Ecoaula

Investigadores de la UR reciben una ayuda para trabajar en problemas salud mental en adolescentes

  • Este es uno de los 15 proyectos financiados en toda España por la Fundación BBVA.

La Fundación BBVA ha concedido una ayuda de 100.000 euros a un equipo de la Universidad de La Rioja -dirigido por Eduardo Fonseca Pedrero, profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación- para incorporar las nuevas tecnologías de la información en la promoción del bienestar emocional de los jóvenes y prevenir posibles problemas y dificultades de salud mental.

De esta manera, el proyecto La salud mental en la sociedad digital del siglo XXI: prevención de los trastornos mentales en niños y adolescentes va a permitir, en el plazo de dos años, disponer de una App para dispositivos móviles (tablet, smartphone) y una web de referencia en el ámbito de la salud mental.

Este es uno de los 15 proyectos financiados en toda España por la Fundación BBVA dentro de la primera fase de la convocatoria 2017 de Ayudas a Equipos de Investigación Científica, programa que se completa con las categorías de biomedicina y de big data que aún tienen abierto su plazo de presentación. Por su dotación económica y calado social y científico, actualmente es uno de los principales proyectos de investigación llevados a cabo en La Rioja.

Eduardo Fonseca Pedrero ya recibió en 2015 una de las Becas Leonardo a Investigadores y Creadores Culturales (el programa con el que la Fundación BBVA apoya a proyectos individuales), para llevar a cabo un estudio sobre el bienestar emocional de los adolescentes riojanos. Además, es el responsable de la línea de promoción del bienestar emocional y la prevención de los problemas de salud mental del III Plan Estratégico de Salud Mental 2016-2020.

En esta ocasión, Fonseca Pedrero dirigirá un equipo formado por psicólogos, ingenieros y matemáticos que trabajará coordinadamente con el Gobierno de La Rioja dentro del citado Plan Regional de Salud Mental. APP Y WEB

El objetivo de este proyecto es desarrollar, durante los próximos 24 meses, una App dispositivos móviles (tablet, smartphone) que permita una evaluación ambulatoria del estado de salud mental y posterior seguimiento de los jóvenes en riesgo de padecer problemas de salud mental como suicidio, (ciber)bullying, o consumo de sustancias, tanto en contextos educativos como asistenciales.

Esta App se basará en la metodología EMA (Ecological Momentary Assessment), que es una técnica de autorregistro a partir de una alerta en el dispositivo móvil para informar sobre sus experiencias (síntomas, emociones, conductas) con un breve cuestionario de respuesta rápida, en 1-2 minutos. A lo largo del día se recogen diferentes muestras de comportamiento y los datos se remiten a una plataforma para su análisis y monitorización.

Esta App va a permitir identificar subgrupos con mayor riesgo de desarrollo de problemas de salud mental, así como elaborar protocolos de detección temprana para realizar intervenciones preventivas; y, a través del análisis de los datos, comparar variables afectivas, psicológicas, neurocognitivas, académicas, de calidad de vida y de personalidad de los adolescentes.

Además, el proyecto plantea el desarrollar una página web de referencia en el campo de la salud mental, dentro de la Fundación BBVA y en colaboración con las consejerías de Salud y Educación, que sea foro de comunicación, información, sensibilización y concienciación para padres, alumnos, maestros y profesionales en materia de bienestar emocional.

Las repercusiones de este proyecto permitirán una mejora de la calidad de vida de los jóvenes a través de la detección y prevención temprana de problemas de salud mental con el impacto a nivel personal, familiar, económico y socio-sanitario.

Los trastornos mentales en el grupo de edad de 14 a 25 años se encuentran entre uno de los principales problemas de discapacidad asociada y carga económica. Entre el 15% y el 20% de los adolescentes presentará a lo largo de su vida dificultades de ajuste psicológico. La mitad de los casos se inician antes de los 15 años y se mantienen estables hasta la vida adulta.

Las principales causas de pérdida de salud -entre jóvenes de 15 a 29 años- son la depresión, el abuso de alcohol, las migrañas, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, los accidentes de circulación y la adicción a drogas.

A su vez, los trastornos más prevalentes, incapacitantes y que más costes generan se encuentran los trastornos psicóticos, los problemas comportamentales y emocionales, el suicidio, el bullying y ciberbullying y el consumo de sustancias.

Por ejemplo, en cuanto al buylling y ciberbuylling, España cuenta con niveles de prevalencia inferiores a la media en el acoso tradicional (6 por ciento y 5 por ciento en agresores y víctimas, respectivamente) pero ligeramente superiores en el relacionado con las nuevas tecnologías. En estos casos, las víctimas desarrollan sentimientos de ansiedad, depresión, indefensión, tristeza, baja autoestima y confianza en sí mismos, así como un pobre ajuste psicosocial.

El abuso de sustancia también es un problema relevante en la adolescencia. El consumo de bebidas alcohólicas en La Rioja tiene una prevalencia del 78,9 por ciento; por un 38,4 por ciento en el caso del tabaco; y un 29,1 por ciento en el del cannabis.

Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de llevar a cabo estrategias de promoción de la salud mental y el bienestar emocional en este sector de la población. La identificación temprana y la posterior intervención, mediante, por ejemplo, programas de educación emocional, permite dotar a los jóvenes de herramientas y estrategias para afrontar los diversos avatares de la vida, desarrollando, de esta forma, jóvenes resilentes. El mayor capital de la sociedad presente y futura son nuestros jóvenes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado