Motor

La automoción cerró el primer semestre con un incremento del 0,9% en su balanza comercial

  • Francia, Alemania y Reino Unido, principales destinos de la exportación

El confinamiento provocado por la pandemia de coronavirus provocó que el saldo aportado por la cadena de valor del sector de la automoción haya crecido solamente un 0,9% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 4.159 millones de euros, según datos de la patronal de fabricantes de vehículos (Anfac).

La parte de vehículos fue la principal responsable de este saldo positivo. Así, en los seis primeros meses del año se consiguió un saldo positivo de 6.923 millones de euros, si bien es un 6,2% menos en tasa interanual. Por ello, la parte de vehículos se posicionó en el primer semestre del año como el segundo sector con una mayor aportación a la balanza comercial, después de la alimentación, que generó 9.114 millones.

En cuanto a las exportaciones, en el periodo enero-junio, se lograron obtener un valor de 13.620 millones de euros, lo que supuso una reducción del 28,2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, condicionado por el cierre de los principales mercados de exportación en Europa, que supusieron más del 60% de los destinos de los vehículos producidos en España. De otro lado, las importaciones en los seis primeros meses del año cayeron un 42,2%, alcanzando los 6.697 millones de euros, reflejo de la debilidad del mercado interno en los meses de la pandemia.

En concreto, en el mes de junio, el sector de la automoción aportó 1.652 millones de euros de saldo positivo a la balanza comercial española, un 58,3% más respecto al mismo mes del año anterior. Las exportaciones del sector en este mes se redujeron un 8,7%, con un total de 3.987 millones de euros. Por su parte, la actividad comercial de vehículos reporto 2.264 millones de euros de saldo positivo a la balanza comercial española, que supone un 36,1% más que en 2019 a pesar de que las exportaciones de vehículos cayeron un 1,7%, con 3.342 millones de euros.

La patronal destaca la buena aceptación del vehículo fabricado en España de cara a los principales mercados de exportación. Desde el mes de abril, que se obtuvo el punto más bajo del valor de exportación de los vehículos con 332 millones de euros, se logró aumentar más de un 906% hasta los 33.342 millones de euros obtenidos en el último mes del primer semestre.

Durante el primer semestre del año, los principales destinos de exportaciones de los vehículos fabricados en España se dirigieron a la Unión Europea, siendo únicamente Estados Unidos y Turquía los dos mercados que se colocaron entre los diez primeros destino. A excepción de Turquía con un valor de las exportaciones de 287 millones de euros, que supuso un crecimiento del 37,6%, el resto de destinos sufrieron importantes caídas en el valor de las exportaciones respecto al año pasado, destacando la situación de Polonia (-44,8%) o Reino Unido (-34,9%).

Entre los tres destinos de exportación más importantes, Francia (2.915 millones de euros) se situó por primera vez a la cabeza del ranking, seguido de Alemania (2.773 millones de euros) y Reino Unido (1.640 millones de euros), que entre los tres representan un 52,1% del total de las exportaciones de vehículos.

En cuanto a las importaciones de vehículos, Alemania y Francia siguieron manteniéndose como los principales proveedores de vehículos al mercado español con un valor de 1.787 millones de euros y 802 millones de euros, respectivamente. Sin embargo, sufrieron importantes caídas del 45,8% desde Alemania y del 55,2% desde Francia. Por otra parte, Japón se posicionó como el tercer mayor mercado importador, que junto a Turquía y República de Corea se situaron entre los diez países importadores desde fuera de Europa.

A pesar del cierre de mercados en España y en Europa sufrido durante los meses de confinamiento y el impacto económico que esto supuso para el sector, la automoción se posicionó como uno de los principales motores de la economía española, siendo el sector que más creció en su aportación a la balanza comercial española desde el fin del estado de alarma, con un aumento del 132,7%, y 4.159 millones de euros durante el primer semestre, por delante de alimentación con un crecimiento del 52,7%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin