Deporte y Negocio

El Corte Inglés venderá entradas de LaLiga con un revolucionario método 3D

  • Incluye un programa que diseña cómo se verían los partidos en las localidades
  • Lo hará en sus tiendas físicas, por telefóno y también en venta online
  • Getafe, Elche, Albacete y Nàstic, los primeros, aunque habrá más
Foto: Getty.

El Corte Inglés participará en la venta de entradas de los clubes de LaLiga (Primera y Segunda) formando parte de la red de ticketing de la competición. De esta manera, la firma y la patronal del fútbol dan un paso más en la relación comercial, de patrocinio y estratégica que mantienen desde 2017 y que, como mínimo, se dará hasta 2021.

Por el momento son cuatro clubes los que habilitarán la venta de entradas por El Corte Inglés: Getafe, Albacete, Elche y Nàstic. Sin embargo, tanto la empresa como LaLiga aseguran que en los próximos meses habrá más clubes que cuenten con esta nueva vía de compra de boletos.

Este acuerdo supone en la práctica el aumento en más de 600 puntos el número de lugares en los que se pueda comprar entradas de forma presencial. Esto se podrá hacer en los centros comerciales de El Corte Inglés, así como en sus delegaciones de Viajes. También se habilitarán estos procesos en la web de la firma y en su servicio telefónico de atención al cliente.

Para proceder a esta compra, los clientes tendrán una novedad que les ayudará mucho en el proceso de selección de entradas: la previsualización, mediante el uso de la tecnología 3D, de la vista que tendrán los aficionados del evento en cuestión. La información sobre la perspectiva del asiento, en definitiva, para ayudar a la selección de las localidades.

Este paso para la venta de entradas se da en una materia que, según LaLiga, es "una de las actividades más demandadas por los clientes".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.