Desarrollo sostenible

Alstom pone a prueba la mayor turbina eólica marina

El aerogenerador Haliade 150 tiene una potencia de 6 MW. Foto:Alstom

La turbina de energía eólica marina más grande del mundo comienza a producir sus primeros kilovatios. Ubicado en Carnet (Francia), el aerogenerador Haliade 150 de Alstom, con una potencia unitaria de 6 MW y un rotor de 150 metros, se dispone a aprobar los exámenes de certificación que se realizarán en tierra firme durante un periodo aproximado de un año.

Este lugar, situado en las orillas del estuario de Saint-Nazaire, fue elegido por sus particulares características geológicas, muy similares a las del entorno submarino para el que ha sido diseñado este aerogenerador. Por esos motivos, a finales de este año, Alstom colocará una segunda turbina en el Mar del Norte, frente a la costa belga, para continuar con una segunda campaña de pruebas. "La diferencia de nuestra turbina es que nosotros apostamos directamente por un modelo creado para el mar desde su inicio, en lugar de realizar adaptaciones de modelos terrestres", explica Frederic Hendrick, vicepresidente de Offshore Wind de Alstom.

Creación de empleo en Francia

Los primeros 240 aerogeneradores Haliade 150, que están compuestos en su mayoría por tecnología española, serán instalados a partir de 2016 en tres parques eólicos galos del Atlántico Norte. Para su fabricación, Alstom creará cuatro fábricas en Francia, además de un centro de ingeniería e I + D, en total, un plan industrial que prevé la creación de 7.500 empleos entre directos e indirectos.

Con un crecimiento del 32 por ciento, el Offshore es el sector más atractivo dentro de la tecnología eólica, por eso Alstom, en su intención de marcar un mayor énfasis en las energías renovables, fija entre sus objetivos el rumbo hacia Reino Unido y el desarrollo de aerogeneradores más potentes.

"La evolución de la tecnología eólica terrestre ha sido rapidísima, de hecho en diez años ya es totalmente competitiva. La eólica offshore va a hacer lo mismo, no tengo ninguna duda", asegura Jordi Puigcorbe, vicepresidente de innovación de la compañía, que espera que en cinco años el coste de la eólica baje hasta encontrarse en cantidades similares a las que ronda ahora la eólica terrestre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum