Ecomotor

Opel ya fabrica coches en Europa con ayuda de impresoras 3D

EcoMotor.es21/08/2014 - 11:22 comentarios

Con los métodos de impresión en 3D avanzando a pasos agigantados, ya hay quien ha logrado fabricar un coche a partir de un diseño pasado por una impresora 3D de forma experimental. Pero Opel ya ha logrado adaptar la fórmula a sus procesos de producción en serie.

Según desvela la firma perteneciente a General Motors, un equipo de seis personas imprimen ya piezas de plástico en la planta de Rüsselsheim que después son utilizadas en otras factorías de toda Europa. Las ventajas parecen evidentes: dice Opel que son más baratas y rápidas de producir.

Ejemplos

De hecho, estas piezas se utilizan en la planta de Eisenach para el montaje del Opel Adam y su variante Adma Rocks. Y esto es solo el comienzo, afirman convencidos desde la marca, cuyos expertos prevén que el uso de impresoras 3D en la producción de automóviles se incremente sustancialmente a corto plazo. "En el futuro, más y más herramientas de montaje 3D serán integradas en el proceso de producción", indica Sascha Holl, ingeniero de simulación virtual que lidera al citado equipo de trabajo.

Por ejemplo, para la producción del Adam Rocks, que llegará al mercado este octubre, la planta de Eisenach utiliza una plantilla específica hecha a través de impresión 3D para producir el logotipo del nombre del coche en la ventana lateral. Y para el parabrisas, una guía, hecha también mediante impresión 3D, facilita el montaje e incrementa la precisión. Asimismo, otras piezas de impresora son también utilizadas para ajustar los diferentes cromados o para instalar el techo de lona corredizo en el Adam Rocks. En total, Opel calcula que alrededor de 40 plantillas, guías y ayudas de este tipo son utilizadas en Eisenach.

"Nos permite adaptar las piezas rápidamente. Si algo cambia en el coche, podemos modificar la pieza con unos pocos clics", explica Holl. "Con el procesos de impresión 3D podemos producir cualquier cosa que imaginemos a partir de una forma o trazo. A diferencia de las tecnologías convencionales de fabricación, nosotros no aceptamos ningún tipo de limitación", añade.

Método

Por otra parte, el equipo de ingeniería virtual de Rüsselsheim tampoco ha de verse necesariamente limitado a la hora de fabricar piezas grandes, ya que, aseguran desde Opel, la utilización de una sofisticada tecnología permite el ensamblaje de las piezas más pequeñas para construir otras más grandes; así sucedería, por ejemplo, en la producción de una guía de ayuda para el faldón lateral o el spoiler trasero del Adam Rocks.

Durante la impresión 3D, el plástico se funde y se establece en capas sucesivas, cada una tan sólo de 0,25 mm de grosor. El plástico utilizado es ligero, robusto y versátil. Los huecos y salientes son tratados de forma automática con un material de relleno, que luego es eliminado convenientemente en una especie de lavavajillas. "El proceso puede ser comparado con la construcción de puentes o balaustradas", indica Holl. "Los elementos altos o que sobresalen deben ser apuntalados hasta que el material de endurezca. Solo en ese momento se pueden quitar los elementos de apoyo", explica para resumir el proceso.

Y no sólo la gama Adam puede servir de ejemplo. También la producción del Opel Insignia y el Cabrio también se benefician de la impresión 3D, que será empleada en el ensamblaje de otros modelos de Opel próximamente: el nuevo Corsa, el Vivaro y el Mokka, que comenzarán a salir de las líneas de montaje en Figueruelas (Zaragoza) a finales de este año, serán otros modelos construidos con la ayuda de herramientas de una impresora 3D.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias