Motor

Aston Martin DBS Superleggera Volante: multiplica las sensaciones

No serán los más rápidos ni los más efectivos en curva (que lo son mucho). Tampoco serán los más equilibrados en precio. Pero da igual. Cualquier modelo de Aston Martin sube directamente al podio de los deportivo más deseados por una serie de cosas como su diseño y otras, quizá intangibles, como la emoción que despiertan al verlos en vivo y conducirlos. La última novedad de la firma británica es el Aston Martin DBS Superleggera Volante, un modelo descapotable que enamora al primer golpe de vista.

La denominación 'Volante', queda reservada en esta marca a las versiones descapotables. El año pasado, ya cerca del verano, se presentó la variante coupé del DBS Superleggera y es ahora cuando han decidido sustituir el techo cerrado por una capota textil con ocho capas aislantes , que se puede elegir en ocho colores exteriores y seis tapizados interiores. Se abre en 14 segundos y se cierra en 16, y la maniobra se puede hacer tanto desde dentro del coche como desde fuera con el mando remoto.

Bajo el capó de este Aston y tras esa parrilla tan reconocible se esconde un imponente motor V12 biturbo de 5,2 litros de cilindrada, que es el mismo que equipa el Aston Martin DB11 pero con algunas mejoras que elevan la potencia en nada menos que 117 CV y 200 Nm. Ahora son 725 CV y 900 Nm las cifras que eroga el nuevo descapotable. Esta fuerza va derivada al eje trasero mediante una caja de cambios automática firmada por ZF. ¿Sus prestaciones? De 0 a 100 km/h en 3,6 segundos; velocidad punta: 339 km/h.

Conscientes de que el peso es uno de los males endémicos de los modelos cabrio, los ingenieros de la firma británica se han empleado a fondo para aligerar en la medida de lo posible. Es por ello que hay fibra de carbono en algunas piezas de la carrocería, discos de freno carboerámicos y otros elementos como llantas forjadas, para intentar rebajar el mayor número posible de gramos a la báscula. Al final, el coche es 170 kg más pesado que su equivalente coupé, pero sus prestaciones son casi idénticas, ya que alcanzan la misma velocidad máxima y el 0-100 es apenas dos décimas de segundo mejor en el coupé.

El Aston Martin DBS Superleggera Volante, que cuenta con elementos distintivos como los paragolpes, la cuádruple salida de escape o la calandra sobredimensionada, saldrá la venta a lo largo del verano de este mismo año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
En portada Ver más noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.