Ecomotor

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto: "Los comerciantes de vehículos aportan el 3% al Producto Interior Bruto"

Juan Ferrari31/01/2018 - 6:000 comentarios

Gerardo Pérez es desde junio presidente de Faconauto, patronal de los concesionarios de automóviles. Defiende que el sector ya no necesita un plan Pive para sobrevivir; sin embargo, el parque es muy antiguo y hay que rejuvenecerlo.

¿Cuál es la dimensión de la comercialización de coches en España?

Faconauto aglutina a 2.168 concesionarios de automóviles, que representan al 95% del mercado. Su facturación conjunta ronda los 38.000 millones de euros y damos trabajo a 150.000 personas. Somos, por tanto, una asociación muy potente, representamos el 3% del PIB. El automóvil en su conjunto supone el 10%, la tercera parte proviene de concesionarios, un poquito más de empresas de componentes y entre nosotros y los componentes, los fabricantes de coches.

¿Qué problemas tienen los concesionarios con la Administración?

Que está muy departamentalizada y en un sector como este, que trata con muchos ministerios, es muy complicado llevar tu mensaje y que se tomen las medidas oportunas. Deberíamos tener un único interlocutor en la Administración, aunque también un único interlocutor por parte del sector del automóvil.

¿Debería haber un nuevo plan 'Pive' o el sector no necesita ayudas?

Hay que desterrar ya la palabra plan de ayudas; es decir, este sector no necesita ayudas porque ahora mismo tenemos un mercado de más de 1,3 millones de coches que nos va a permitir vivir razonablemente bien. Y, además, estamos creando empleo. Pero lo que sí es verdad, es que tiene que haber en España un plan de rejuvenecimiento del parque y ¿eso implicará que haya algún tipo de plan Pive? Pues si es así, serán palancas para rejuvenecer el parque porque la mejora medioambiental tiene que venir de varias palancas y no solo de un plan de ayudas.

¿La venta digital podría ser negativa para los concesionarios?

Somos empresarios atípicos porque hay un concedente que nos da la oportunidad de vender sus productos. Y eso puede cambiar en el futuro si la digitalización llega a un producto como los coches. Actualmente, la venta online es prácticamente cero. Pero si las marcas se quedan con el negocio online, no creo que puedan pensar que les vamos a considerar como socios. De todas formas, hay muchas marcas que no han empezado en la venta digital y las que sí, lo hacen pensando en un futuro negocio.

La concentración ha sido muy potente en la crisis. ¿Va a seguir?

Sí y los empresarios deben ser más profesionales. Pero en época de bonanza se produce menos concentración, aunque se pueden dar fusiones sanas, no sólo por compras, sino concesionarios que decidan trabajar juntos. Se precisa de esa concentración muy profesional. Pero debemos saber a qué retos nos vamos a enfrentar e, insisto, el fabricante debe ser claro y honesto.

Las relaciones entre marcas y concesionarios son desiguales. ¿Siguen pensando que deberían regularse?

Este sector necesita una regulación de las relaciones entre fabricantes y concesionarios. El problema en su momento fue que en esta supuesta regulación se intentó mezclar todo, como las compras de coches con las cancelaciones de las contratas, el envío de coches para stock, o la financiera. Hay que ver qué cosas hay que pelear y las cosas del día a día que tendrán que pelear el concesionario o la red con las marcas. Pero cuando el fabricante decida que ya no cuenta con un concesionario, el empresario debe tener una salida digna de su negocio.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias
Ver más noticias