Ecoaula

Excelencia al servicio de la formación: retos para un nuevo curso universitario

  • Las instituciones de Educación Superior debemos asumir una gran responsabilidad
Madrid

Desde el Centro de Estudios Garrigues, afrontamos con ilusión los retos de un nuevo curso universitario que se presenta apasionante. Desde que esta institución nació en 1994, muchos profesionales nacionales e internacionales han decidido confiarnos su formación en algún punto de su carrera. Desde entonces, seguimos comprometidos con la máxima calidad al servicio de la formación, un propósito que denominamos "Derecho a la excelencia".

Iniciamos el curso académico 2021-2022 recibiendo a los alumnos que acaban de graduarse y que han decidido cursar un máster en alguna de las áreas de especialización que se desarrollan en el Centro. Posteriormente, será el turno de los alumnos que ya están ejerciendo su carrera profesional y que deciden actualizarse, especializarse o ampliar su área de conocimiento. La formación de todos ellos constituye todo un desafío para nosotros, asumiendo la responsabilidad y el compromiso de formarles para ejercer la profesión y de hacerlo con el nivel, el rigor y la solvencia demandadas.

En un contexto como el actual, las instituciones de Educación Superior debemos asumir una gran responsabilidad que pasa por entender la importancia que tiene la educación de calidad en el desarrollo del país y en el progreso de la sociedad. Con este objetivo -que implica acompañar a nuestros estudiantes en un proceso académico vital y clave que determinará su vida profesional-, afrontamos el nuevo curso con un ambicioso proyecto: la preparación del lanzamiento de un nuevo Grado en Derecho y Máster de Derecho Internacional de los Negocios. Desde la innovación, la internacionalidad y con una combinación equilibrada y coordinada de aspectos teóricos y prácticos, ofrecemos a nuestros futuros estudiantes una doble titulación que, en cuatro años, les permita acceder, desde el primer curso, a prácticas profesionales en instituciones, empresas y despachos de máximo prestigio, así como una formación de primer nivel y especializada en el entendimiento y ejecución de las operaciones empresariales internacionales.

El nivel de exigencia y excelencia del Centro de Estudios Garrigues permite que, cada año, nuestras titulaciones ocupen los primeros puestos de los rankings académicos más prestigiosos, posicionándose como programas de referencia que aúnan calidad académica y empleabilidad.

Precisamente, para seguir avanzando en esta línea, seguiremos comprometidos con la atracción del talento mediante becas a la excelencia académica y ayudas, así como su reconocimiento a través de galardones que marquen la diferencia. Buen ejemplo de estos galardones son el Premio Jóvenes Juristas o el nuevo Premio en Recursos Humanos, que otorgan la oportunidad de subrayar la valía de nuestros estudiantes y poner en valor su potencial profesional.

Toda una ambiciosa hoja de ruta que este curso tendrá, también, como objetivo nuestro compromiso social a través de nuestras clínicas jurídicas que establecen una conexión real con el perfil más solidario y responsable de profesores y alumnos, a través de proyectos centrados en el ámbito de personas con discapacidad y su tutela jurídica.

Asimismo, desde el Centro de Estudios Garrigues seguiremos impulsando nuestra fuerte proyección institucional, mediante la organización de seminarios, la firma de convenios con otras entidades o la celebración del Congreso Nacional de Estudiantes de Derecho.

En definitiva, comenzamos un nuevo curso en el que seguiremos trabajando con toda la ilusión puesta en el presente y el futuro de nuestros alumnos: ellos son nuestra razón de ser y quienes están llamados a marcar la diferencia en este cambiante y, al mismo tiempo, apasionante mundo laboral al que se enfrentarán.

Elaborado por Mercedes de Prada, directora académica del Centro de Estudios Garrigues

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.