplio rango de factores socioeconómicos.

Detección y diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer

Los test online para el Alzheimer no cuentan

Un panel de expertos canadienses -que incluyen geriatras, especialistas en interacción entre el humano y el ordenador, neurofísicos y neuroeticistas- revisó 16 test online de acceso libre para la enfermedad del Alzheimer, y descubrieron que los test puntuaban bajo en las escalas de validez científica, fiabilidad y factores éticos. Los expertos descubrieron que la mayoría de los test (12 de 16) puntuaron "bajo" o "muy bajo" en validez y fiabilidad científica, y concluyeron que estos test no son útiles para el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. Los 16 test puntuaron "bajo" o "muy bajo" en los criterios de evaluación para factores éticos. Los problemas éticos incluyeron confidencialidad y políticas de privacidad densas o ausentes, no revelar conflictos de intereses comerciales y no expresar los resultados de un modo adecuado y ético.

No se evidencia beneficios en la exploración de la población para la demencia

Los investigadores británicos realizaron una revisión sistemática de los estudios que se decantaban por una exploración de la población para la demencia y compararon los resultados con un patrón rutinario de cuidado en la población general, entre pacientes en la práctica médica general y entre pacientes en la atención comunitaria. Los investigadores no encontraron evidencia del efecto de explorar los resultados del paciente, incluyendo la salud cognitiva, mental y emocional, la función y planificación social, y sin indicación de su valor añadido en comparación con la práctica actual. Sugieren que los políticos deberían ser cautos a la hora de adoptar una exploración de la población para la demencia sin evidencia de beneficios o riesgos. La Alzheimer's Association recomienda que las personas vean a su médico para una profunda evaluación de los signos más tempranos de problemas o cambios en la memoria. Para conocer los 10 signos de detección del Alzheimer, visite www.alz.org.

Los cambios autopercibidos en la memoria podrían ser los marcadores clínicos más tempranos del Alzheimer

Cuatro estudios apoyaron la creciente evidencia de que el descenso cognitivo subjetivo (SCD) -- la percepción autopercibida de problemas de memoria o cognición-- es un marcador clínico inicial potencialmente válido de los cambios cerebrales y cognitivos que podría indicar enfermedad de Alzheimer. Los sujetos mayores cognitivamente normales del estudio uno mostraron una importante relación entre las preocupaciones cognitivas autopercibidas y la evidencia de formación de una proteína beta-amiloide, el principal componente de las "placas" cerebrales del Alzheimer, como se reveló por los escáneres PET. Otro estudio de casi 4.000 enfermeras de 70 años o más indicó que una preocupación subjetiva sobre la memoria podría ser un marcador del posterior descenso en la memoria medida objetivamente, especialmente entre portadores del gen ApoE4, el factor de riesgo más fuerte que se conoce del Alzheimer. En un tercer estudio, los adultos mayores pasaron por evaluaciones cognitivas anuales durante una media de 10 años. Los sujetos que notificaron un cambio en la memoria desde su última evaluación fueron casi dos veces más propensos a estar diagnosticados con deterioro cognitivo medio o demencia durante el seguimiento que los que no reportaron dicho cambio. Además en AAIC 2013, un grupo internacional de investigadores de Alzheimer anunció la formación de la Subjective Cognitive Decline Initiative (SCD-I) para desarrollar un nuevo marco de investigación para SCD, con un enfoque en el Alzheimer preclínico.

Actualización de las terapias de la enfermedad de Alzheimer

Resultados preliminares en estudios de dos posibles nuevas terapias del Alzheimer

(CONTINUA)

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin