Motor

Tata deja claro con el nuevo F-Type que Jaguar seguirá siendo igual de británico

Jaguar C-X16, el concepto en que se basa el nuevo F-Type

Hace exactamente un mes, Jaguar adelantaba las primeras imágenes del F-Type, su nuevo deportivo previsto para 2013. Basado en el concepto C-X16, evoca el espíritu del mítico E-Type nacido en los cincuenta, que sería todo un símbolo en el Londres de sesenta. Tata, que compró la compañía en 2008, parece querer dejar claro que los deportivos británicos por excelencia seguirán manteniendo la esencia de sus orígenes.

No será hasta el próximo septiembre cuando, según se prevé, se presente en sociedad el nuevo F-Type y, aunque no será comercializado antes del próximo mes de abril, se espera que pronto alcance un gran éxito en el mercado. "Si es capaz de hacer por Jaguar lo que hizo el E-Type, será todo un éxito", asegura Peter Schmidt, experto en la industria de la automoción británica.

Schmidt sabe bien lo que dice: hablar del E-Type no es hablar de un coche cualquiera. Su éxito supuso un buen empuje al éxito internacional de Jaguar. Sin ir más lejos, el propio Enzo Ferrari llegó a calificarlo como "el coche más bonito jamás diseñado".

Pero más allá, desde Porsche niegan que el F-Type forme parte de una mera estrategia de marketing y confían en que sus eventuales ventas confirmen sus previsiones de éxito. "Somos una compañía demasiado pequeña como para no hablar de proposiciones viables", se defiende su portavoz Angus Fitton. "Generará beneficios, pero tendrá que hacer un esfuerzo doble, también, en la construcción de la marca".

Un desconocido que ya asusta a la competencia

Pocos detalles son los que se han dado al respecto del F-Type, dejando al margen que se trata de un roadster biplaza que contará con un amplio espectro de motorizaciones, según indicó la compañía el mes pasado.

Pero la mayor incertidumbre se eleva sobre el precio que alcanzará una vez salga al mercado: las especulaciones hablan de en torno a 70.000 euros, a medio camino entre el que tiene sus dos principales rivales -el Porsche Boxster, desde aproximadamente 50.000 euros y el 911 Carrera Cabrio, que se eleva hasta los 100.000 euros-. Otros descapotables -especialmente los premium alemanes-, como por ejemplo el Mercedes-Benz SL, tampoco deberían perder de vista la nueva competencia que llegará con el F-Type.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum