Motor

Los diez 'impactos' con coches más impresionantes de la historia del cine

En los últimos tiempos las campañas de la Dirección General de Tráfico (DGT) nos han mostrado escenas de accidentes de tráfico realmente espeluznantes. Como si no estuviéramos acostumbrados a ver de cuando en cuando accidentes no menos impresionantes (por ser de ficción) que los que ofrece el séptimo arte. A modo, eso siempre, de enseñanza para que nunca perdamos el miedo y el respeto al volante, he aquí diez de los accidentes y/o atropellos más famosos de la historia del cine.

Destino final 2

No es que nos gusten mucho las segundas partes, y menos de estas presuntas series B estadounidenses, pero se puede decir que el accidente múltiple con el que se inicia Destino Final 2 es, seguramente, el más impactante de la historia del cine. Son casi cinco minutos de angustia sin límites, en las que nos arrepentiremos de habernos sacado el carnet. No faltan camiones, adolescentes idiotas, mujeres embarazadas... Todo un mix al servicio de la seguridad al volante.

Constantine (2005)

En principio, no parece que una película sobre Lucifer, y con Keanu Reeves de protagonista, se merezca estar en esta horrible lista. Pero es que el atropello que aparece en Constantine es uno de los mejores rodados en la historia del cine por su simplicidad y su impacto. Si es que siempre hay que mirar a los dos lados antes de cruzar, aunque estés en el desierto.

Matrix Reloaded (2003)

Que sí, que es todo efecto especial por ordenador. Pero qué más da, si el resultado es una impresionante escena de persecuciones 'virtuales' en el que nos sobrecogerá la médula ese impacto entre dos gigantescos tráilers. Juro que, cuando la vi en el cine, sentí vibrar la butaca casi con la misma fuerza que debieron sentir los dos camioneros ese pequeño 'alcance' en el que se ven envueltos.

Thelma y Louise (1991)

Qué forma magistral de terminar una no menos impresionante película, que narra una de las mejores historias rodadas en los últimos tiempos. Todos nos sentimos Geena Davis, todos nos sentimos Susan Sarandon, todos fuimos Thelma y Louise en resumen, cabalgando en ese precioso Ford Thunderbird del 66 hacia el Gran Cañón y hacia la eternidad.

Entre dos mujeres (1994)

Una película que no ha pasado desde luego a la historia del cine tiene sin embargo una escena de accidente que no solo es el eje central de la película, sino que está rodada en una gloriosa cámara lenta en la que incluso nosotros mismos estamos esperando el impacto en cualquier momento. Eso sí, para ser sinceros, en tan larga escena la mayoría estábamos más angustiados por cómo terminaría esa joya llamada Mercedes 280SL que por la suerte que corriera Richard Gere.

El diablo sobre ruedas (1971)

Mito entre mitos de las escenas de persecuciones cinematográficas, El diablo sobre ruedas, primera película de un tal Steven Spielberg, tiene un final acorde a su calidad y categoría. Y por supuesto, usando también la técnica de la cámara lenta para alargar el clímax final. Una lástima lo del Plymouth Valiant de Dennis Weaver, claro, pero es que lo queremos todo...

Abre los ojos (1997)

La aportación patria a esta lista viene de la mano de Alejandro Amenábar, que en su segundo filme nos enseñó que lo de "mujeres al volante, peligro constante? no es más que un cliché machista, pero que lo de "mujeres despechadas al volante...", ay amigo, esto ya es harina de otro costal. Y si no, que se lo digan a Eduardo Noriega, que se deja contra un muro parte de su mucha belleza exterior.

Crash (1996)

David Cronenberg siempre ha sido un director bastante perjudicado. Y después de ver Crash, muchos pensamos que debe dejarse un pastizal en terapia, porque pocas películas se han rodado tan sórdidas, tan extrañas y, a la vez, tan atractivas. Porque hay que estar enfermo para encontrar atracción sexual en los accidentes de tráfico. Y como toda la película en sí es un 'accidente', ponemos el tráiler en vez de una escena específica. Eso sí, avisada queda la audiencia.

Un hombre lobo americano en Londres (1981)

Y aunque esto de los accidentes de tráfico es algo muy serio, no podemos cerrar este reportaje sin hacer referencia a dos de las escenas más divertidas de la historia del cine con accidentes de tráfico por medio. La primera de ellas nos muestra el caos que se produce en el centro de Londres, con los famosos deckers (autobuses de dos pisos) derrapando y volcando, por la 'nimiedad'... de que hay un hombre lobo suelto en medio de Piccadilly Circus y alrededores. El humor negro llevado al paroxismo en este clasicazo del desgraciadamente olvidado John Landis.

¿Conoces a Joe Black? (1996)

Y puestos a 'delirar', es lo menos que nos puede provocar esta ya mítica escena de Brad Pitt, sufriendo un 'desafortunado' atropello en ¿Conoces a Joe Black?. Aunque la escena pretende ser seria, ha quedado registrada en la historia del cine como una auténtica risión, y de hecho no han sido pocas las parodias del vuelo del guapo oficial de Hollywood de coche en coche.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin