Pruebas

Skoda Superb Combi TDI 150 CV: un experto en cargar y viajar

La nueva generación del Skoda Superb se aprovecha de la plataforma modular MQB del grupo Volkswagen. Es la misma del Passat y esta característica hacen del Superb un serio rival a tener en cuenta para su primo alemán.

Con sus 4,85 metros de largo, la berlina checa consigue en esta versión familiar Combi una habitabilidad de referencia en su segmento. De hecho, los 660 litros de capacidad de su maletero superan a todo lo conocido entre los familiares de esta categoría. Tan sólo se aproxima a algo similar el propio Volkswagen Passat que se planta en unos 650 litros. A los demás (Ford Mondeo, Peugeot 508 o Renault Talisman) los supera de largo con alrededor de 100 litros más de volumen.

El interior del Skoda Combi no deja de impresionar a medida que lo analizamos. Si se abaten los asientos se consigue una plataforma plana y diáfana gigantesca, capaz de alojar objetos de hasta tres metros de largo. Puede decirse que el Superb Combi es el rey de los familiares en este momento atendiendo a su capacidad de carga.

Un coche de estas características está destinado a viajar, mucho y por mucho tiempo. Decíamos que se sustenta sobre la plataforma MQB, algo que mejora las posibilidades de habitabilidad de la carrocería. Pero no son sólo de espacio sus ventajas. Con una generosa distancia entre ejes y unas elaboradas suspensiones, aporta al Superb una dinámica sobresaliente con el sello de la casa VW.

Familiar tranquilo

Eso sí, favoreciendo en todo momento la comodidad de marcha y la seguridad, prioridades comprensibles en un coche diseñado para llegar lejísimos con sus ocupantes y su respectivo equipaje. Pronto nos damos cuenta que su conducción no aprecia especialmente los bruscos cambios de apoyo ni las frenadas apuradas. Es más apropiado para conseguir buenas medias mediante una conducción suave y anticipando las frenadas y trayectorias.

Skoda ofrece como opción la suspensión deportiva (230 euros) y la adaptativa DCC (970 euros y de serie en el acabado Laurin&Klement) con las cuales el Superb gana firmeza en las curvas. Pero se trata de un coche grande, largo y que pesa 1.520 kilos, con lo que nunca podremos pedirle que tenga la agilidad de un compacto. No obstante, en conducción deportiva por carreteras sinuosas, mantiene bien el tipo y sorprende por sus nobles y predecibles reacciones.

El planteamiento de familiar tranquilo se completa en este caso con un motor muy en esa línea. El 2.0TDI de 150 CV es un auténtico rodador de fondo, con unos consumos contenidos a velocidades estables y lo suficientemente discreto como para hacerse olvidar por los ocupantes del Superb. Con unos 7 litros o incluso menos de consumo medio en carretera, el TDI devora sin esfuerzo los kilómetros a muy bajas vueltas gracias a unos desarrollos de cambio tirando a largos, muy adecuados para carretera abierta pero que obligan a utilizar las marchas más cortas en cuanto el terreno se hace montañoso.

El cambio manual de seis velocidades es muy bueno en cuanto a tacto y precisión, planteando la duda de si merece la pena recurrir al automático DSG. Son más de 2.000 euros la diferencia entre las dos transmisiones y ya se trata de bastante dinero que amortizaremos muy bien en el Skoda si los destinamos al combustible. El cambio DSG merecerá la pena si vamos a rodar mucho por la ciudad, que es donde consigue sus máximas ventajas.

Equipo de vanguardia

En el interior del nuevo Superb Combi disfrutamos de la importante mejora general del modelo en esta generación. Materiales de primera, acabados impecables, asientos excelentes y un equipo de vanguardia nos acompañan en el viaje o el día a día. El diseño es bastante sobrio y sin licencias estilísticas, pero la ergonomía y el aspecto práctico son intachables con numerosos espacios para alojar objetos y múltiples detalles que mejoran la vida a bordo.

El equipo incluye el regulador de velocidad adaptativo, sistema multimedia con Smartlink, wi-fi, iluminación interior personalizable, faros LED,?y puede enriquecerse con sofisticados sistemas como el aparcamiento automático o el reconocimiento de señales. Pero a medida que recurramos a más dotación, el precio aumenta de forma muy considerable y tendremos que sacar la calculadora para ver lo que nos compensa o no en el incremento del coste final.

Ficha técnica

Motor: turbodiésel, 4 cil, 1.968 cc

Potencia: 150 CV a 3.500-4.000 rpm

Par motor: 340 Nm a 1,750-3.000 rpm

Consumo mixto oficial: 4,1 l/100 km

Transmisión: manual, 6 velocidades

Maletero: 660/1.950 litros

Velocidad máxima: 218 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 8,9 segundos

Precio: 29.470 ?

Lo más destacable

-Aspecto práctico

-Estética acertada

-Consumo

Lo mejorable

-Respuesta a medio régimen

-Diseño interior sobrio

-Incremento de precio y opciones

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0