Economía

Bruselas anuncia un marco estable hasta 2020 para el despliegue de las redes de telecomunicaciones de próxima generación

- Aboga por limitar la regulación “a lo que sea estrictamente necesario”

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La Comisión Europea anunció este jueves que aprobará antes de final de año un paquete regulatorio para establecer un marco estable para el desarrollo de las redes de telecomunicaciones de próxima generación hasta 2020.

Según informó la vicepresidenta de la Comisión y comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, este paquete regulatorio tiene como objetivo algo que “todo el mundo quiere”, un “modelo regulatorio estable que dure, por lo menos, hasta el año 2020”.

Kroes subraya que para el despliegue de las nuevas redes es “esencial” que haya un marco estable que haga “más predecibles los retornos” para los inversores privados, que son los que tienen que hacer el “grueso” del esfuerzo.

Para lograr este objetivo, la Comisión presentará a final de año este paquete que tratará de “reequilibrar la regulación” para “limitar la intervención a lo que sea estrictamente necesario”.

Por ejempleo, el paquete que presentará Bruselas reforzará las medidas de ‘no discriminación’ para asegurar que los operadores incumbentes no tengan ventajas sobre sus competidores.

Esta medida permitirá a los operadores alternativos competir, no sólo en precio, sino también en calidad y en servicio.

Además, se establecerá un horizonte estable en los precios de acceso a las redes de cobre, evitando nuevos recortes en el precio que los operadores incumbentes cobran a los alternativos por el uso de esta red.

Según Kroes, la evidencia demuestra que reducir el coste de acceso a la red de cobre “no implica una mayor inversión” en las redes de próxima generación. Bruselas también buscará una mayor “consistencia” en la regulación de precios que hacen los distintos países de la Unión Europea.

El tercer pilar de este paquete de medidas será dotar de mayor flexibilidad al precio por el que se comercializarán los servicios de próxima generación.

Para ello, Bruselas instará a los reguladores nacionales a que dejen de orientar sus medidas en materia de precios a los costes y se ciñan a garantizar un trato igual entre los competidores con políticas de ‘no discriminación’.

La vicepresidenta de la Comisión apunta que el objetivo es que para el año 2020 la mitad de los internautas europeos tengan un acceso a la Red con una velocidad superior a los 100 megas por segundo, para lo que será necesario el despliegue de las nuevas redes, como las de fibra óptica.

(SERVIMEDIA)

12-JUL-12

MFM

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin