Deporte y Negocio

De la gloria al infierno: cómo una lesión apartó a Cousins del contrato de su vida

  • Las lesiones le privaron de cobrar el máximo (133 millones) a tener contratos a la baja
  • Su desgraciado historial de lesiones graves ha devaluado un potencial espléndido
  • Ahora, Cousins está sin equipo y recuperándose de una grave lesión de rodilla
DeMarcus Cousins. Imagen: Getty

El 26 de enero de 2018, DeMarcus Cousins se rompió el tendón de Aquiles de su pie izquierdo en los últimos segundos del partido entre New Orleans Pelicans y Houston Rockets. Hasta ese momento, el pivot de 2,11 metros nacido en Alabama estaba considerado como uno de los jugadores con mayor talento de la NBA y, posiblemente, de la última década.

Cousins estaba en el mejor momento de su carrera, promediando 25,2 puntos, 12,9 rebotes, 5,4 asistencias, 1,6 robos y 1,6 tapones por encuentro y siendo seleccionado en sus dos últimas temporadas en el segundo mejor quinteto de la NBA. Nunca es buen momento para lesionarse, pero en su caso la frase cobra aún más sentido.

A su buen estado deportivo hay que añadir que Cousins estaba a punto de firmar el contrato de su vida. El pivot terminaba contrato con los Pelicans, cobrando 18 millones en ese último año, y rechazó una player option de 30 millones para salir al mercado con un contrato máximo que podría superar los 133 millones de dólares en cuatro temporadas.

Tras la lesión, DeMarcus Cousins entró en un cúmulo de desgracias y su carrera desembocó progresivamente en barrena. En el verano de 2018, el todavía jugador de los Pelicans fichó por Golden State Warriors, el equipo del momento que había ganado tres de los últimos cuatro anillos y había demostrado ser una de las mejores franquicias de la historia moderna.

Del máximo a contratos a la baja

Cousins se convirtió en agente libre al término de esa temporada y en cuanto se supo que apenas tenía ofertas muy suculentas en lo económico, prefirió perder unos pocos millones y fichar por los Warriors, dejando escapar más dinero para optar al tan ansiado anillo con el equipo que partía por aquel entonces con más opciones de ganarlo. El pivot, todavía en fase de recuperación, llegó a La Bahía con un contrato de 5,3 millones en un año. Nada que ver con los 33,25 de media que pudo ganar antes de su lesión.

Después de una temporada sin pena ni gloria, y con otra lesión de por medio en el cuádriceps, los Warriors decidieron no apostar por su continuidad y Cousins, ante la escasa oportunidad de mercado, cambió de agente para buscar un nuevo desafío en su carrera. Finalmente optó a ello y fichó por Los Ángeles Lakers para la presente temporada, la 2019-2020, en un contrato mínimo de tan solo 3,5 millones.

Pero Cousins volvió a caer en desgracia y un mes después de fichar por el equipo de LeBron James se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, lo que le ha dejado sin jugar casi toda la temporada con los angelinos. Hace unos días, los Lakers le cortaron para aprovechar su plaza e incorporar a Markieff Morris, aunque esto no significa que no vuelva a vestir la camiseta 'laker' siempre y cuando se recupere por completo de sus lesiones.

Tres graves lesiones en año y medio

Ahora, Cousins está sin equipo y en plena recuperación del ligamento cruzado de su rodilla, aunque es bastante probable que todavía no se haya recuperado de su lesión previa en el Aquiles. Y es que según un estudio de la NBA realizado entre 1988 y 2013, siete de dieciocho jugadores que sufrieron una lesión en dicho tendón nunca volvieron a jugar, mientras que los 11 restantes regresaron, pero con una disminución de porcentajes anotadores y de sus minutos en pista.

Un historial que no beneficia a un jugador que estaba en disposición de ser uno de los mejores de la NBA. Mientras que hay jugadores que están tocados por una varita, otros están perseguidos por una nube negra, con tres lesiones graves (tendón de Aquiles, cuádriceps y rodilla) en tan solo año y medio. Así será difícil que Cousins, no vuelva a ser el de antes, sino que vuelva a sentirse jugador de baloncesto.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
josemor
A Favor
En Contra

Eso es el deporte profesional, arriesgó y salió cruz.

Es un jugadorazo.

Puntuación 2
#1