Ecoaula

La educación infantil de 0 a 3 años se reivindica en Madrid

  • Los expertos coinciden en que el grado de innovación es muy bajo

Tanto la educación infantil como la atención a la infancia reciben menos atención que cualquier otro nivel educativo y formativo. Es la principal conclusion que se extrajo del Congreso Internacional "Buscando la Excelencia Educativa: educación de 0 a 3 años" organizado por la Asociación Mundial de Educadores infantiles (AMEI-WAECE) este fin de semana en Madrid y al que asistieron más de 400 profesionales de la educación infantil de toda España y más de 2.000 lo siguieron por Internet.

Los expertos que asistieron coincidieron en que el grado de innovación en las escuelas de infantil es muy bajo porque los padres y la sociedad todavía no asumen esta etapa como educativa. "La etiqueta de asistencial es una losa que pesa mucho más que la de educativa y eso dificulta mucho nuestra labor" afirmó Marisol Justo de la Rosa, encargada de la ponencia que abría el Congreso.

Muchos asistentes hicieron visible la falta de apoyo por parte de las administraciones: "La realidad es que los maestros están poco valorados y los que trabajamos en la etapa 0-3 mucho más", comentaba una profesora de infantil de Sevilla. "La falta de reconocimiento social se produce por el desconocimiento de la sociedad hacia la educación infantil, pero nadie parece querer poner una solución", concluía.

En esta línea, Juan Sánchez Muliterno, presidente de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) reclama que "hay grandes evidencias que demuestran que una inversión eficaz en la calidad de la educación de los primeros años tiene mayor efecto que la intervención ulterior y produce apreciables resultados a lo largo del ciclo vital, en particular para los niños más desfavorecidos".

Este hecho, reconocido por la Unión Europea en varios documentos, obliga, dice Sánchez, "a enfrentar con determinación retos como asentar las bases en las que se construirán los futuros aprendizajes. Para ello hemos de trabajar en apoyo de la profesionalización del personal dedicado a la educación infantil y a la atención a la infancia, insistiendo de modo especial en el desarrollo de sus competencias, cualificaciones y condiciones de trabajo y dando relevancia al prestigio de la profesión, concibiendo políticas encaminadas a atraer, formar y mantener personal con la cualificación apropiada y mejorando el equilibrio entre los sexos".

Trabajar la innovación en el aula

Durante el Congreso Internacional organizado por AMEI también se dieron a conocer algunos de los proyectos educativos más revolucionarios del momento, gracias a la participación de especialistas en diversos ámbitos educativos. Así, las cerca de 2.500 personas que siguieron el evento pudieron tomar nota de experiencias como la de Laura Estremera y el papel del educador durante el juego; Bárbara Viader que explicó la idea de crear aulas sensorialmente inteligentes o Tamara Chubarovsky que habló de cómo utilizar el lenguaje y la comunicación como recursos didácticos y terapéuticos.

A la lista se suman otros nombres como el de Alicia Banderas, autora de "Estimular sin dañar", que alertó de de los peligros de la sobreestimulación o Fran Herranz, quien impartió un divertido taller de estimulación musical temprana. Pero también el de experiencias internacionales como las de Simona Vogoni de Italia y Sthephanie Olmore de Estados Unidos, quienes trasladaron el trabajo que se hace con niños de 0 a 3 años en sus países. Finalmente, Javier Urra mostró la manera de "educar con criterio" clausurando el Congreso.

Premios a la Excelencia Educativa

Durante el congreso se hizo entrega de los Premios a la Excelencia en Innovación Educativa, convocado por en colaboración con HERMEX IBÉRICA. Ester More Menen de la Escuela Infantil Xiquets fue la galardona con el premio por el proyecto "El Arte en Fraga", una experiencia para que los niños aprendieran a través de los artistas y obras de su propia ciudad.

También se hubo tiempo para la entrega del Premio de Cuentos Infantiles convocado de manera conjunta entre la Editorial Bruño y AMEI-WAECE y en la que destacó María Sosa García por "Descubriendo a Bolitas".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado