Ecoaula

Estudiantes de EE.UU. y México fabrican "maletas solares" para un orfanato

  • Cada una de las maletas está valorada en más de 1.500 dólares.

Estudiantes del club de tecnología humanitario de la escuela secundaria University High de Arizona y estudiantes de México se reúnen en Tucson (Estados Unidos) para construir "maletas solares" o generadores de energía, que serán donadas a un orfanato mexicano, como parte de un programa nacional que permite a los jóvenes aprender sobre ciencia al tiempo que contribuyen a sus comunidades.

Estudiantes de Estados Unidos y México construyeron hoy "maletas solares" o generadores de energía, que serán donadas a un orfanato mexicano, como parte de un programa nacional que permite a los jóvenes aprender sobre ciencia al tiempo que contribuyen a sus comunidades.

"Esta es un excelente oportunidad para que los jóvenes se diviertan, aprendan sobre tecnología solar al mismo tiempo que contribuyen a mejorar su mundo", dijo hoy a Efe Alan Jensen, instructor del programa nacional "We Share Solar".

Estudiantes de la escuela secundaria University High, en Tucson, así como jóvenes estudiantes de Nogales, Sonora (México), se reunieron para trabajar en conjunto y construir cuatro de estas maletas solares, cada una valorada en más de 1.500 dólares.

Jensen indicó que, en otros años, este equipo solar construido por los estudiantes del club de tecnología humanitario ha sido donado a Kenia y Perú.

Esta vez las cuatro maletas solares serán donadas al orfanato Casa Elizabeth, en Sonora (México), las cuales serán instaladas el próximo 17 de marzo junto con un panel solar y un batería para acumular la energía producida.

El instructor dijo que el orfanato cuenta con electricidad, pero está teniendo problemas para pagar sus cuentas, por lo que el uso de la tecnología solar será de gran benéfico para ellos.

"Muchas veces no valoramos lo que tenemos, nosotros ni siquiera pensamos sobre lo necesaria que es la electricidad", dijo a Efe Andrew Tapia, uno de los estudiantes.

Cada generador solar servirá para generar la suficiente electricidad para iluminar los dormitorios del orfanato, donde duermen unos 40 jóvenes.

"Es muy reconfortante saber que estás trabajando para mejorar la vida de otros. Ése es el propósito principal de la ciencia", dijo a Efe Jonathan Hewing, presidente del club de estudiantes de tecnología humanitario de University High.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado