Distribución

Ikea pide "igualdad fiscal" en la UE mientras está siendo investigada por privilegios fiscales en Holanda

  • "Ikea España se mantiene en la senda del crecimiento"
  • Brodin: "Los principios fiscales deben ser iguales en toda la UE"
Foto de archivo

Ikea España alcanzó una facturación al cierre del ejercicio fiscal 2018 de 1.497 millones de euros, lo que supone un 2,1% más que el año anterior. Esta tendencia alcista, según la compañía, se ha trasladado a la plantilla, con la creación de 596 nuevos puestos de trabajo, hasta alcanzar un total de 9.272 empleados. Además, Jesper Brodin, presidente y consejero delegado, ha pedido una armonización fiscal en la UE a pesar de la investigación abierta por la Comisión Europea sobre sus supuestos privilegios fiscales en los Países Bajos.

Petra Axdorff, designada recientemente consejera delegada de la filial, ha destacado que "Ikea España se mantiene en la senda del crecimiento en un año que ha sido clave para el negocio y su transformación". Axdorff ha insistido así en esta línea en la apertura de una nueva tienda urbana en el centro de Madrid. "Apostamos por nuevos formatos para estar más cerca de nuestros clientes, y mejoramos nuestros servicios de transporte, instalación y montaje para ser cada vez más ágiles y asequibles", ha explicado Axdorff.

Durante este año Ikea ha abierto alrededor de 25 nuevos puntos de recogida de mercancías en provincias en las que hasta el momento no tenía presencia, estando prevista la apertura de otros 10 más. Además, Ondara, Torrevieja, Gijón, Algeciras y Sevilla han protagonizado ya las primeras aperturas de centros 'Ikea Diseña' donde los clientes pueden diseñar, planificar y asesorarse sobre proyectos completos de interiorismo, así como gestionar la contratación de servicios o la compra online.

Abre 14 almacenes nuevos para responder a la demanda de su canal online

Durante la presentación en Madrid de los resultados de Ingka Group, la empresa que gestiona 367 tiendas en 30 países, su consejero delegado mundial, Jesper Brodin, ha anunciado que las ventas de la firma han ascendido a 34.800 millones de euros en el último ejercicio, lo que supone un 4,7% más que el año anterior, una vez descontado el impacto de las divisas y en cifras comparables.

Brodin ha explicado que "Ikea ha abierto 14 almacenes para apoyar el comercio online". Al cierre del último ejercicio, las ventas a través de Internet experimentaron un crecimiento del 50%, hasta alcanzar el 8% de la facturación global. El consejero delegado de Ingka Group ha manifestado que el gran reto a partir de ahora es "mejorar los tiempos de entrega y los costes logísticos".

Brodin insistió asimismo en la necesidad de integrar las ventas físicas y online. "Estamos facilitando a nuestros clientes nuevos y existentes el acceso a Ikea cuando y donde quieran. Sabemos que el 80% de los consumidores comienzan sus compras online y, al mismo tiempo, sabemos que nuestras tiendas tienen un importante papel en su experiencia con nosotros, como fuente de inspiración además para la decoración del hogar", concluyó el consejero delegado.

Fiscalidad de Ikea

Respecto a las dudas fiscales que siempre surgen en torno a las cuentas de Ikea y otras multinacionales, la respuesta ha sido contundente: "Los principios fiscales tienen que ser igual en todos los países en la Unión Europea y para todos los negocios; tiene que haber igualdad de condiciones", ha destacado Jesper Brodin, el presidente y consejero delegado de Ingka Group, la empresa del grupo Ikea que opera 367 tiendas en 30 mercados distintos bajo un acuerdo de franquicia con Inter Ikea Systems, otra de las compañías del conglomerado con sede en Holanda.

Brodin ha respondido así en un encuentro con los medios de comunicación tras ser preguntado por la investigación abierta por la Comisión Europea sobre sus supuestos privilegios fiscales en los Países Bajos. Bruselas investiga, en concreto, la estructura societaria que permitiría a la multinacional sueca reducir significativamente el pago de impuestos. El Ejecutivo comunitario está estudiando, en concreto, dos trajes fiscales a medida que Holanda habría ofrecido al grupo y con los que, según un informe del grupo Los Verdes del Parlamento europeo, se habría ahorrado alrededor de mil millones de euros.

Aunque ha evitado dar detalles sobre el rumbo de la investigación, Brodin ha recordado, no obstante, que "la tecnología está cambiando de forma muy rápida y la ambición de la Unión Europea es armonizar la legislación".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado