Coches

El MINI Roadster, deportividad biplaza de estilo kart

Conducir un MINI significa disfrutar del comportamiento típico de los coches de la marca. Ahora esa sensación de conducción se maximiza en la versión concebida de manera consecuente para solo dos personas y para la conducción con el techo abierto. El MINI Roadster es el sexto modelo del fabricante británico de coches selectos y es el primer descapotable biplaza de la marca.

Esta nueva interpretación de un biplaza descapotable mantiene las formás típicas de MINI. Sus potentes motores y la avanzada tecnología del chasis, específica de este modelo, logran que se tenga la sensación de estar al volante de un kart, tal como es usual en los modelos de la marca.

Su clásica capota textil se abre de modo muy rápido y sencillo, y es ideal para aprovechar cualquier oportunidad para disfrutar conduciendo al aire libre.

Dos barras antivuelco montadas detrás de los asientos protegen al conductor y a su acompañante. El maletero tiene un volumen de 240 litros, sin importar si la capota está abierta o cerrada. El paso entre el habitáculo y el maletero para transportar cargas largas le confiere al coche un mayor grado de utilidad.

La transmisión auténtica de las formas típicas de la marca a las proporciones propias de un coche biplaza descapotable le otorgan al MINI Roadster una imagen inconfundible e irresistible. Tiene una silueta elegante y alargada aunque la capota esté cerrada. Gracias a la forma de la base posterior de la capota y la posición de la tapa del maletero, se obtiene
la característica forma de tres volúmenes.

En su fecha de lanzamiento al mercado, el MINI Roadster se ofrecerá con cuatro potentes y eficientes motores diésel y de gasolina. La gama de modelos abarca desde el MINI Cooper Roadster (90 kW/122 CV), pasa por el MINI Cooper SD Roadster (105 kW/143 CV) y el MINI Cooper S Roadster (135 kW/184 CV), y llega hasta el MINI John Cooper Works Roadster (155 kW/211 CV), el modelo más deportivo de la gama.

El equilibrio aerodinámico del MINI Roadster se optimiza mediante un alerón posterior que se extiende automáticamente a partir de una velocidad de 80 km/h.

El carácter premium del MINI Roadster se realza mediante un equipamiento de serie muy completo que, entre otros, incluye climatizador, espejos retrovisores regulables eléctricamente, sistema de control de las distancias al aparcar PDC, asientos regulables en altura, y sistema audio con unidad CD compatible con el formato MP3 y provisto de una conexión AUX-In.

Para aumentar el nivel de confort y el grado de personalización del coche pueden adquirirse diversos atractivos equipos opcionales como, por ejemplo, faros de xenón, sistema de orientación automática del haz de luz en curvas, faros con carcasas de color negro, sistema de acceso de confort y Always Open Timer. En el MINI Roadster también se pueden utilizar las innovadoras funciones de información, entretenimiento y comunicación de MINI Connected.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint