Motor

Mueren once personas en la primera fase de tráfico de Semana Santa

Once personas han fallecido en once accidentes mortales de tráfico durante la primera fase del dispositivo especial de Tráfico de Samana Santa, que comenzó el viernes 12 a las 15.00 horas y finalizó el domingo 14 a las 24.00 horas.

De los once muertos, seis viajaban en turismo, cuatro eran motoristas y otra de las víctimas mortales iba en furgoneta, según informan a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Durante esta primera fase, Tráfico estimaba unos 3,9 millones de desplazamientos de largo recorrido por carretera. Durante todo el dispositivo especial (que terminará el lunes 22 de abril a las 24.00 horas), se prevén 15,5 millones de viajes, la misma cantidad de movimientos que se llevaron a cabo el año pasado.

En 2018, un total de 31 personas perdieron la vida en la carretera durante la Semana Santa y otras 159 resultaron heridas graves.

Desde el pasado viernes hasta el lunes 22 unos 9.200 agentes de la Guardia Civil de Tráfico velarán por la seguridad en las vías, frente a los 8.800 que hubo el año pasado. Además, el dispositivo contará con 264 vehículos camuflados de la Benemérita para vigilar el comportamiento en la carretera, sobre todo en convencionales; y cerca de 1.400 radares para controlar la velocidad: 724 fijos, 62 de tramo y 557 móviles en los vehículos de la Guardia Civil; además de 10 helicópteros y 8 drones.

Igualmente, la DGT contará con 216 cámaras para el control del uso de cinturón pero que, dada su "fiabilidad", también se utilizarán para vigilar el uso del móvil.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
En portada Ver más noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.