Motor

Renault lanza el Mégane R.S. Trophy-R, con 300 caballos y producción limitada

  • Se trata de una edición limitada de 500 unidades, a la venta hasta fin de año
  • Motorización de gasolina de 1.8 litros, que acelera de 0 a 100 en 5,4 segundos
  • Desde 55.000 euros

La firma automovilística Renault ha lanzado la edición R.S. Trophy-R de su modelo Mégane, que desarrolla una potencia de 300 caballos y que será una serie limitada a 500 unidades numeradas que también se comercializarán en España.

Renault indicó que este modelo, que se comercializará desde ahora hasta finales de año, se fabrica en la factoría de la compañía en Palencia y se convierte en el modelo de serie "más eficaz" de la historia de la empresa del rombo.

Nueva edicion limitada del Megane RS Trophy.

Este vehículo incorpora una motorización de gasolina de 1.8 litros que alcanza una potencia máxima de 300 caballos. Con esta mecánica, el Mégane R.S. Trophy-R es capaz de acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 5,4 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 262 kilómetros por hora.

Nueva edicion limitada del Megane RS Trophy.

130 kg menos

El nuevo modelo de Renault ha experimentado una fuerte reducción de peso de 130 kilogramos en comparación con el Mégane R.S. Trophy, para lo que se han incorporado elementos de carbono y se han modificado diferentes elementos.

Nueva edicion limitada del Megane RS Trophy.

Asimismo, se ha mejorado la suspensión y se incorporan neumáticos exclusivos, mientras que la aerodinámica se ha mejorado. El modelo cuenta con un sistema de escape Akrapovic de titanio que refuerza la deportividad, según dicen en Renault.

Nueva edicion limitada del Megane RS Trophy.

Esta edición limitada a 500 unidades se comercializa desde 55.000 euros, mientras que su lanzamiento inicial se realizará en Francia, Alemania, Reino Unido, Suiza y Japón, aunque la previsión es que también se pueda adquirir en el mercado español.

15 años de versiones

Trasera del nueva edición limitada del Megane RS Trophy.

Desde hace 15 años, las versiones Renault Sport sobre una base de Mégane están escribiendo las mejores páginas de la historia de los compactos deportivos modernos. Hace ahora más de 10 años que los Mégane R.S. en sus versiones más radicales baten sucesivamente el récord de vuelta en Nürburgring, "juez" mundialmente reconocido para evaluar el nivel de prestación de un coche.

Edición limitada del Megane RS Trophy.

La última generación de Mégane no se queda atrás con el  Nuevo Mégane R.S. TROPHY-R que bate un nuevo récord y que ha sido desarrollado, como sus predecesores, con un afán de eficacia extrema. Más que tocar la potencia, se trata de buscar la eficacia centrándose en tres pilares: el aligeramiento, la maximización de la eficacia aerodinámica y unas uniones con el suelo más radicales. Esta nueva creación es la continuación de la tradición de los modelos que firma Renault Sport, concentrada en la velocidad en curva más que en el rendimiento puro en las rectas.

Edición limitada del Megane RS Trophy.

Nuevo MÉGANE R.S. TROPHY-R nace de la competición y el compromiso con el automovilismo sirve a los modelos de producción de Renault Sport. Aquí no hay medias tintas: es verdaderamente radical. Una voluntad de eficacia pura al servicio exclusivo de las prestaciones para unos pilotos exigentes.

Nuevo MÉGANE R.S. TROPHY-R es un deportivo de carretera listo para la pista. Con más motricidad, más velocidad para negociar las curvas y más resistencia de frenado, es capaz de aportar un placer inmenso a quienes sepan sacarle la quintaesencia. Un coche para pilotos: definitivo, afilado, su nivel de prestación le permite rivalizar con muchos modelos con más de dos ruedas motrices y más de 300 CV bajo el capó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.