Coches

Las ventas de coches en Europa caen un 0,5% en abril, pese a las subidas en España, Italia y Francia

  • En el primer cuatrimestre el mercado europeo desciende un 2,5%, hasta 5,49 millones
  • Volkswagen lidera las ventas en Europa, aunque bajan un 6,8%
Volkswagen Polo en la campa de la fábrica de Navarra.

Las matriculaciones de automóviles en todo el mercado europeo se situaron en 1,34 millones de unidades durante el pasado mes de abril, lo que representa una disminución del 0,5% respecto a dicho mes del año pasado, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

La leve caída comercial en el mercado automovilístico europeo se produjo a pesar de los aumentos de ventas contabilizados en tres de sus principales países por volumen como son España (+2,6%), Italia (+1,5%) y Francia (+0,4%), que no lograron compensar las cifras negativas de Reino Unido (-4,1%) y Alemania (-1,1%).

En los cuatro primeros meses del año actual, las entregas de coches en el conjunto de Europa acumulan un retroceso del 2,5%, al registrar 5,49 millones de operaciones, frente a los 5,63 millones de unidades del primer cuatrimestre de 2018.

Volkswagen: 152.376 coches

El mercado automovilístico europeo estuvo liderado en abril por Volkswagen, con 152.376 unidades, lo que supone una disminución del 6,8%, aunque se mantuvo por delante de Renault, con 90.854 unidades, un 5,4% menos; de Peugeot, con 86.122 unidades, un 1% menos; de Ford, con 81.873 unidades, un 5,1% menos, y de Mercedes-Benz, con 74.156 unidades, un 2,8% más.

Entre enero y abril, Volkswagen fue también la marca más vendida en Europa, con 610.310 unidades, un 2,8% menos, mientras que el top 5 lo completaron Renault, con 363.002 unidades, un 5,3% menos; Peugeot, con 349.608 unidades, un 2% menos; Ford, con 344.287 unidades, un 9,1% menos, y Opel/Vauxhall, con 310.096 unidades, un 3,9% menos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.