Economía

Deutsche Bank, Gescobro e Intrum pujan este martes por la megacartera de préstamos impagados de BBVA

Deutsche Bank, Gescobro e Intrum pujarán este martes para hacerse finalmente con la megacartera de créditos impagados (NPLs, por sus siglas en inglés) de BBVA de unos 5.000 millones de euros.

El banco alemán, la filial del fondo estadounidense Cerberus y el fondo sueco Intrum son los finalistas en esta puja por la cartera de dos paquetes de deuda 'unsecured' de créditos impagados ligados al consumo y de pymes considerados de muy difícil recuperación.

En los últimos días, profesionales de las tres entidades han llevado a cabo la preceptiva 'due dilligence' de estos activos en las oficinas de BBVA.

No obstante, Deutsche Bank parte como "socio preferente" de la entidad presidida por Carlos Torres para esta operación, que ha suscitado "mucho interés" en el sector.

La fecha de la puja final por esta cartera se llevará a cabo solo un día antes de la celebración del Congreso nacional de crédito CMS

En este tipo de operaciones los compradores suelen pagar entre el 2 por ciento y el 5 por ciento por la cartera, según las fuentes del sector, por lo que BBVA podría obtener entre 100 y 250 millones de euros en la venta de estos préstamos, que ya han sido provisionados por la entidad. La entidad alemana ya adquirió en 2014 otra cartera similar de créditos que daba por irrecuperables el BBVA con deudas judicializadas en su mayor parte, de unos 1.700 millones de euros, con un descuento cercano al 97 por ciento, y podría estar cerca de cerrar un nuevo acuerdo similar el martes, según las fuentes consultadas.

El banco azul puso a la venta este verano el mayor paquete de créditos fallidos del sector financiero español, con la confianza de materializar la operación antes de final del año y en un momento de oleada histórica de este tipo de operaciones para sanear los balances.

BBVA tenía más de 16.337 millones de euros en préstamos dudosos a cierre del tercer trimestre, un 4 por ciento menos respecto a septiembre de 2018, según los últimos resultados presentados por la entidad. Los riesgos dudosos cayeron un 3,4 por ciento interanual en ese periodo principalmente por la venta de carteras de préstamos en mora realizadas en España.

Se da la circunstancia de que la fecha de la puja final por esta cartera se llevará a cabo solo un día antes de la celebración del Congreso nacional de crédito CMS, de referencia en el sector.

Baja el ritmo desde 2018

Deutsche Bank y Carval figuran entre los mayores compradores de préstamos impagados en España, con la adquisición de 2.400 millones de euros a Sabadell en 2018, solo por detrás de Cerberus, Lone Star, Axactor y el fondo canadiense CPPIB, según el último informe anual de NPLs europeos de Debtwire.

Los primeros tres trimestres del año han sido más tranquilos en el mercado europeo de préstamos que los mismos periodos en 2018 y 2017

El pasado año España fue el segundo mercado más activo en Europa en el mercado de préstamos dudosos. Un total de 43.200 millones de euros cambiaron de manos, a través 27 acuerdos, según ese informe, que asegura que tras dieciocho meses de ventas gigantes, los bancos españoles ya han entrado en la última fase de limpieza de su balance.

En este sentido, los primeros tres trimestres del año han sido más tranquilos en el mercado europeo de préstamos que los mismos periodos en 2018 y 2017, según el último informe trimestral de Debtwire que destaca 92 acuerdos de 67.900 millones de euros hasta septiembre, lejos del récord de más de 200.000 millones de euros de 2018.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.