Economía

Jóvenes de la generación Z creen que manejan bien sus finanzas personales

  • Las cuentas de ahorro, las cuentas corrientes, las tarjetas de crédito y los préstamos personales son los servicios financieros más populares entre los jóvenes mexicanos de 18 a 25 años
Foto: Archivo

La generación Z, que abarca entre aquellos que actualmente tienen entre 18 y 25 años de edad y que han sido descritos como impacientes y cambiantes en sus decisiones, dicen tener en control sus finanzas personales.

De acuerdo con la encuesta "Bienestar financiero y uso de servicios financieros de los jóvenes en México 2019", realizada por Provident y la empresa de investigación de mercados, Ipsos MORI, el 79% de los jóvenes mexicanos en esta edad se siente confiado con el manejo que tiene sobre sus finanzas personales; mientras que apenas un 15% no se siente confiado ni inseguro.

El 30% de los encuestados señaló que no han recibido educación sobre cómo administrar sus finanzas personales, mientras que el 67% dijo haber recibido "algún" tipo de educación formal o capacitación sobre cómo administrarlas.

Esta generación ya emplea servicios financieros, y los datos revelados de la encuesta señalan las cuentas de ahorro como el producto más usado, con 44%.

De los entrevistados, 38% cuenta con cuenta corriente; el 28% tiene al menos una tarjeta de crédito y un 17% ha recurrido a algún préstamo personal.

El 53% de los jóvenes que confían en el manejo de sus finanzas personales, dijeron que su situación financiera personal es mejor que la de sus padres cuando tenían la misma edad; mientras que el 28% considera que es similar y 16% cree que es peor.

La encuesta fue aplicada en una muestra de 500 personas, en los rangos de edad de 18-21 (48%) y 22-25 (52%) en abril de 2019. El 48% de los encuestados eran mujeres y el 52% hombres.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.