Ecoaula

Las fundaciones Ibercaja y Caja Inmaculada aportan 250.000 euros a la Universidad de Zaragoza

  • Para impulsar la investigación y la movilidad de estudiantes
Zaragoza

La Universidad de Zaragoza, Fundación Bancaria Ibercaja y Fundación Caja Inmaculada han firmado dos convenios de colaboración para fomentar la investigación y la movilidad de estudiantes. Entre las dos fundaciones aportarán 250.000 euros para impulsar el desarrollo social y económico a través de la financiación de proyectos de investigación y estancias en el extranjero. En los últimos cuatro años han invertido en estos programas 1.000.000 de euros.

La presentación ha sido realizada por el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral; el director general de Fundación Bancaria Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig; y la directora general de Fundación Caja Inmaculada, María González.

Al acto han asistido además tres jóvenes universitarios que en la edición anterior se beneficiaron de estas ayudas. Los tres han explicado su experiencia y han valorado cómo les han servido a la hora de avanzar en el camino para alcanzar sus metas profesionales.

Cuatro programas para impulsar la actividad desarrollada por la Universidad

Los representantes de las tres entidades han explicado cómo se concreta esta colaboración a través de cuatro programas. Dos de ellos están diseñados para impulsar la actividad desarrollada por la comunidad científica permitiéndoles contar con más recursos para llevar a cabo su trabajo.

El Programa Ibercaja de apoyo al fomento de proyectos de I+D+i para jóvenes investigadores, creado hace tres años, recibirá 40.000 euros y su objetivo es potenciar o estimular proyectos de calidad en líneas nuevas de investigación, desarrollo e innovación de la Universidad de Zaragoza, que carezcan de fondos específicos para tal fin provenientes de otras convocatorias y que sean liderados por jóvenes investigadores con contribuciones científicas relevantes. En sus tres primeras ediciones han participado 73 investigadores.

El Programa Ibercaja-CAI de Estancias de Investigación está destinado a investigadores aragoneses menores de 35 años que vayan a desarrollar estancias breves con fines científicos, con un máximo de tres meses, en centros de investigación europeos. También podrán disfrutar de este programa investigadores extranjeros de prestigio que realicen estancias de investigación en centros aragoneses. Para esta línea se destinará un máximo de 100.000 euros. En la convocatoria del año pasado se beneficiaron de las ayudas 50 investigadores.

El tercer programa busca estimular la movilidad internacional de los estudiantes de la Universidad de Zaragoza. Para la Convocatoria de ayudas complementarias Ibercaja para estudiantes del Programa Erasmus se destinarán 90.000 euros. Desde el año 2000, Fundación Ibercaja viene convocando estas ayudas para Erasmus que han permitido que varias generaciones de universitarios hayan enriquecido su formación académica con estancias en el extranjero. La colaboración en este ámbito fomenta la cooperación entre instituciones y enriquece el entorno educativo, lingüístico y cultural de los participantes, contribuyendo a la formación de los futuros profesionales bien cualificados.

A estos programas se añade a partir de este año un cuarto, destinado a la creación de una Cátedra sobre Movilidad, que se pondrá en marcha próximamente y centrará su atención en cuestiones de conectividad. La cátedra apoyará líneas de investigación relacionadas con la estrategia científica de la Unión Europea, dentro del programa Horizonte 2020. En concreto, la Cátedra Mobility City apostará por el cambio que traerá la tecnología 5G, fundamental para el vehículo conectado, el vehículo autónomo y los sistemas de control en tiempo real, así como para el transporte y las ciudades inteligentes.

Tres experiencias

Al acto han asistido tres jóvenes que en la edición anterior se acogieron a este programa tanto en investigación como en movilidad. Los tres han explicado su experiencia y han valorado cómo les ha ayudado a dar un paso más en el camino para alcanzar sus metas profesionales.

Gabriel Sanz es doctorando en Ciencias de la Antigüedad. Entre abril y junio del 2018, disfrutó de una ayuda que le permitió realizar una estancia de investigación en la Faculty of Classics de Oxford. Allí, analizó cómo Amiano Marcelino, historiador y antiguo oficial del Imperio Romano, construyó una imagen deshumanizada del bárbaro recurriendo a dos disciplinas científicas de la Antigüedad: la retórica y la fisiognomía.

Por su parte, Óscar Lucía, destacó cómo esta ha ayuda ha servido para el desarrollo de nuevas etapas electrónicas de potencia aplicadas al calentamiento por inducción doméstico, permitiendo el desarrollo de cocinas con mayores prestaciones y coste contenido. Estos desarrollos son aplicados a la investigación realizada de manera conjunta con la empresa BSH Electrodomésticos España, teniendo tanto un gran impacto científico como económico para la región.

La joven Irene Lasheras, estudiante de Derecho, realizó su Erasmus en la Universidad Paneuropea de Bratislava, donde –destaca–, pudo conocer muy de cerca la cultura eslovaca y, en general, de los países del Centro de Europa, los cuales pudo recorrer durante su estancia gracias, en gran medida, a la ayuda complementaria que recibió, que le permitió compaginar sus estudios con numerosos viajes, aspecto que, sin duda, ha hecho fortalecer su «sentimiento europeo».

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.