Motor

Tesla recorta a la mitad sus pérdidas en 2018 por el empuje del Model 3

La firma anuncia que las medidas de reestructuración le generarán ahorros anuales de hasta 350 millones de euros

Esta mejoría del balance corporativo durante el año pasado se explica por la evolución positiva experimentada por el lanzamiento del Model 3, que registró unos altos volúmenes de venta desde su introducción en el mercado, según informó la empresa.

"El pasado fue el año más importante en la historia de Tesla. Durante el inicio de producción del Model 3 experimentamos complicaciones significativas con el módulo de la batería en la Gigafactoría 1 en Nevada (Estados Unidos) y después con nuestra línea de ensamblaje general en Fremont", aseguró la empresa.

No obstante, Tesla destacó que, gracias al trabajo del equipo, a mediados del año pasado se superaron esos retos y se estabilizó la producción del Model 3 "en volúmenes altos", lo que permitió que este modelo se convirtiera en uno de los automóviles más vendidos en Estados Unidos.

En 2018, la compañía que capitanea Elon Musk contabilizó una cifra de negocio de 17.631 millones de dólares (15.465 millones de euros), lo que se traduce en una subida del 106% si se compara con los ingresos registrados el año precedente.

En el cuarto trimestre del ejercicio pasado, la multinacional californiana logró unas ganancias netas atribuidas de 139,4 millones de dólares (122 millones de euros), en comparación con las pérdidas de 675 millones de dólares (592 millones de euros) contabilizadas en los mismos tres meses del año previo.

La cifra de negocio de Tesla entre octubre y diciembre de 2018 fue de 6.073 millones de dólares (5.327 millones de euros), lo que se traduce en una progresión del 3,3% en comparación con los datos del mismo período de 2017.

2019

Para el año que acaba de comenzar, la corporación automovilística prevé que los volúmenes de producción y ventas del Model 3 crezcan "significativamente", al tiempo que iniciará la fabricación de dicho automóvil en sus instalaciones de Shanghai (China).

"Esperamos que el gasto de capital por unidad de capacidad en esa factoría sea menos de la mitad que en nuestra línea de montaje de Fremont", aseguraron desde la compañía, al tiempo que destacaron que en 2019 empezarán los trabajos del Model Y, con el objetivo de alcanzar volúmenes de producción a finales de 2020.

La previsión de la empresa es comercializar entre 360.000 y 400.000 vehículos en todo el mundo durante el año actual, lo que supondrá crecimientos de entre el 45% y el 65% respecto a las cerca de 250.000 unidades entregadas en 2018.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0