Ecoaula

Arranca el IV Encuentro de Rectores para abordar el futuro de la universidad ante la globalización

  • El evento ha comenzado con tres expertas de distintos ámbitos
  • La importancia de la investigación y las nuevas tecnologías abren el debate
eE

Salamanca reúne hoy a más de 700 rectores y representantes académicos de todo el mundo, personalidades de la política, la empresa, e instituciones nacionales e internacionales para debatir sobre la Universidad del siglo XXI.

Bajo el lema "Universidad, Sociedad y Futuro", su Majestad el Rey Don Felipe y el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, han presidido la inauguración del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia. Además, han estado presentes el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, y la presidenta de Universia y de Banco Santander, Ana Botín.

El debate se centrará en tres ejes temaáticos de especial interés para el mundo académico: "Formar y aprender en un mundo digital"; "Investigar en la Universidad, ¿un paradigma en revisión?", y "La contribución de la universidad al desarrollo social y territorial".

Panel de apertura

Entre los ponentes destacan figuras muy destacables como las componentes del panel de inauguración, Pam Fredman, presidenta de la International University Association, quien ha indicado que "la tecnología en el aprendizaje es importante, sobre todo como herramienta para mejorar las competencias para la empleabilidad. Pero no es una educación como tal, sino un manera de saber utilizar las tecnologías, para mí la verdadera educación es la humanística".

María José Alonso, catedrática de la Universidad de Santiago de Compostela y miembro de la National Academy of Medicine de EEUU, ha afirmado en su inauguración que "el talento llama al talento, otros países, no tan favorecidos económicamente nos veamos con dificultades para atraer talento. Una consecuencia de la globalización".

Por otro lado, ha afirmado que "la misión de la universidad no debe ser la misma en todas las instituciones, la universidad no solo debe generar conocimientos. Una universidad investigadora podrá atender más fácilmente la creación de contenidos y actividades derivadas de su desarrollo en distintas áreas, aquí el alumno puedo aprender trabajando, generando las competencias necesarias de hoy en día. También debe haber universidades con un perfil más profesionalizante, y no tanto investigador. Considero que es importante una iniciativa de creación e centros de investigación que abordan temas multidisciplinares, centros dentro de la propia universidad (lo hacen las mejores del mundo)".

Asimismo, Alonso cree que "a pesar de la limitada inversión, el resultado del esfuerzo investigador está siendo extraordinario. Me preocupa que la ilusión de los investigadores pueda caer por esa limitación financiera. Por eso es necesario pactos de estado. Lo importante es que la universidad defina su papel. Pensar que sin hacer nada todas las universidades son investigadores... es un autgoengaño, hay que tener en cuetna la plantilla que tenemos, tener en cuenta particularmente el balance docencia-investigación. Porque una de las quejas que tenemos los investigadores es que no tenemos tiempo para poder investigar, porque no está bien hecho el balance. Apoyarnos (a los investigadores) si es verdad que apostáis por una universidad investigadora".

Por último, Leila Janah, fundadora y CEO de Samasource y LXMI, compañías cuya misión es acabar con la pobreza mundial dando oportunidades de trabajo a personas en situación socioeconómica desfavorable, también es autora de Give Work: Reversing Poverty One Job at a Time y coautora de America's Moment: Creating Opportunity in the Connected Age, un libro de Rework America: A Markle Initiative, que ha afirmado que "la perspectiva de la educación es tan importante en todo el mundo porque otorga un desarrollo y una opción de futuro, sobre todo para muchas mujeres, en países en desarrollo".

Además, ha añadido que "si pensamos en negocios para cambiar el mundo, la tecnología es la primera cuestión, por eso debe estar incluida en el ámbito educativo". Asimismo, añade que "necesitamos gente joven con valores fijos, activos para cambiar las cosas. Necesitamos entrenar a los jovenes en valores hoy en día, porque a pesar de que estén sobrevalorados, son necesarios. Necesitamos que los trabajadores más mayores enseñen a los más jóvenes y viceversa, con una serie de competencias y habilidades que cambian muy rápidamente".

La sesión extraordinaria titulada "Decíamos ayer, diremos mañana: el Espacio Euroiberoamericano del conocimiento y la educación superior", impulsada desde el propio Estudio salmantino y que tendrá lugar hoy en el Paraninfo a las 18.30 horas.

Investigación y educación, a debate

Algunas de los debates de los que se hablará serán "La Formación y aprendizaje ante el impacto de la transformación digital: estrategias ad intra y ad extra", "La innovación y la internacionalización en la formación universitaria: ¿exigencia de la oferta académica, del currículo y de los programas de estudio?, "Evaluación de la educación online como garantía de transparencia", "El modelo educativo de cada universidad, requisito previo para su modelo digital", "La presencia de nuevos actores y de nuevos espacios en la creación y transmisión de conocimiento: redescubrir la especificidad de la tarea universitaria", "La I+D+i en el horizonte 2030: talento, responsabilidad ética y tecnologías disruptivas", "La extensión universitaria y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para las instituciones de Educación Superior", entre otras.

Las conclusiones del debate se plasmarán en la "Declaración de Salamanca", con el compromiso de las autoridades y rectores asistentes para que la Universidad avance, mediante acciones concretas, en consonancia con las necesidades de la sociedad del siglo XXI.

El simposio dará continuidad a los encuentros de Río de Janeiro (Brasil, 2014), Guadalajara (México, 2010) y Sevilla (España, 2005).

800 años de la USAL

Mención especial en este espacio de debate tiene la Universidad de Salamanca (USAL) que cumple 800 años de historia y se alza así como la primera universidad española y la más antigua de las existentes. Su creación data en 1218 y durante toda su trayectoria fue adquiriendo un papel clave en el desarrollo de los estudios universitarios y en el avance científico, pero también se hizo un hueco como uno de los lugares destinados al debate y la reflexión. Se consolidó como un hito en el sistema universitario español y, junto con París, Oxford y Bolonia, en una de las primeras universidades europeas tras conseguir en 1255 la validez universal de sus estudios. La USAL alcanzó el siglo XXI con más de 30.000 estudiantes de grado y posgrado, entre los que se encuentran hasta 4.000 que proceden de otros países, más de 7.000 alumnos de español y 2.000 profesores repartidos en cuatro ciudades y nueve campus.

Durante todo el año 2018 se podrá visitar "El Patrimonio desaparecido de la Universidad de Salamanca", una exposición centrada en recuperar parte del patrimonio histórico-artístico que el Estudio salmantino y sus colegios mayores perdieron a lo largo de los años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0