Desastres naturales

Los accidentes laborales provocaron la muerte de 82 personas en Cataluña

Barcelona, 15 abr (EFE).- La precariedad laboral y la falta de prevención están detrás de la mayoría de los accidentes de trabajo que se producen en Cataluña, donde el año pasado murieron 82 trabajadores, 22 de ellos 'in itinere', y se registraron 94.695 accidentes con baja, un 3,82 % más, según ha denunciado UGT.

El sindicato ha presentado este lunes un estudio sobre la sinestralidad laboral en Cataluña que revela un nuevo repunte de estos accidentes, como ocurre de manera continuada desde 2013, con un total de 242.083 siniestros en 2018, un 1,66 % más que en 2017.

De estos 242.083, 94.695 fueron accidentes de trabajo con baja, un 3,82 % más, y 127.735 no requirieron de baja, un 0,48 % más, mientras que destaca el incremento en un 5,92 % de los siniestros que ocurren al ir o volver del trabajo, conocidos como 'in itinere'.

Así, 2018 se cerró con 19.653 accidentes 'in itinere' en Cataluña frente a los 18.554 de un año antes.

Los 60 accidentes mortales registrados en los puestos de trabajo suponen un 11,11 % más que los de 2017, mientras que los calificados como graves fueron 511, un 3,95 % menos; y los leves, 94.124, un 3,78 % más.

En los dos primeros meses de este 2019, han perdido ya la vida en accidentes de trabajo un total de cuatro personas, dos del sector servicios y dos de la construcción.

A juicio de UGT, los datos sobre la sinestralidad laboral, que proceden de la Generalitat, demuestran que la tendencia al alza tiene una vinculación directa con la precariedad y el deterioro del sistema de prevención en las empresas que trajo la crisis económica y las reformas laborales.

"La precariedad laboral mata y enferma a los trabajadores. Esto debe cambiar. Este año ha sido dramático. Es inacceptable", ha asegurado la secretaria de Política Sindical de la UGT de Cataluña, Núria Gilgado, que ha subrayado que en Europa no existe como en España una relación directa entre afiliación a la Seguridad Social y accidentabilidad.

Gilgado ha denunciado además que los números "reflejan solo una pequeña parte de la realidad del mundo laboral ya que algunas empresas eluden el reconocimiento y la declaración de los accidentes de trabajo y desvían al sistema público de salud los daños causados por el trabajo".

Este sindicato relaciona el incremento de la siniestralidad con la irrupción y cada vez mayor presencia de trabajos vinculados a las nuevas tecnologías y el mundo digital como los repartidores a domicilio y alerta de que aumentan en general los riesgos psicosociales por trabajos con más estrés y en los que "no se puede desconectar".

"Es el nuevo feudalismo digital que contribuye aún más a la precariedad laboral y a la exposición a riesgos y accidentes", ha aseverado Gilgado.

De las 60 personas fallecidas el año pasado en sus puestos de trabajo, 34 residían en la provincia de Barcelona, 6 en la de Lleida, 7 en la de Tarragona y 13 en la de Girona.

Por sectores, la gran mayoría de los accidentes con baja se dieron en el sector servicios -que concentra también mayor número de trabajadores-, al registrar 61.292 siniestros, un 2,93 % más; mientras que en la industria se contabilizaron 21.105, un 2,93 % más; en la construcción, 10.414, un 9,61 % más; y en la agricultura, 1.884, - 3,24 %.

El informe de UGT también denuncia la falta de detección de las enfermedades profesionales y pide que se dote con más personal a Inspección de Trabajo para combatir estas prácticas así como para sancionar a las empresas que ni siquiera elaboran planes de prevención.

Desde una perspectiva de género, 28.570 mujeres sufrieron un accidente laboral con baja en 2018, un 1,25 % más, frente a 66.125 hombres, un 4,97 % más.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint