Economía

Elizabeth Warren advierte de una nueva "debacle económica" y ataca a Trump en su principal fortaleza

Foto: Reuters

Elizabeth Warren está subiendo sorprendentemente en las encuestas. La senadora no hizo un papel especialmente destacado en el primer debate que disputaron los demócratas para ver quién representará al partido en la disputa por la Casa Blanca, pero ha ido ganando enteros según van cayendo los candidatos más irrelevantes. De hecho, ha llegado a sobrepasar puntualmente a Bernie Sanders y colocarse en segunda posición tras un destacado Joe Biden.

Este lunes, Warren intenta extender su buena racha, impulsando su candidatura antes del segundo debate, que tendrá lugar los días 30 y 31 de julio. La profesora universitaria ha decidido encender las alarmas en el ámbito económico, el terreno del que más puede presumir el presidente Donald Trump. En un artículo publicado en Medium bajo el título "La próxima debacle económica y cómo detenerla", Warren advierte de que la tan cacareada fortaleza de la economía de EEUU dista mucho de ser tal.

"Veo un sector manufacturero en recesión. Veo una economía precaria que está construida sobre la deuda - tanto hipotecas como deuda corporativa - y que es vulnerable a los shocks. Y veo un número de shocks severos en el horizonte que podrían causar que los inestables cimientos de nuestra economía se desmoronen", señala.

Así, la precandidata demócrata hace un repaso histórico a la situación económica actual después de recordar que ya vio venir y advirtió sobre la Gran Recesión años antes de que llegase el batacazo que empezó en EEUU y afectó a toda la economía mundial.
Así, relata que su país se encuentra con "una generación de salarios estancados y costes crecientes para cuestiones básicas como vivienda, cuidado infantil y educación", lo que ha obligado "a las familias americanas a acumular más deuda que nunca antes". 
En revertir esta situación se centran la mayoría de propuestas económicas de su campaña. Tal y como recuerda en el artículo, Warren propone subir el salario mínimo hasta 15 dólares por hora, fortalecer los sindicatos, forzar que el 40% de la junta de las grandes corporaciones esté compuesta por trabajadores, cancelar  la deuda universitaria y ofrecer formación universitaria gratuita o recortar el coste del alquiler, entre otras medidas.

Por otra parte, advierte de que la deuda corporativa supone un "riesgo sistémico", no sólo por sus efectos en la economía real sino porque dicha deuda se está revendiendo como ocurrió con las hipotecas de alto riesgo de impago. Entre sus propuestas para evitar que la situación vaya a más se encuentra el impedir que las entidades financieras puedan ofrecer préstamos de riesgo.

Además, alerta de que el sector manufacturero se encuentra en recesión, ante lo que sugiere aumentar la inversión pública a través del impulso de la 'industria verde'. Para ello dedicaría dos billones de dólares en la investigación, la manufactura y la exportación relacionada con energías renovables. Así, afirma, se podrían crear 1 millón de empleos de alta calidad y se ayudaría contra el cambio climático.

Finalmente, Warren apunta a minimizar los riesgos para la economía, como eliminar los requisitos para la expansión del techo de deuda, acabar con una guerra comercial contra China unilateral y en su lugar hacer una labor coordinada con los aliados de EEUU, fortalecer los sectores críticos y dejar de animar a un Brexit duro desde la presidencia.
La senadora, en cualquier caso, tendrá que trabajar en su actitud del próximo debate si quiere tener alguna opción de mantenerse entre los favoritos. Sus intervenciones a menudo más cercanas a las clases universitarias que al mítin político despierta rechazo entre parte de la base demócrata, que temen que no se pueda contraponer un debate de altura a un Donald Trump dado al chascarrillo y al insulto, algo que llega a todos los estratos sociales.
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Carmen
A Favor
En Contra

"Sus intervenciones a menudo más cercanas a las clases universitarias que al mítin político despierta rechazo entre parte de la base demócrata, que temen que no se pueda contraponer un debate de altura a un Donald Trump dado al chascarrillo y al insulto, algo que llega a todos los estratos sociales."

Querrán decir un debate de "bajezas, mentiras y manipulaciones".

Puntuación 1
#1