Ecoaula

ComFuturo, un proyecto comprometido con la ciencia y el futuro en España

  • Los proyectos están destinados al bienestar social.

La Fundación General CSIC (FGCSIC) ha desarrollado el programa ComFuturo "Un Compromiso público privado con la ciencia y el Futuro", con el objetivo de captar el mejor talento joven investigador y posibilitando que aplique sus capacidades en la resolución de problemas. Los investigadores de este programa trabajan en proyectos que contribuyen al bienestar social. Carlos Sabín es Investigador ComFuturo desde el 1 de septiembre de 2015 en el Instituto de Física Fundamental del CSIC, donde desarrolla su proyecto "Tecnologías Cuánticas 3.0".

La situación de los investigadores se encuentra en detrimento en nuestro país, ¿qué pretende aportar ComFuturo a esta situación?

ComFuturo es un programa clave y pionero en España, que capta financiación privada para investigación en centros públicos, permitiendo que investigadores, que de otra forma dejaríamos la investigación o estaríamos en el extranjero, realicemos nuestra investigación con total libertad en nuestro país y mejoremos nuestras posibilidades de estabilizarnos aquí.

¿Qué supuso para el programa que el Banco Santander destinara 1.500.000 euros a proyectos de investigación?

Sin duda, la aportación de Banco Santander para la primera y segunda edición de ComFuturo, por su cuantía, ha sido fundamental para impulsar el programa.

¿En qué temáticas os centráis en la investigación?

Cada investigador trabaja en su proyecto y los temas abarcan todas las áreas de la ciencia. En mi caso concreto, yo investigo en el área de las tecnologías cuánticas, por ejemplo, ordenadores cuánticos, un tema que ha experimentado una enorme explosión en estos años debido al interés de los principales gobiernos y compañías informáticas.

¿Cómo funciona ComFuturo?

ComFuturo financia proyectos de investigación de tres años, que se desarrollan en centros del CSIC. En mi caso, por ejemplo, el centro es el Instituto de Física Fundamental. El programa cubre mi sueldo más 5.000 euros anuales para investigación, y el Instituto se compromete a aportar otros 5.000 euros anuales.

¿Cuántos investigadores formáis parte de este proyecto en la actualidad?

La primera edición ComFuturo escogió los proyectos de 15 investigadores. Estos proyectos terminan este mismo año. Recientemente, se ha convocado la segunda edición, que tengo entendido que escogerá trece proyectos.

¿Cómo consideráis que se encuentra la formación a la investigación?

La formación a la investigación ha pasado unos años críticos, debido a la escasez de becas, contratos y ayudas. Esto se ha notado mucho y se sigue notando.

¿Cuál es la situación en la financiación actual en esta área?

La situación tocó fondo hace unos años, y está empezando a mejorar, muy lentamente. Hacen falta muchas más cosas como ComFuturo ( lo cual depende del compromiso y el apoyo de la iniciativa privada, en especial de las grandes empresas) y también mucho más apoyo público, no sólo, por supuesto, de inversión, sino también de entender cuáles son las necesidades y urgencias específicas.

¿Disponéis de algún método mediante el cual los jóvenes puedan desarrollar cierto interés por la investigación?

Interés por la investigación siempre hay, no creo que eso sea un problema. Lo que yo he visto que ocurre es que muchísimos jóvenes (cada vez más) se desaniman cuando piensan en las dificultades: la escasez de ayudas, la gran competencia, salir al extranjero, volver sin mucha seguridad… Piensan en todas esas incertidumbres y muchos abandonan.

¿Cuál es vuestra opinión sobre la investigación en la Universidad, CSIC, otros centros de investigación?

La investigación en toda España se las ha apañado para sobrevivir a estos años. Creo que hay mucha gente con talento y ganas de empujar para que esto vaya para adelante.

Uno de vuestros objetivos es retener en el sistema español de ciencia y tecnología el mejor talento joven investigador, ¿cómo os enfrentáis a este reto?

ComFuturo ha sido fundamental para eso, ya que nos ha permitido a todos plantearnos seguir nuestra carrera investigadora en España. Yo, por ejemplo, estaba en la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, y lo dejé gracias al programa ComFuturo. En este tiempo, creo que todos nosotros, o bien hemos sacado una plaza permanente en el CSIC, o bien hemos conseguido una ayuda Ramón y Cajal, que permite estabilizarse con el tiempo, o bien hemos encontrado algo para continuar investigando en España. Todo eso ha sido posible gracias exclusivamente a este programa. A su vez, nosotros, con posiciones más estables aquí, podemos atraer financiación que ayude también a gente más joven.

¿Esperáis que en un futuro se produzca un incremento de jóvenes investigadores?

Sinceramente, lo veo complicado porque, como digo, veo crecer el desánimo entre los más jóvenes. Pero la cosa puede cambiar si entre todos le damos el impulso del que hablaba antes, tanto desde el lado privado como el público. Es decir, si las empresas se comprometen más con cosas del estilo ComFuturo, los más jóvenes percibirían sin duda que las perspectivas son mejores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado