La financiación estatal del programa Eramus cayó un 37% en el curso 2012/2013

  • Hoy, 33 países participan en el programa completo

Los estudiantes Erasmus se quejan de las cuantías de las becas que reciben porque no cubren los costes totales, además de que indican que el proceso de inscripción y desarrollo en el programa es un proceso "engorroso", según una encuesta de la European University Association o EUA.

En este informe (más de 200 instituciones de educación superior respondieron a las encuestas) se puso de relevancia que el 65 por ciento dijo que la carga administrativa había aumentado, especialmente para la movilidad estudiantil, ya que Erasmus + se hizo cargo de una multitud de programas de la UE para educación, formación, juventud y deporte en 2014.

En el caso español, las críticas también son abundantes. De acuerdo con el informe de fiscalización de la aportación complementaria para el desarrollo del programa comunitario Erasmus, de los ejercicios 2012 y 2013 del Tribunal de Cuentas, la financiación de España del programa de movilidad se redujo un 37 por ciento entre los cursos 2011/2012 y 2012/2013, habiendo pasado su tasa de cofinanciación, junto con la Comisión Europea, del 64 por ciento en el curso 2011/2012 a un 48 por ciento en el curso 2012/2013. La cuantía depende del nivel de vida del país de destino, por lo que se establecen tres grupos diferentes, según la cantidad mensual que se otorgará. De media, entre vivienda, comida y transporte, sale por 450 euros mensuales, y a eso hay que añadirle otros gastos como el ocio y las ayudas, que se mueven entre los 150 euros y los 300, por lo que no son suficientes para cubrir la estancia.

Los miembros de EUA también desean una mayor compatibilidad con una gran cantidad de sistemas de base de datos de TI y la creación de un única web que incluya todos los pasos de la administración y gestión de Erasmus +. Desde la aplicación hasta las etapas de informes o documentos.

Cabe destacar que España sigue siendo el país que más estudiantes recibe (por su clima envidiable, una gastronomía espectacular, una siesta que es patrimonio nacional, el coste de vida y la personalidad alegre de los españoles son otras cuestiones que valoran los extranjeros), seguido de Alemania y Reino Unido. Y, es el tercero respecto a estudiantes que salen, después de Francia y Alemania. Según el estudio de impacto realizado por la Comisión Europea, el 61 por ciento de los que se benefician del programa son mujeres. Esta participación se corresponde exactamente con la distribución de los alumnos matriculados en las universidades españolas.

Por otro lado, la parte de la aportación complementaria destinada sólo a los alumnos que ya eran beneficiarios de una beca general del Ministerio de Educación pasó de representar un 31 por ciento del total de la aportación complementaria en el curso 2011/2012 y anteriores, a un 16 por ciento en el curso 2012/2013.

Para el curso académico 2014/2015 se establecían ya algunas diferencias respecto de los cursos anteriores, como que los beneficiarios debían optar entre la ayuda nacional o la ayuda europea o la duración máxima de estancia se reducía a cinco eses.

Asimismo, el informe en cuestión, en el apartado de conclusiones indica que ha habido retrasos en el pago de las ayudas a los estudiantes. El número de días transcurridos entre la recepción de los fondos del Ministerio de Educación y su entrega ha sido muy heterogéneo, mientras alguna institución abonó los fondos a los alumnos antes incluso de recibir la aportación complementaria del Ministerio de Educación, otras emplearon más de 200 días en abonarlos desde que recibieron los fondos. Los plazos medios de pago empleados por los Centros de Enseñanza Superior se sitúan en 50 (movilidad) y 141 días (prácticas).

Países participantes

Hoy, 33 países participan en el programa completo: los 28 Estados miembros de la UE y países no pertenecientes a la UE como la República de Macedonia, Islandia, Noruega, Liechtenstein y Turquía. Otros países, principalmente de Europa del Este y África del Norte, a los que se extendió el plan a raíz de la Primavera Árabe, también participan en partes del programa. Cabe destacar que los jóvenes que han estudiado un tiempo en el extranjero tienen una visión del mundo diferente y son más maduros, según los expertos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin