Ecoaula

El nivel de idiomas en la empresa española sigue siendo bajo pero aumenta 70% con las nuevas generaciones

  • Las nuevas generaciones tienen mejor nivel de idiomas pero necesitan especializarse
Madrid

La consultora de formación de idiomas para empresas y profesionales ha presentado hoy su II Informe Anual de Idiomas en la Empresa Española donde recoge la situación de los idiomas en las compañías de nuestro país. El 90% de las empresas no superaría un examen de idiomas internacionales.

Gaëlle Schaefer, directora de Hexagone explica "Observamos que los nuevos perfiles profesionales llegan más preparados a las empresas en cuestión de idiomas. Hay un cambio generacional importante entre los jóvenes y los trabajadores de más de 40 años".

En los últimos 5 años la solicitud de formación de idiomas en las empresas en España ha experimentado un incremento del 70%. Según el II Informe Anual de Idiomas en la Empresa Española de Hexagone esto se debe a 5 factores principales:

1.- El auge del comercio internacional,

2.- La llegada o crecimiento de grandes multinacionales extranjeras en nuestro país

3.- El crecimiento de las profesiones digitales

4.- La estrategia de idiomas para el mercado internacional

5.- Una nueva generación de profesionales más concienciados con el idioma

Desde Hexagone se hace referencia a que el nivel de idiomas en las empresas españolas está experimentando un aumento año a año en los últimos 3 años. Si el año pasado era un 20% el número de empresas con una estrategia de idiomas, este año ha aumentado a un 25% con la llegada de nuevos perfiles profesionales y de nuevas generaciones mejor formadas en este aspecto.

Otro factor que se nota en los profesionales es que cada vez son más los que integran la práctica del idioma en su día a día ya sea con APPs en otros idiomas, el uso de tecnología en el idioma original o la reproducción de películas en versión original.

"Sin duda la llegada de las tecnologías emergentes está siendo un refuerzo para la práctica de un segundo idioma, especialmente el inglés dónde hay más variedad de recursos", explica Gaëlle Schaefer.

1.- Comercio internacional

Los datos recogidos por Hexagone revelan que, en los últimos 5 años, el 35% de las empresas que antes no hacían negocios fuera de las fronteras han comenzado a hacerlo. Esto se debe a que hoy en día las compañías viven en un mercado globalizado donde el acceso a Internet, al ecommerce o a los marketplaces ha conseguido abrir una puerta de negocio en países donde antes era impensable.

La llegada del comercio internacional a estos negocios ha obligado a las empresas a realizar un esfuerzo en lo referente a los idiomas, tanto en la traducción de páginas web, adaptación de estrategias de marketing como en el servicio al cliente en estos idiomas.

Hexagone revela que un negocio con nuevos idiomas puede llegar a facturar hasta un 7% más en fechas destacadas como la campaña de Navidad.

2.- Grandes multinacionales extranjeras en nuestro país

El Informe de Hexagone recoge como segundo factor importante en el crecimiento de los idiomas en la empresa española la llegada de grandes corporaciones internacionales. Empresas líderes en sus sectores que escogen España para asentar sus bases de operaciones o para expandirse en nuestro país.

España es el país europeo por excelencia para dar el salto al continente latinoamericano. También se ha convertido en una referencia para crear centros de datos o call centers de atención para servicios localizados en países del Este de Europa.

El 15% de la formación de idiomas para profesionales que se imparte en España está dedicada precisamente a este fin: formar profesionales para empresas deslocalizadas.

Multinacionales como Huawei, Renault, Peugeot, Carrefour y cientos más crecen en España y con ello sus necesidades de formar a sus empleados en su idioma madre para poderse comunicar y trabajar dentro de la empresa.

En el último año, estas empresas extranjeras han contratado un 11% más que las empresas españolas. Se han convertido en un lugar de trabajo preferido por los españoles al pagar estas hasta un 38% más de sueldo.

Según datos de Hexagone, las empresas extranjeras pagan a sus trabajadores hasta 676€ euros más al mes. El 35% de las ofertas de trabajo de las empresas extranjeras exigen como mínimo el conocimiento de otro idioma-

"Las empresas extranjeras que operan en nuestro país ofrecen salarios que en ocasiones llegan a un 38% más que lo que se ofrece en otras Pymes o empresas españolas. Esto es uno de los principales argumentos que los trabajadores nos han mostrado para intensificar su formación en idiomas".

3.- El crecimiento de las profesiones digitales

Sin duda la llegada de las nuevas profesiones digitales ha hecho que el idioma se vuelva prioritario entre los nuevos profesionales. Según los datos recogidos en el Informe, el nivel de idiomas ha crecido un 40% entre los nuevos trabajadores dedicados a las conocidas profesiones digitales: big data, marketing, ecommerce, UX, robótica, programación, etc.

Hexagone diferencia una brecha generacional importante en este sentido. Los trabajadores conocidos como los millenials llegan a las empresas con más nivel de idiomas y con más nivel de tecnología, un dato que gusta en las empresas españolas.

Hasta esta generación, 4 de cada 5 trabajadores no comprendía ni hablaba ningún otro idioma. Esto se traduce en que el 80% de los trabajadores nacidos antes de los años 85 no tiene nivel de idiomas para defenderse en un trabajo.

La situación se ha invertido con la llegada de los trabajadores nacidos a partir de los años 85-90 donde el 70% de estos profesionales comprende y habla inglés.

4.- La estrategia de idiomas para el mercado internacional

La consolidación de un mercado cada vez más global ha obligado a las empresas a desarrollar lo que Hexagone define como "Estrategia de Idiomas". Se trata de una formación especial y concreta en un idioma con un objetivo claro.

7 de cada 10 directores de empresa PYMES no tienen el nivel suficiente de inglés para negociar o comunicarse a nivel empresarial fuera de España. Esto supone un auténtico obstáculo para la expansión internacional de las empresas españolas.

"No se trata de aprender un idioma a nivel genérico, sino que cada vez las empresas especializan el estudio del idioma para algo concreto. Por ejemplo, para negocios internacionales, para desarrollo de marketing internacional, etc. Las empresas no quieren sólo que sus trabajadores hablen otro idioma sino que lo hablen enfocándose en una misión o tarea concreta: ventas, comunicación, desarrollo de negocio etc", explica la directora de Hexagone.

Cada vez más empresas piden a sus departamentos de Recursos Humanos una estrategia de formación enfocada al idioma y a romper las barreras de la comunicación.

La "Estrategia de Idiomas" está presente en empresas con proyección internacional. Tanto grandes multinacionales extranjeras presentes en nuestro país que forman a profesionales cualificados ampliando sus conocimientos en idiomas para poder salir de España, como empresas más pequeñas que pueden ampliar su mercado fuera de España.

"Hasta ahora una empresa no se fijaba en su Estrategia de Idiomas hasta que se veía con el problema encima. Es decir hasta que un potencial comprador extranjero no llamaba a la puerta para hacer negocios. Ahora y debido al mercado globalizado, a Internet y a la nueva forma de dar a conocer los negocios es muy posible trabajar desde nuestro país y hacer estrategias de ventas que lleguen al otro lado del mundo. Esto amplía los márgenes de beneficio de las empresas exponencialmente y cada vez más empresas españolas forman a sus empleados con este fin", explica Gaëlle Schaefer.

Hasta hace 3 años apenas 1 de cada 5 empresas contaba con una "Estrategia de Idiomas", este dato ha aumentado un 20% en el último año. Además, según Hexagone, las empresas cada vez son más conscientes de esta necesidad, así espera que esta cifra aumente en los próximos años hasta llegar a un 50% de las empresas en apenas 5 años.

En este sentido, según ha podido comprobar la consultora de formación de idiomas, 3 de cada 5 empresas españolas que crecen en el extranjero lo achacan principalmente a las facilidades que les ofrece la comunicación en un idioma común. Tanto para negociar, para comprender la cultura como para lograr una proyección internacional.

Según Hexagone, 4 de cada 10 directores de empresa no sabe comunicarse en inglés ni mantener una conversación fluida y comprensiva, el denominado idioma empresarial por excelencia. Esto supone un grave problema para el crecimiento de sus negocios fuera de las fronteras.

5.- Una nueva generación de profesionales más concienciados con el idioma

El 70% de los jóvenes trabajadores llegan a las empresas con un nivel medio alto de un segundo idioma, generalmente el inglés. Esto se debe a que desde los años 90 tanto los padres como los centros educativos tomaron conciencia de la importancia de formar a los niños en un segundo idioma. Este trabajo se nota en las nuevas generaciones que llegan a las empresas.

La educación y el acceso a la tecnología son los dos factores que han favorecido que las nuevas generaciones tengan un nivel medio alto de inglés.

De hecho hoy en día más del 85% de las ofertas de trabajo publicadas en los portales de empleo exigen nivel de idiomas. Los jóvenes son conscientes de ello y siguen formándose continuamente.

El inglés sigue siendo, después de 15 años, el primer filtro para seleccionar profesionales para cubrir una oferta de trabajo.

Las empresas, conscientes de esta necesidad, continúan formando a sus trabajadores en idiomas de manera más especializada y concreta. El 25% de las empresas tiene u ofrece formación de idiomas. Esta formación se ha convertido no sólo en un requisito por parte de la empresa sino en un elemento de valor para los trabajadores que lo exigen a la empresa para la que trabajan.

Conclusión

El nivel de idiomas en España sigue siendo bajo en comparación con el resto de países europeos, sin embargo se observa un incremento en los últimos años con la llegada de nuevas generaciones mejor formadas.

La formación en idiomas ha pasado de ser un requisito para contratar a convertirse en un elemento de valor para los candidatos que esperan que sus compañías les sigan formando para progresar.

Las empresas que no incorporen una "Estrategia de idiomas" en su plan de crecimiento dejarán de ganar hasta un 7% de posibles ventas internacionales en un mercado globalizado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.