Novedades

Volkswagen Tiguan 2016: diseñado y mejorado para competir en la liga SUV

Llega a España la segunda generación del Volkswagen Tiguan, uno de los modelos más vendidos de la marca, que ha sido rediseñado para dar el salto de calidad en el segmento SUV y competir de tú a tú con los líderes de la competencia.

En su primera generación, el SUV Tiguan se ha convertido en el cuarto pilar de las ventas de Volkswagen. Junto a los Golf, Passat y Polo, sustenta el grueso de las matriculaciones de la marca en todo el mundo. Comercializado en 170 países, el Tiguan de primera generación ha sido vendido durante sus 8 años de vida en una cantidad de 2,8 millones de unidades, suponiendo para la firma alemana un auténtico éxito que anticipó el actual e imparable ascenso de demanda de este tipo de vehículo.

Ahora llega la segunda generación del Tiguan, que en España se comercializará a partir del próximo mes de mayo. Su lanzamiento va a ser para Volkswagen el más importante de la presente temporada y plantea las mismas premisas que su antecesor: un vehículo que conjunta las sensaciones de seguridad por su dominante posición de conducción y libertad para llegar a donde se quiera.

La mitad de los nuevos Tiguan se van a vender en Europa y por ello sus características se han estudiado especialmente para este siempre exigente mercado. El nuevo modelo persigue continuar el éxito de su antecesor, pero mejorándolo en todo. Para ello se ha desarrollado sobre la nueva plataforma modular del grupo MQB y ello se constata en su aspecto exterior.

Herencia del Touareg

Efectivamente, la mayor distancia entre ejes que ofrece esta base mecánica proporciona una mayor libertad a los diseñadores para conseguir mejores proporciones en el dibujo de la carrocería. Ahora tenemos delante un Tiguan con rasgos estéticos de mayor personalidad, heredando inspiraciones del Touareg, y una silueta más proporcionada y atractiva. De paso, Volkswagen ha querido aprovechar esta mayor fuerza en las líneas del nuevo Tiguan para potenciar el mensaje exterior de robustez, presente en las formas y todos los detalles de la carrocería.

En el interior, el esfuerzo ha ido en la dirección de mejorar al máximo la ergonomía, la amplitud y la comodidad. Lo cierto es que la nueva arquitectura del Tiguan ha permitido alargar la carrocería y ampliar su interior. El coche es ligeramente más largo que su antecesor, en concreto 6 centímetros, y casi 8 centímetros mayor en su distancia entre ejes. Esta última característica ha permitido ganar más espacio para las piernas de los pasajeros posteriores y ofrecer un notable incremento del maletero, que ofrece ahora 520 litros de capacidad. Además, la posibilidad de modular el espacio trasero mediante una banqueta deslizante, permite aumentar la capacidad de carga del Tiguan hasta los 615 litros, una nueva referencia entre los SUV de esta categoría.

Más grande, más ancho y más bajo que el anterior, el Tiguan ha mejorado también su seguridad al ofrecer una mejor dinámica. El incremento de dimensiones no ha supuesto un aumento de peso, sino todo lo contrario ya que los ingenieros han conseguido aligerar el coche hasta el punto de pesar 16 kilos menos que su antecesor a igualdad de motorización y equipamiento. Otro aspecto que ha contribuido a mejorar el comportamiento y por ende la seguridad del Tiguan ha sido una mejora en el índice de la rigidez torsional de la carrocería. Un aspecto que se nota sobre todo en la circulación fuera de carretera, donde el terreno abrupto somete al coche a mayores deformaciones estructurales.

Más ágil, más cómodo

En nuestra primera toma de contacto, apreciamos desde el principio este salto cualitativo en el Tiguan de segunda generación. Basado en la misma plataforma que el moderno Golf, sus sensaciones en carretera están muy próximas a las de otro modelo exclusivamente de asfalto y de similar chasis, como pueda ser el Touran. Ya sea en las versiones de tracción delantera como en las de transmisión integral 4Motion, percibimos un comportamiento ágil, riguroso y seguro. Pero también cómodo, ya que las suspensiones conservan la suavidad y eficacia de los modelos cien por cien de carretera. Y aquí notamos otra mejora constatable en el nuevo Tiguan en el aspecto de la insonorización, más eficaz y que aporta un importante plus de comodidad para los viajes.

