Ecoaula

Mavi Mestre: "Queremos ser una universidad referente en la educación por la igualdad"

  • Se ha convertido en la primera mujer rectora en la historia de la UV
Mavi Mestre, nueva rectora de la Universidad de Valencia.

Mavi Mestre es catedrática de Psicología Básica en la Universitat de València, donde inició su actividad como docente. Se ha convertido en la primera mujer rectora en los más de 500 años de existencia de la Universitat. En la actualidad, solo cinco de las 50 universidades públicas que forman el sistema español están lideradas por una mujer.

Después de una larga trayectoria como docente, ¿qué le llevó a presentarse como candidata y a convertirse en una de las cinco mujeres rectoras de España?

Realmente todo lo que me ha llevado ha sido mi experiencia anterior en el conocimiento de la universidad y en la gestión. Yo fui decana de la facultad de psicología y esto te da un conocimiento parcial de lo que es la universidad. Como vicerrectora de estudios adquirí una visión amplia y detallada de lo que es nuestra universidad, de los colectivos y de las necesidades, por tanto esta experiencia fue la que me animó a presentarme como rectora.

¿Qué nuevos retos se plantea durante los próximos cuatro años?

Yo los clasificaría en los diferentes ámbitos o misiones que la universidad tiene. En concreto, una universidad pública como la nuestra tiene como principal misión el servicio a la sociedad. Por una parte, me planteo incrementar lo que es la participación de los diferentes colectivos: estudiantado, Personal de Administración y Servicios y Personal Docente e Investigador, en la gestión y en la toma de decisiones de la universidad. En cuanto a los estudiantes, creo que es fundamental y necesario reivindicar y conseguir una bajada de las tasas para que no haya ningún alumno que se quede fuera por cuestiones económicas. Asimismo, nos planteamos incrementar la política de becas e igualar las tasas de grado a las de máster.

En el ámbito de la docencia, el reto más inmediato que asumimos es la revisión de la oferta de grados y de másteres que en estos momentos tiene nuestra universidad. Ya hemos pasado por los procesos de acreditación y, por lo tanto, considero que es muy importante ver en qué podemos mejorar en cuanto a metodologías docentes, planes de estudios, etc. Sobre todo, queremos apostar por dobles titulaciones y titulaciones a nivel internacional.

En cuanto a la plantilla, partiendo de que seguimos teniendo una tasa de reposición que supone una losa que está dificultando mucho los recursos que las universidades públicas tenemos, queremos plantear una planificación en Personal de Administración y Servicios y en Personal Docente e Investigador. Considero que es muy importante anticiparnos a los problemas, a las jubilaciones y, por tanto, establecer una planificación a cuatro años que es el periodo que estaremos en el gobierno.

Consideramos imprescindible consolidar y apoyar a los grupos de investigación, así como apostar por una mayor internacionalización en esta área. En el ámbito de la cultura, somos una universidad pública, muy diversa, y en este sentido tenemos que aprovechar esta diversidad, para arriesgar en la trasferencia a todos los niveles, incluido el social.

¿Qué se propone cambiar en los primeros 100 días de su mandato?

Más que cambiar, yo diría mejoras, es decir, cambios orientados a la mejora. En este sentido, queremos apostar por políticas de igualdad y ser una universidad referente en la educación por la igualdad, inclusión, políticas de conciliación y de atención a la diversidad. Además, estamos trabajando en el tema de la oferta de grados, que lo analizaremos de manera inmediata poniéndonos en contacto con los centros, con las comisiones de títulos y por supuesto también, el tema de las tasas y políticas de becas.

¿Por qué colectivo se ha sentido más apoyada en las elecciones?

Realmente nosotros hemos ganado en todos los colectivos exceptuando el colectivo del Personal de Administración y Servicios y el de Personal Investigador en formación. En el resto me he sentido muy apoyada, sobre todo en el grupo de Personal Doctor de carácter con vinculación permanente, pero también el Personal Docente investigador sin vinculación permanente, así como los estudiantes. En los colectivos en los que no hemos tenido esa mayoría seguiremos trabajando para que nuestro mensaje de incluirlos en la política universitaria les llegue y atendamos a sus necesidades y reivindicaciones.

¿Qué opinión le sugiere el techo de cristal en el ámbito universitario?

Yo no noté el techo de cristal ni cuando accedí a la cátedra ni al decanato, sin embargo, esta vez sí he notado esa dificultad y he percibido directamente cómo el hecho de ser mujer me podía perjudicar. Eso me ha dado la sensación de que cuando las mujeres intentamos llegar a los niveles más altos, es cuando se nos aplica esa presión de que, como me dijeron literalmente: "El ser mujer no es garantía de nada". Y yo dije: "El ser hombre, tampoco". Cuando el género femenino toma una decisión de este tipo, tiene que demostrar su valía a priori mientras que al hombre se le da por supuesta y eso yo sí que lo he percibido. Las mujeres no debemos tener miedo, somos capaces y por lo tanto, no hay que inhibirse ante una dificultad o ante una situación competitiva, tenemos que demostrar que somos capaces, pero la realidad es que no nos lo ponen fácil.

¿Ha sentido en algún momento el machismo dentro de las estructuras más altas de la universidad? ¿Cómo cree que hay que combatirlo?

Sí, porque algunos comentarios llevan consigo un machismo sutil, pero es machismo. Por eso yo creo que es muy importante trabajar mucho el tema de la igualdad y no solo en la universidad, sino que también debe empezar en edades muy tempranas.

En los últimos meses se ha tratado con especial preocupación la brecha de género que existe en las carreras científicas, ¿tiene pensado tomar alguna medida para reducirla?

Estamos trabajando muchísimo con los centros de secundaria y bachillerato para atraer y ofrecer las titulaciones. Se han hecho progresos importantes en ámbitos como por ejemplo las matemáticas, o como la física. Yo creo que el objetivo es ese: aproximarnos a los centros escolares para que se vea qué suponen estas titulaciones, así como la empleabilidad, las competencias que aportan, etc. Esta es la mejor forma de acceder a los futuros estudiantes de la universidad, quitando miedos y haciendo todo más accesible.

¿Cómo va a luchar la Universitat de València contra el plagio tanto en estudiantes como en docentes?

Nosotros trabajamos estos temas con la honestidad de las personas y con los controles que tenemos por parte del profesorado y de los directores y directoras de tesis. Uno de nuestros objetivos es contar con una transparencia total y desde esta política controlaremos todo este tipo de cuestiones.

Como rectora electa, ¿qué opina del supuesto falso máster de Cristina Cifuentes y cómo está llevando la situación la Universidad Rey Juan Carlos?

Yo no conozco exactamente cómo está llevando este tema la Universidad Rey Juan Carlos, solo conozco cómo funcionan los másteres en mi universidad y en ese sentido, no me siento capacitada para dar una opinión sobre este tema. En la Universitat de Valencia tenemos los másteres registrados en una Comisión académica que toma sus decisiones, además de varios consejos más.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments