Motor

Tesla Motors llega a España: prevé instalar 100 supercargadores antes de 2020

  • La CNMC ha habilitado a la compañía como gestor de carga

Tesla Motors ha iniciado su desembarco en España. La compañía estadounidense inaugurará el próximo 21 de julio el primer punto de recarga para sus vehículos eléctricos en Gerona y ya prepara la apertura de nuevos supercargadores en Zaragoza y Tarragona.

La intención, según fuentes consultadas por este diario, es contar con una red de 100 instalaciones de recarga en 2020, lo que supone colocar cerca del 50% de los puntos que el Gobierno prevé que se instalen para cumplir con los objetivos marcados por la Directiva de la Comisión Europea.

La intención de la empresa de Elon Musk es instalar un total de 13 puntos durante este próximo año 2016 para dar servicio a sus vehículos, cubriendo el corredor hasta Lisboa pasando por Barcelona y Madrid, o hasta Sevilla pasando por Barcelona, Valencia y Málaga. También se prevé tener listo el trayecto por Bilbao, por Zaragoza y llegar hasta Oporto e incluye además las islas en sus planes.

En estos momentos, Tesla tiene ya 468 zonas de recarga con 2.631 supercargadores instalados en el mundo. La marca busca habitualmente restaurantes, hoteles o pistas de ski donde el usuario puede pasar un tiempo para facilitar la recarga. Los supercargadores de la compañía reducen de forma considerable el tiempo de espera. Con media hora de recarga, los vehículos logran una autonomía de 275 kilómetros, frente a los 22 kilómetros de un cargador de 40 amperios.

Un dato a tener en cuenta es que la llegada de Tesla a España permite que los usuarios europeos ya puedan comenzar a desplazarse con sus vehículos por la Península. Por el momento, la compañía no mantiene ningún servicio técnico en nuestro país pero se espera que también comience a llegar a acuerdos de este tipo, así como la llegada de concesionarios.

Permiso de la CNMC

Para lograr operar en España, la tecnológica estadounidense ha necesitado los permisos de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia que le otorgó a principios de julio la autorización como gestor de cargas.

Un gestor de cargas es aquel agente del sector eléctrico que, siendo consumidor, está habilitado para la venta de energía eléctrica destinada a la recarga de vehículos eléctricos, así como para el almacenamiento de energía para una mejor gestión del sistema.

La actual tarifa eléctrica tiene un precio específico para la recarga de vehículos con precios en horas valle muy debajo del habitual y más elevados en las horas punta. Concretamente, según los datos de REE, los precios para hoy son de 162,37 euros en el momento más caro y 63,76 euros para el más barato, frente a los 137,28 euros que pagará hoy de media el consumidor normal.

Algunas de las obligaciones que tendrá que cumplir Tesla pasan por por informar acerca del origen de la energía suministrada así como mantener sus instalaciones en las condiciones técnicas y de seguridad reglamentarias.

La compañía deberá estar vinculada a un centro de control que les permita interactuar con la red para participar en la gestión activa de la demanda e informar a la CNMC de los puntos de recarga puestos en servicio y la energía suministrada en los mismos.

El Gestor de Carga puede aprovechar este hecho para optimizar la gestión de la oferta y la demanda del sistema eléctrico: gracias a su centro de control debe ser capaz de agrupar consumos y realizar las recargas en los mejores momentos para el sistema.

Con este permiso, Tesla estará autorizada para almacenar electricidad en periodos nocturnos, cuando la oferta de energía supere la demanda y la componente de renovables es mayor, para suministrarla posteriormente en periodos diurnos a un precio más atractivo. No obstante, los cargadores de Tesla no son la principal preocupación ya que su uso y por lo tanto el coste de la recarga de energía es totalmente gratuito para los clientes de la marca Tesla, lo que supone un importante ahorro para los dueños de vehículos de esta misma marca.

Con un vehículo que recorra del orden de 200.000 kilómetros de media en su vida útil el coste total del carburante pueden rondar entre los 15.000 y 20.000 euros, lo que hace más atractiva la compra de uno de estos vehículos.

En estos momentos, en España apenas hay 15 empresas habilitadas para desarrollar estos sistemas de gestión entre las que se encuentran Ibil, Iberdrola, Endesa, E.ON, Gas Natural, Acciona, Sampol Ingeniería y empresas específicas de recarga de coches eléctricos.

La presencia de Tesla en España aún es testimonial. Apenas hay 15 vehículos de alta gama de la compañía pero Tesla cuenta con tres modelos de coche S que tiene unos precios que oscilan entre los 60.000 y 90.000 dólares y prepara una segunda gama a un coste más accesible -rondará los 30.000 euros- que comenzará a estar disponible a partir de 2016 y sobre la que ya se pueden hacer reservas con un anticipo de 5.000 dólares.

Con la vista en al auge del autoconsumo

La decisión de entrada de Tesla se produce justo después de anunciar el Ministerio de Industria el plan de Vehículos con Energías Alternativas ( VEA) en el que se fijan unos objetivos para el coche eléctrico que pasan del parque actual de 10.000 vehículos a los 150.000 en el año 2020 y los puntos de recarga de los aproximadamente 1.000 en funcionamiento a un mínimo en 2020 según el criterio de la Directiva de 1.190 puntos urbanos.

Tesla además ha lanzado al mercado sus baterías para fomentar el crecimiento del autoconsumo y facilitar la recarga de los vehículos en los hogares. Por el momento, este tipo de instalaciones ha tenido una gran acogida y según la compañía en menos de una semana recibió casi 40.000 pedidos valorados en 800 millones de dólares. La compañía ha lanzado varios modelos con potencias distintas, pero la actual regulación en España impide la instalación de este tipo de equipamiento.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Uffff pensaba q esto estaba mucho más avanzado

Puntuación -1
#1
BIlbo
A Favor
En Contra

Tesla está próxima a la liquidación. Busquen información en internet sobre las baterías de Litio-Sulfuro (competidoras de las de Litio-Ion de Panasonic-Tesla) y sabrán el por qué.

Por otro lado resulta una burla que se subvencione vehículos de lujo como este, cuyas emisiones de CO2 a la atmósfera a lo largo del ciclo de vida útil del mismo superan a las de cualquier utilitario (por mucho motor eléctrico que lleve).

Ah, lo olvidaba, a pesar del "buen rollismo" de Tesla con las famosas aperturas de patentes, sus ¿super?cargadores no son más que enchufes normales y corrientes con la única particularidad de que su voltaje y conexiones los hacen incompatibles con los de cualquier otro modelo en el mercado. En particular son incompatibles con los estándares europeos.

Puntuación -30
#2
asdfg
A Favor
En Contra

valiente alternativa... madrid sevilla ida y vuelta... cuatro recargas (para dejarlo otra vez lleno)... dos horas... puaf..... tanta propaganado del coche electrico cuando el de pila de hidrogeno le da veinte vueltas en todos los aspectos.. ... mayor rapidez de recarga, autonomia... y al final lo mismo porque estos supercargadores al ser puntos "singulares" podrán ser sometidos a los mismos impuestos que las gasolinas o el hidrogeno...

estos coches no son mas que humo.... en cuanto las empresas se lanzen a ello el de hidrogeno se come al electrico.. lo que pasa es que las subvenciones al electrico hace que este sea mas promocionado... y los gobiernos lo promocionan a costa del de hidrogeno por cuestiones de propagando ecologica....

Puntuación -22
#3
Federico
A Favor
En Contra

Autoconsumo Ya.

Autoconsumo por votos.

Puntuación 15
#4