Ecoaula

Fundación Repsol potencia en los alumnos el liderazgo y la creatividad

Potenciar la Formación Profesional y promover acuerdos con empresas para extender la FP Dual es una de las máximas de la comunidad educativa a la que se suman empresas como Repsol, a través de su Fundación, que intentan que la FP sea opción educativa, para mejorar así la capacidad de empleabilidad de los jóvenes.

Emprendimiento en Formación Profesional es un innovador programa de formación con el que se potencia la creatividad, la capacidad de innovación y el espíritu emprendedor de los alumnos de formación profesional. Aquí los estudiantes aprenderán diferentes técnicas y tendrán el reto de diseñar un proyecto empresarial de base tecnológica.

El programa se va a desarrollar de noviembre a marzo en los entornos de A Coruña, Ciudad Real, Murcia y Tarragona y ya se han adherido más de 20 centros de formación profesional.

Proyecto tecnológico

A través de esta iniciativa, Fundación Repsol ofrece a los alumnos participantes formación en temas como liderazgo, creatividad, comunicación o lean startup; además, guiados por un tutor, profesor de su centro de formación, y un voluntario Repsol (empleado de la compañía energética), aprenderán a diseñar un proyecto empresarial de base tecnológica. Como cierre del programa habrá una sesión en cada una de las áreas geográficas para presentar todos los proyectos ante un jurado y el mejor trabajo en cada entorno recibirá un premio. La participación es totalmente gratuita y los alumnos interesados pueden inscribirse ya a través de fundacionrepsol.com. Tras su paso por el programa, los alumnos mejoran su empleabilidad ya que adquieren formación en aspectos clave.

Como cierre del programa, habrá una sesión en cada una de las áreas geográficas en las que se está desarrollando el proyecto, para presentar todos los proyectos ante un jurado, y el mejor trabajo en cada entorno recibirá un premio. Cada equipo tendrá un tiempo máximo de tres minutos de exposición. El jurado estará compuesto por expertos en emprendimiento y será designado por Fundación Repsol. Entre otros aspectos, los criterios tendrán en cuenta los siguientes: propuesta de valor de la idea, validación del problema solución, análisis del mercado y la capacidad comunicativa.

El proyecto cuenta con varias fases. Inicialmente, los profesionales de la Fundación Repsol dan charlas en los centros educativos con la finalidad de que los estudiantes se preinscriban después en él (hackaton de ideas). Un encuentro donde los jóvenes son capaces de identificar problemas y dar una propuesta de soluciones. Los estudiantes preinscritos se agrupan previamente en esta actividad en equipos de tres miembros como máximo, siguiendo estos criterios: que pertenezcan al mismo centro educativo y que sean de familias profesionales diferentes. Los equipos constituidos trabajan para presentar en público una solución vinculada al emprendimiento de base tecnológica.

Un grupo de expertos les tutoriza y guía en la identificación y generación de ideas y planteamientos de soluciones mediante talleres prácticosque siguen la metodología learning by doing.

Más de 300 alumnos han participado en estas sesiones en grupo para potenciar su creatividad, buscando soluciones innovadoras a problemas concretos. Un equipo de expertos ha seleccionado entre los participantes a los más de 70 alumnos que liderarán los equipos durante el resto del programa.

En la fase de liderazgo es donde los participantes adquieren y asimilan los conocimientos y las herramientas imprescindibles para la gestión de los equipos de trabajo. El objetivo principal es que aprendan diferentes técnicas y herramientas para liderar equipos de trabajo, así como cuestiones sobre gestión empresarial para aplicarlas en el desarrollo del proyecto. Los formadores son expertos profesionales, destacados por sus conocimientos y experiencia en el mundo del emprendimiento, en la gestión de la innovación y empresarial, así como de las tecnologías, con una alta capacitación docente.

Tras participar en las actividades anteriores, llega el momento de formar equipos, en los que trabajarán tres o cuatro alumnos, a los que se sumarán un tutor (formador) y un voluntario Repsol (empleado de la compañía energética), para asesorar durante todo el proceso. Los alumnos que quieran participar y no se hayan apuntado, todavía están a tiempo de inscribirse y formar parte de uno de estos equipos.

En la fase de ideación, cada equipo trabaja en desarrollar una idea de negocio de base tecnológica. En este proceso, además de contar con el apoyo del tutor y los voluntarios, reciben dos talleres de formación, con el objetivo de validar su idea y saber cómo comunicarla. Deberán generar ideas realizando un análisis de las mismas, seleccionar la más atractiva para su desarrollo, formular el modelo de negocio con el método Canvas, validar la idea frente a potenciales clientes y aprender a comunicarlo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado