Economía

La factura de los problemas del AVE en Barcelona asciende a 228 millones

Es el momento de echar cuentas y calcular el importe de la cuota de la visa del Ministerio de Fomento. Después de 42 días sin servicio en tres líneas de la red de Cercanías Renfe y en una de los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC), el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el de la Generalitat, José Montilla, ya pueden calcular el montante que suman los problemas que ha ocasionado el tren de alta velocidad (AVE) a su llegada a Barcelona.

La factura de la ministra Magdalena Álvarez ha salido cara: unos 228 millones de euros -casi 38.082 millones de las antiguas pesetas- una cifra que supera el presupuesto anual de un Ayuntamiento mediano como el de Marbella.

Esta cantidad sólo se refiere a las pérdidas que el Gabinete ha calculado que tendrá Renfe, los Ferrocarriles de Cataluña (FGC), las subvenciones públicas para reparar los daños en edificios colindantes con las obras del AVE y el coste estimado que el corte de las líneas de tren han tenido para empresas y particulares. La cifra no incluye las inyecciones de hormigón en las vías, la impermeabilización del túnel del AVE o la reparación del túnel de los Ferrocarriles ya que, según Fomento, ese coste deberá ser asumido por la constructora OHL.

El coste diario

Hasta el día de hoy, fecha en la que está previsto que el servicio de Cercanías recupere la precaria normalidad que tenía en octubre, los mayores afectados son los particulares y las empresas. Según los cálculos realizados por la patronal Pimec, el coste diario para los bolsillos particulares ha sido de 5,7 millones diarios, lo que multiplicado por 30 días laborables, da un total de 171 millones. Los ciudadanos afectados, unos 160.000, han tenido que rascarse el bolsillo para comer fuera de casa, contratar canguros o llevar los niños a guarderías (3,8 millones diarios), llenar el depósito de gasolina y pagar peajes (210.000 euros diarios).

Las empresas han perdido 1,4 millones de euros diarios
por los retrasos de sus empleados y los autónomos han dejado de ingresar 271.000 euros cada jornada por el mismo motivo.

Por su parte, Renfe ha desembolsado cada día por el caos ferroviario 640.000 euros
, de los que 129.000 corresponden a los billetes gratis que ha repartido entre los 86.000 usuarios del servicio. La cifra también incluye la contratación de una flota de 250 autobuses, devolución de billetes de corta y media distancia, aumento de la plantilla de informadores o montaje de carpas para proteger a los viajeros. La cifra total de pérdidas asciende a 26,8 millones en 42 días. Además, la compañía espera perder otros 11,6 millones, ya que ha anunciado que dará billetes gratis hasta que el AVE llegue a Barcelona, seguramente dentro de unos tres meses.

Gratis un billete por cada tres

Ferrocarriles de la Generalitat es otro de los afectados. La compañía ha anunciado que regalará a los usuarios un billete gratis por cada tres que usen. El coste estimado de esta medida es de 3,7 millones de euros hasta final de año y de otros 1,3 millones hasta que el AVE entre en funcionamiento.

Finalmente, el Ministerio de Vivienda y el Ayuntamiento de Barcelona han anunciado otros 14 millones de euros en subvenciones para los vecinos afectados por las obras de la alta velocidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Roger
A Favor
En Contra

No solo eso, Renfe ha perdido un 20% de usuarios, una vez restablecido el servicio. Sin contar, los turistas que han perdido aviones, la mala imagen de ciudad que hemos dado, etc...

España nos ocasiona problemas que NO nos soluciona.

Puntuación 0
#1
Juanma
A Favor
En Contra

Bueno, que lo paguen OHL y su dueño Villar Mir, que son los que han causado los problemas. OHL es al parecer la única empresa que ha retrasado, hasta por tres veces, la terminación de las obras.

¿Tendrá algo que ver ésto con la filiación política de Villar Mir y la expropiación de una mina en Galicia para el trayecto del Ave a esa comunidad?

Puntuación 0
#2