En el caso de las versiones de cuatro ruedas motrices, la principal novedad viene dada por la rueda selectora del sistema Active Control, que nos permite seleccionar cuatro modalidades de respuesta de los parámetros mecánicos, adaptadas a diferentes situaciones del recorrido. Situaciones de baja adherencia, carretera, fuera carretera o fuera carretera personalizable son las cuatro opciones que nos ofrece este dispositivo. La tracción total, por su parte, puede repartir la potencia hasta el 100 por cien entre los ejes delantero y trasero, toda una garantía para que el Tiguan se pueda aventurar por superficies de adherencia especialmente complicada.

Para quienes vayan a utilizar el Tiguan con frecuencia fuera de las vías asfaltadas, Volkswagen ofrece como opción un frontal con mayor ángulo de ataque con el cual, y con los generosos 20 centímetros de distancia libre al suelo del chasis, permite al SUV alemán atreverse con zonas bastante osadas para tratarse de un SUV polivalente.

Motores más potentes en la gama

La intrusión entre los SUV compactos de las marcas premium ha decidido a Volkswagen a ofrecer motores más potentes en el Tiguan al objeto de competir también en la zona alta del pujante segmento. Para ello ha diseñado una gama de motorizaciones muy completa, que irá llegando paulatinamente a nuestro mercado a lo largo del presente año. Abarca potencias entre los 115 y los 240 CV, tanto en motores de gasolina como de gasóleo. Por supuesto, la moderna transmisión de cambio de doble embrague DSG con 7 velocidades estará disponible en los diferentes niveles de potencia.

La oferta completa ofrecerá tres motores de gasolina y cuatro Diesel que mejoran en potencia y consumo a las mecánicas anteriores. El tope de potencia será el motor turbodiésel biturbo ya conocido en el Passat, que se ofrecerá en el Tiguan en sus dos potencias de 180 y 240 CV y asociado a la transmisión 4Motion con cambio DSG.

Equipos inéditos

En cuanto a equipamiento, el Tiguan también mejora de forma importante a su predecesor. Toda la gama incluye avanzados sistemas de seguridad como pueden ser los 7 airbags, el detector de peatones, el capó activo que se abre automáticamente en caso de atropello para reducir las lesiones o el asistente de mantenimiento de carril.

Nuevas opciones enriquecen las posibilidades de equipar el Tiguan y un ejemplo es el sistema Digital Cockpit, de serie en el acabado superior Sport y ofrecido en el resto como una opción con precio de 700 euros. En él se incluye, por primera vez en un SUV de la marca, el Head-Up Display que proyecta los datos principales del cuadro de instrumentos sobre el salpicadero y que ofrece la particularidad de ser configurable al gusto del conductor.

Otras novedades reseñables en cuanto al equipamiento son los faros de tecnología Led que aportan mayor potencia lumínica o los asientos Ergo Activ con regulación en 4 ejes y función de masaje integrada.

Precios de lanzamiento

- Volkswagen Tiguan Edition 2.0 TDI 150CV 29.560 euros

- Volkswagen Tiguan Advance 2.0 TDI 150CV 33.320 euros

- Volkswagen Tiguan Advance 2.0 TDI 150CV 4Motion 36.650 euros

- Volkswagen Tiguan Advance 2.0 TDI 150CV 4Motion DSG 38.670 euros

- Volkswagen Tiguan Sport 2.0 TSI 180CV 4Motion DSG 42.200 euros

- Volkswagen Tiguan Sport 2.0 TDI 150CV 4Motion 39.370 euros

- Volkswagen Tiguan Sport 2.0 TDI 150CV 4Motion DSG 41.360 euros

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0