Ecoaula

Los alumnos de Bachillerato son los más descontentos con los métodos de enseñanza actuales

  • Cerca del 80% del profesorado y las familias reflejan esta percepción compartida
Madrid

El Bachillerato es la etapa educativa menos valorada por el alumnado, y los profesores solicitan dar más importancia a la lectura.

Las familias, por su parte, reclaman más cuidado emocional. Estas son algunas de las principales conclusiones que se extraen del último informe impulsado por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) de la Fundación SM. El estudio se llevó a cabo de febrero a mayo de 2022 y en él han participado 72.726 alumnos desde 4º de Primaria a Bachillerato y FP, 12.168 docentes, 40.155 familias y 503 centros educativos de toda España. El estudio también refleja que el 5,3% del alumnado se siente maltratado por sus compañeros a menudo o de forma habitual, un porcentaje que se eleva al 7,9% en los últimos cursos de Educación Primaria. Asimismo, el 64% del alumnado se siente satisfecho con la educación emocional recibida, un porcentaje que se reduce al 43% en el Bachillerato.En cuanto al profesorado, el 98% del profesorado valora positivamente a sus alumnos y el 87% a sus equipos directivos y los docentes eligen en primer lugar dar más importancia a la lectura en todas las áreas y materias. Por otra parte, las cuatro ámbitos en los que el profesorado demanda más formación y apoyo son: la respuesta a la diversidad, las metodologías activas, la enseñanza por competencias y el cuidado del bienestar emocional del alumnado.La investigación muestra que el 76% de las familias valora positivamente el trabajo del profesorado y la institución familiar señala como cambio más importante para mejorar la calidad de la enseñanza en sus centros es el cuidado del bienestar emocional de los alumnos.

Bienestar emocional

A pesar de que el alumnado, profesorado y familias están satisfechas con el funcionamiento de los centros y la enseñanza que se imparte, el coordinador de este proyecto, Álvaro Marchesi, apuntó a dos ámbitos a los que hay que prestar especial atención: "El cuidado del bienestar emocional del alumnado, lo que exige incorporarlo en el proyecto del centro y en el tiempo de tutoría, y el cambio metodológico para avanzar en metodologías activas, cooperativas y por proyectos. El nuevo currículo es una oportunidad que se debe aprovechar para impulsar los cambios necesarios".El estudio muestra datos muy positivos sobre la comunidad educativa ya que el 80% del alumnado, docentes y familias están satisfechos con el funcionamiento de sus centros y todos manifiestan una actitud positiva hacia la inclusión educativa. Cerca del 80% del profesorado y las familias reflejan esta percepción compartida por el 63% del alumnado. El 78% en Primaria y resto de las etapas en torno al 55%.Sin embargo, el estudio muestra que el bienestar emocional del alumnado- especialmente en Bachillerato donde se sienten menos satisfechos- o el cambio metodológico, se encuentran entre los principales retos. Además, resulta preocupante el porcentaje de alumnado que se siente maltratado habitualmente por sus compañeros y que muestra la necesidad de analizar el problema y plantear iniciativas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin