Distribución

China, primer consumidor del porcino español

Imagen: Getty.

Seis de los principales países importadores de esta industria a escala mundial son del continente asiático. China es el primero, pero le siguen Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Filipinas y Vietnam.

La vocación internacional de las empresas españolas del porcino de capa blanca ha servido para que esta industria haya fortalecido sus exportaciones durante los años más duros de la crisis en nuestra economía. Tanto es así que, entre 2008 y 2016, las ventas internacionales de este sector han crecido un 68% en volumen, superando los dos millones de toneladas, y un 84,52% en valor, hasta los 4.500 millones de euros.

Unas mejoras en las que el continente asiático ha tenido mucho que ver. Los datos de Interporc (Interprofesional del Porcino de Capa Blanca) revelan que en la lista de los doce países que más importan a esta industria, la mitad, seis de ellos, son asiáticos. De menos a más, los grandes compradores de porcino de capa blanca español de aquel continente son Vietnam, Filipinas, Hong Kong, Corea del Sur, Japón y China.

De hecho, China ha conseguido ser en 2016 el primer país que más productos de esta industria nos importa fuera de la Unión Europea. Las cifras de Interporc sostienen que el gigante asiático pasó de comprar 209 toneladas por valor de 327 millones de euros en 2015 a 419 toneladas por valor de 665 millones de euros en 2016. Eso hace que China se quede con el 19,8% del total de las exportaciones del porcino español de capa blanca, es decir, que uno de cada cinco kilos de esta industria acaba en aquel mercado.

Además del tirón chino, sus países vecinos también hacen presagiar buenos tiempos para el porcino español en aquel continente. "La economía mundial pendula hacia Asia, por la apertura de algunos de sus mercados y por la aparición de más personas de clase media. Asia es una de las zonas más interesantes de cara al presente y al futuro del comercio", explica Alberto Herranz, director de la Interprofesional.

Pese al tirón asiático desde la Interprofesional también matizan que la Unión Europea sigue siendo nuestro principal mercado. Y es que si seis países de aquella lista son asiáticos, los otros seis son comunitarios: Reino Unido, Alemania, Polonia, Portugal, Italia y Francia. De todos ellos, Francia se mantiene como nuestro primer mercado en facturación, con 759 millones de euros, y el 22,6% del total de las exportaciones de este sector.

La oportunidad de México y Colombia

Un sector que además de en Asia y Europa, ve opciones de crecimiento en América Latina, para los próximos años, y más concretamente en los mercados de México y Colombia, donde también crece la clase media y con ella el poder adquisitivo de la población.

"La incorporación de la proteína animal en las dietas aumenta en algunas economías de todo el mundo que, probablemente, van a tener que importar para dar cobertura a esa demanda", matiza Herranz. Demandas que, sin embargo, no son iguales. De ahí que a su juicio la internacionalización de esta industria no sólo pase por la diversidad de mercados sino de productos.

Actualmente, el 78% de la facturación exterior del sector porcino español proviene de la venta de carnes frescas, refrigeradas o congeladas y despojos. Le siguen los jamones y paletas curados, con el 9,3% y los embutidos con el 8,2%. Por su parte, el tocino supone el 3,2% y el resto de productos el 1,5%. "El sector porcino ha evolucionado y está construyendo un sector fuerte que pueda abastecer la demanda a nivel internacional", asegura Herranz.

Para este año, las previsiones del director de Interporc pasan porque las exportaciones de esta industria sigan al alza y lleguen hasta los 5.000 millones de euros. Si se consigue esa cifra se traduciría en un éxito para esta industria. Éxito que según Herranz se debe a la confluencia de distintos factores, entre los que destaca "la unidad del sector; un modelo de producción sostenible y seguro; la especialización y profesionalización en todas las áreas de la cadena de valor; y la visión global que nos ha llevado a producir pensando en el mundo como un solo mercado".

En este sentido, el directivo recuerda el trabajo que realizan en beneficio del desarrollo del sector las organizaciones y asociaciones que conforman Interporc, como el plan de promoción internacional, con acciones en los principales países-destino a nivel mundial por su volumen de importaciones, la evolución de su crecimiento de compras internacionales o su interés estratégico para algunos productos.

Así, en 2017 se van a desarrollar, según Herranz, iniciativas en China, Japón, Corea del Sur, Filipinas, Taiwán, México, Francia, Alemania o Reino Unido, entre otros. "Con estas acciones la Interprofesional contribuye a conseguir una mayor presencia de nuestras empresas en el exterior, difundiendo la calidad de la carne y derivados del cerdo de capa blanca español, sus cualidades nutricionales y saludables y su variedad, así como incidiendo en aspectos como la sostenibilidad del exigente sistema de producción español, su respeto por el bienestar animal, su alto grado de innovación o su capacidad de abastecimiento".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado