Novedades

Mercedes muestra su futurista coche autónomo: conducir es cosa del pasado

Los coches autónomos pintan un futuro cada vez más cercano. En este caso es el Mercedes-Benz F 015 Luxury in motion el que parece dejar bien claro que dentro de no mucho tiempo seremos todos meros pasajeros en los desplazamientos diarios. Dotado de dos motores eléctricos que derivan la potencia al eje trasero y de un interior amplio y lujoso, es sin duda una la gran estrella del CES Las Vegas.

Viendo el panorama evolutivo del automóvil actual, no hace falta que lo diga nadie ya a estas alturas, pero si sale de boca de Dieter Zetsche, nos lo creemos más. "El coche está creciendo más allá de su papel como simple medio de transporte y va camino de convertirse en un espacio de vida móvil". Estas son las palabras que ha pronunciado el presidente de Mercedes-Benz al presentar al mundo la última creación de la firma alemana en materia de conducción autónoma.

Nos referimos al Mercedes-Benz F 015 Luxury in motion, un prototipo que acaba de ver la luz en el CES Las Vegas, un Salón dedicado a la electrónica de consumo en el que se recogen los últimos avances tecnológicos de las grandes firmas.

Efectivamente, por si alguien aún lo dudaba, eso de ponerse a los mandos para gobernar un coche dejará de ser una realidad dentro de no muchos años. Más bien será el propio coche el encargado de llevar por sí mismo a los pasajeros a su destino. Si atendemos al Mercedes-Benz F 015 Luxury in motion vemos que da prioridad al espacio y al lujo en su habitáculo. Los cuatro asientos son giratorios, lo que permite distintas configuraciones, y hay pantallas táctiles por doquier. Incluso los paneles de las puertas se convierten en 'tablets' gigantes que permiten una amplia interacción. La idea es que los ocupantes del coche puedan relajarse, disfrutar o incluso trabajar a bordo con la mayor comodidad posible, como si viajasen en un tren.

Conducción autónoma con un gran habitáculo

Este Mercedes capaz de moverse entre el tráfico de forma autónoma mide 5,22 metros de longitud y tal y como se aprecia en las imágenes, cuenta con una distancia entre ejes muy generosa. Si a esto le sumamos unas puertas traseras de apertura inversa y la ausencia de pilares B, lo que obtenemos es un habitáculo de fácil acceso y muy bien aprovechado, en el que cuatro personas de cualquier talla pueden viajar a sus anchas, con total desahogo.

Visto desde fuera llama la atención su diseño futurista y sus filas de LEDs tanto en la parte frontal como en la zaga. Estas luces están destinadas al alumbrado, pero también sirven para mostrar mensajes a los peatones y al resto de coches, además de para indicar si el coche rueda en conducción autónoma o manual. Porque sí, el Mercedes-Benz F 015 Luxury in motion también permite que alguien se ponga a los mandos si es necesario.

El sistema de propulsión de pila combustible queda en manos de dos motores eléctricos, que rinden una potencia conjunta de 272 CV y un par máximo de 400 Nm. La autonomía declarada es de 1.100 kilómetros y sus prestaciones quedan firmadas por una velocidad máxima de 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

askfmnomolanada
A Favor
En Contra

2cool4school

Puntuación 1
#1