Coches

Llamada urgente a revisión: "Algunos Opel Corsa y Adam no deben ser conducidos"

Hasta 8.000 unidades de los Opel Corsa y Adam fabricados desde mayo de 2014 tienen un problema en la dirección, según informa Opel en un comunicado oficial. Damos las claves para reconocer los coches afectados.

Quien se haya comprado un Opel Adam o un Opel Corsa de mayo de 2014 en adelante debe tener cuidado, pues la marca ha emitido un comunicado oficial en el que afirma que hasta 8.000 unidades fabricadas en ese periodo cuentan con una pieza defectuosa en el sistema de la dirección.

Opel dice que antes de ser revisados, estos coches "no deben ser conducidos, por precaución y para evitar cualquier posible riesgo". También asegura que no se tiene constancia de que esta situación haya provocado ningún accidente o lesión a conductores de estas unidades del Corsa y el Adam.

En la página web oficial (www.opel.es) se explica cómo pueden reconocer los usuarios si su coche está afectado o no. Lo primero es mirar el número de identificación del vehículo (VIN), que aparece en la parte inferior de la luna delantera o en los documentos de registro. Al mirar esta secuencia hay que tener en cuenta sólo los 8 últimos dígitos.

En el caso del Adam, están afectadas las unidades comprendidas entre: E6077301 - E6113446 y F6000001 - F6006544

En el caso del Corsa, están afectadas las unidades comprendidas entre: E6071016 - E6118738 y E4181031 - E4308122

Si el número VIN está en alguno de estos rangos, el siguiente paso sería comprobar una cifra que hace referencia al código de producción del eje intermedio (en la web www.opel.es hay un vídeo que explica cómo hacerlo), para ver si es 20E4 o 20K3. De ser así, el coche estaría afectado y, como decíamos antes, no debe ser conducido hasta que se sustituya la pieza defectuosa.

A continuación reproducimos el comunicado de Opel al respecto.

"Urgente / Revisión de seguridad de los modelos Adam y Corsa

Rüsselsheim/Madrid.

Opel/Vauxhall hace pública una llamada a revisión a sus clientes de los modelos ADAM y Corsa entregados desde mayo de 2014, pues ha detectado en una revisión rutinaria que alrededor de 8.000 de estos vehículos han sido fabricados con una parte del sistema de dirección que no cumplía con las especificaciones. Por precaución y para evitar cualquier posible riesgo, estos coches no deben ser conducidos antes de realizarles la inspección.

Como siempre, Opel/Vauxhall pone a sus clientes en primer lugar, y dado que esta situación podría afectar a su seguridad, la compañía está tomando medidas inmediatas y quiere transmitirlo a todos sus clientes a través de todos sus canales de comunicación. A partir de mañana, los propietarios de estos modelos podrán consultar en la página web española de www.opel.es o en www.opel.com, si su vehículo está afectado y tendrá todas las instrucciones precisas, en caso de que su coche esté incluido en esta llamada. Rogamos a los clientes que se vean afectados que contacten inmediatamente con Opel/Vauxhall.

La compañía ha sido consciente de este posible riesgo durante un control rutinario de calidad en la planta de producción de vehículos. La empresa confirma que no tiene conocimiento de ningún accidente o lesión relacionada con esta situación.

Los clientes que tengan preguntas adicionales pueden obtener atención inmediata a través de un número de teléfono directo que se publicará lo antes posible en la web".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint